Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
28 JUNIO 2017
Búsqueda en los contenidos de la web

>Entrevista a Valentí Puig

`Cataluña no es la del 34, hay que milimitrar la respuesta`

P.D.

El escritor Valentí Puig valora para paginasdigital.es el anuncio de un referéndum en Cataluña el próximo 1 de octubre. Está convencido de que lo que hay por delante no es una secesión sino unas elecciones autonómicas.

El viernes pasado Puigdemont anunció fecha y pregunta del referéndum para la secesión. Hay quien lo ha comparado con el anuncio que Companys hace en octubre del 34. ¿Son más las diferencias o las similitudes?

Lo que Puigdemont ofició el pasado viernes fue un brindis al sol, una declaración política –mendaz y manipuladora de la realidad de Cataluña– que, siendo inquietante y a la vez grotesca, jurídicamente no tiene valor ejecutivo. La respuesta jurídica del Estado se activará en el momento en que el anuncio de convocatoria de un referéndum a todas luces ilícito –de sinrazón iliberal– quede reflejado en un documento oficial, lo que constituirá una ilegalidad claramente punible según dicte la ley. Es significativo que tanto representantes de la policía autonómica –los “mossos d’esquadra”– como portavoces del funcionariado en general estén advirtiendo que no secundarán ninguna ilegalidad. En el caso de octubre de 1934, Companys proclamó el Estado Catalán y así se lo hizo saber al Capitán General, conminándole a ponerse a sus órdenes. Entonces hubo barricadas, actuación de grupos paramilitares independentistas y el ejército tuvo que proclamar el estado de guerra. Total: cuarenta y seis muertos. Companys y sus adláteres fueron condenados por rebelión militar. En el caso actual, el panorama más a mano no es el de una declaración unilateral de independencia sino el de elecciones autonómicas anticipadas, por lo que la escenificación del viernes va a constatarse como una farsa, un desprecio al pluralismo y un gesto de subversión institucional pero, en el fondo, el secesionismo sabe que el referéndum no tendrá lugar. De hecho la legislatura que han gestionado –es un decir– Junts pel Sí y los antisistema de la CUP ha expirado hace ya tiempo. Ahora de lo que se trata es de estar bien situado en la línea de salida para unas elecciones autonómicas que se querrá disfrazar de plebiscitarias. Evidentemente, por ahora toda irresponsabilidad vale.

Según las encuestas hay una mayoría de catalanes que no quieren un referéndum unilateral. ¿Cómo debería moverse a partir de este momento para hacer cumplir la ley y no generar más adeptos a la causa independentista?

>Entrevista a Valentí Puig

'Cataluña no es la del 34, hay que milimitrar la respuesta'

P.D. | 0 comentarios valoración: 3  74 votos

Demos gracias nosotros a los Echevarría

F.H.

Ana Echevarría, la hermana del héroe del puente de Londres, sale de un juzgado donde le acaban de comunicar cómo murió su hermano. Han hecho falta cuatro días para que se le informara oficialmente. Por la tarde, por fin la familia ha podido ver el cadáver de Ignacio. Pero solo a través de un cristal. Y todavía harán falta algunos días más para que vuelva a España. Y de la boca de Ana no salen más que agradecimientos. A los amigos, a las autoridades británicas a las que todo el mundo critica, a las autoridades españolas. Sin quejas, sin intentar echar la culpa a nadie, sin resentimiento. Así lleva toda la familia casi una semana. Por una vez los periodistas hemos sido discretos, hemos esperado a que quisieran hablar. Porque cuando aparece lo sorprendente hasta los periodistas sabemos callar. Lo sorprendente es que Ana ha dicho que “algo muy triste, muy duro se está convirtiendo en algo muy bonito y muy grandioso”.

“Pero, Dios mío, ¿quién es esta gente?”, nos preguntamos todos. Porque delante de un micrófono siempre hay lamentos: contra la policía, contra los políticos, contra los recortes, contra los pájaros que cantan demasiado pronto o demasiado tarde, contra la vida, contra el destino... Y esta familia, destrozada por el dolor, no hace más que dar las gracias. Ignacio dio la vida por salvar a una mujer que estaba siendo agredida, y su familia prolonga su extraño modo de vivir y de perder a un ser querido, su extraña manera de usar la razón. Y nosotros, siempre quejosos, siempre queriendo preservar como nuestro cada minuto de vida, por una vez callamos, por una vez reconocemos que ante el desgarro de la muerte, ante el último precipicio, no solo hay un abismo, que también se puede no-estar-cabreado por el que se va y por el que se queda. Demos las gracias nosotros a los Echevarría porque, de pronto, hemos visto cómo queremos vivir y cómo queremos morir.

Demos gracias nosotros a los Echevarría

F.H. | 0 comentarios valoración: 3  125 votos

Gratitud a un socialista

José Luis Restán

A veces la grandeza no equivale a la victoria, sino que obtiene como recompensa amarga el ostracismo de propios y ajenos. El todavía presidente de la Gestora del PSOE, Javier Fernández, se vuelve a Asturias para cerrar no sólo un ciclo, sino toda una vida de servicio público. Quizás no sea sólo él quien inicia ahora una amarga despedida. Tras el golpe del 1 de octubre en Ferraz, con el que el Comité Federal trató de impedir in extremis que descarrilase el PSOE que inventó Felipe González, los barones socialistas encargaron al líder asturiano la ingrata tarea de conducir al partido hasta las primarias. Los libros de historia analizarán la debacle de un partido que se ha revuelto contra su propia tradición y contra sus líderes para aupar de nuevo a un secretario general que le ha conducido a sus peores derrotas y, lo que es peor, al extravío de su propia identidad como partido reformista de centro-izquierda, protagonista indispensable de la Transición.

Javier Fernández ha presidido esta semana la última reunión de la Gestora y lo ha hecho con la concisión y austeridad que siempre han caracterizado su figura. No ha perdido demasiado tiempo en la defensa de su propio trabajo, bien sabe hasta qué punto eso resultaría ya inútil, pero tampoco ha buscado un lugar bajo el nuevo sol, como se han apresurado a hacer muchos de los que le encargaron pilotar la nave en medio de la tormenta. Fernández no necesita mucha argumentación para exhibir su pedigrí de izquierda. Nació en Mieres en el seno de una familia de larga tradición socialista, estudió Ingeniería de Minas y se afilió al PSOE en 1985. Desde entonces ha servido a su partido, a Asturias y a España, desde una identidad socialista transparente que nunca le ha empujado al sectarismo ni a la trinchera.

Todo esto lo sabían sus compañeros, y hasta hace poco amigos. Para buena parte de ellos el reproche principal no radica en haber participado en el golpe que descabalgó a Sánchez y haber asumido la dirección de la Gestora, sino en haberse atrevido a argumentar en voz alta que el PSOE no podía buscar alianzas con la extrema izquierda, con el populismo y con los nacionalistas. En un tiempo en que la aversión a la derecha se había convertido en una suerte de dogma en las filas de la izquierda, Fernández tuvo una osadía verdaderamente notable: afirmó que, a pesar de los casos de corrupción, no se puede demonizar a un partido que ha recabado el apoyo de ocho millones de españoles en las últimas elecciones, y que con el PSOE articula la base de nuestro sistema democrático. No ha habido otro líder socialista en ejercicio que haya formulado de forma tan clara la necesidad de un pacto constitucionalista frente a la tentación de un frente de izquierdas con los nacionalistas, algo que para Fernández constituiría algo más que un error histórico, significaría el final del partido que él ha conocido y que tanto ha servido (con todas sus limitaciones y fracasos) a la reconciliación y el progreso de los españoles.

Gratitud a un socialista

José Luis Restán | 0 comentarios valoración: 3  113 votos
>Entrevista a Víctor Pérez Díaz

'Tenemos un déficit cívico crónico desde hace mucho tiempo'

Fernando de Haro

El sociólogo Víctor Pérez Díaz acaba de publicar hace unas semanas, “La voz de la sociedad ante la crisis”, una radiografía del momento que vive España. Hablamos con él de sus conclusiones.

Una de las conclusiones del libro es que existe convergencia entre los que se sienten más cercanos al liberalismo y a la socialdemocracia en una zona de moderación. ¿Es esa la sensibilidad de la mayoría de los españoles?

Yo más que convergencia diría que hay un terreno híbrido en el que se puede conversar, escucharse unos a otros, rectificar, cambiar posiciones. Se puede estar en un terreno en gran parte compartido, con diferencias de opinión continuas. No es la congruencia a la que llamamos consenso, en sentido estricto, sino una conversación que puede ser explorada. Unas veces se va en una dirección, y a la vista de los resultados, los adversarios se convencen de que la cosa ha ido bien, o bien sale todo fatal y hay una rectificación. Es un terreno de encuentros y desencuentros, con algunas reglas prácticas de convivencia. Hay un terreno común desde el punto de vista económico y social: la economía de mercado, regulada más o menos, con un sistema de bienestar amplio y más o menos complejo. Ese es un terreno de encuentro que está avalado por tres o cuatro generaciones que funciona funcionando bien ciertos países y regular en otros. En torno a esa idea, está un 60-70% de país. Si bien a la expectativa de experiencias diversas.

Eso significa una gran mayoría y apunta a que la imagen de polarización del país es un poco espejismo.

No es espejismo. Es un melodrama, en parte construido a partir de unas ciertas malquerencias que existen dentro del mundo mediático y político, y de los expertos a su servicio, que muchas veces exageran la intensidad de los sentimientos y la rigidez de las ideas. Lo hacen en parte porque hay una deriva hacia el dramatismo y también porque se dejan llevar poco del espíritu cainita: porque imaginan que la política es un mundo de amigos-enemigos. Por eso hay esa tendencia a buscar culpables y a hacer descargar el rayo celestial o infernal sobre algunos culpables a los que hay que castigar. Entonces, esa es una forma muy simple de resolver problemas complicados.

Es interesante que esto de la polarización sea algo artificial.

Relativamente artificial. Siempre hay segmentos intensamente polarizados en un sentido u otro pero en general no existe esa polarización. Por ejemplo en Estados Unidos, donde parece que todo está muy radicalizado, hay un 70-80% del país que no está tan polarizado.

Otra conclusión interesante es que en el imaginario de los españoles la referencia es la comunidad política española. ¿Eso significa que hay menos identificación con Europa o con las Comunidades Autónomas?

>Entrevista a Víctor Pérez Díaz

'Tenemos un déficit cívico crónico desde hace mucho tiempo'

Fernando de Haro | 0 comentarios valoración: 3  146 votos
>Entrevista a Daniel Innerarity

'Se vota más en contra que a favor'

Juan Carlos Hernández

La victoria de Pedro Sánchez en las primarias del PSOE expresa un voto contra el sistema establecido. Existe un deseo de cambio que en muchas ocasiones se expresa de un modo confuso. Conversamos con Daniel Innerarity sobre populismos y ciertos cambios de paradigmas en la política actual.

Muchos afirman que estamos en un momento de crisis. ¿Es suficiente esgrimir solamente razones económicas para explicarla?

La crisis económica ha actuado como elemento que precipita un estado de cosas en franca decadencia: rigidez constitucional, fatiga de las instituciones, cambio generacional… pero no se ha inventado nada que no estuviera latiendo en un malestar de fondo que explica más lo que nos pasa que la agitación de la superficie.

Usted señala que los populismos son un síntoma y que no tendrían éxito “si no hubiera sociedades dispuestas a darles crédito”. ¿Por qué habla de síntoma?

Hay muchos factores que son síntoma de cosas que pasan y no tanto estrategias deliberadas de los agentes políticos. Está claro que hay mucha gente que se siente desprotegida, con mayor o menor razón, en tanto que trabajador o en tanto que alguien identificado con una pertenencia nacional. Los espacios abiertos del mercado y de la globalización ofrecen enormes posibilidades pero también provocan miedo y un malestar difuso del que parasitan los populistas. Hay que ofrecer mejores remedios que estos para tratar una serie de problemas que son reales, especialmente en materia de protección social, sabiendo que la promesa de proteger como lo hacía el viejo estado nacional (en clave nacional para la derecha y en clave social para la izquierda) ya no es factible. Estamos obligados a proteger en entornos abiertos y para eso aún carecemos de conceptos y estrategias creíbles.

Es evidente que ciertas cosas en los partidos tradicionales no han funcionado correctamente pero ¿cómo es posible que tanta gente, entre ellos muchos jóvenes, den crédito al discurso populista?

En nuestras democracias se vota más en contra que a favor, por descarte, y entiendo que para una nueva generación (que por cierto no ve en peligro la democracia) sea sugestivo probar algo nuevo. Además, ese voto es más expresivo que constructivo; tiene una función de comunicar un malestar más que de proponer algo concreto para mejorar el estado de cosas que se considera intolerable.

Al mismo tiempo, parece que movimientos como el 15M son un desafío que hay que .afrontar ¿Qué parte de la indignación debe ser tenida en consideración o es estimable por usar sus palabras?

Conviene no olvidar que el 15M fue un estallido de rabia, que cumplió su función, pero ahora nos encontramos en otra fase política en la que se trata no tanto de impugnar y denunciar sino de construir alternativas viables. Por ahí van a ir nuestras futuras controversias. Se trata de evitar que aquella protesta quede en un grito improductivo y se traduzca en una fuerza que modifique nuestras sociedades y mejore la democracia.

Usted afirma en su libro La política en tiempos de indignación que “el gran desafío de nuestras sociedades democráticas es no dejar tranquilos a sus representantes sin destruir el espacio público ni despolitizarlo […] Corremos el riesgo de someter a la política a la inmediatez”. ¿Dónde debe de estar el equilibrio?

>Entrevista a Daniel Innerarity

'Se vota más en contra que a favor'

Juan Carlos Hernández | 0 comentarios valoración: 3  145 votos

Sánchez avisa: urge tender puentes

Fernando de Haro

Sánchez no ha ganado las primarias del PSOE, ha arrasado. Contra todos los medios tradicionales (apoyado por la guerra de guerrillas en redes sociales y por internet), contra los poderes económicos (apoyado con las herramientas de la sociedad líquida y por esa Sexta que concibieron líderes populares para pescar en el río revuelto de la polarización).

Susana Díaz ha sido, en efecto, la candidata-Cruzcampo, incapaz de cruzar Despeñaperros, espejismo de una Andalucía que es tradicional en su socialismo. Candidata del sur, a la que le ha faltado conocimiento real de dónde está su partido, contacto con esa izquierda urbana y postmoderna que está en otra clave. Su falta de discurso y de trabajo han hecho lo demás. Con la derrota de Susana Díaz ha sido archivado el PSOE de los 80, de los 90, también el PSOE de Zapatero, que esto va muy rápido, que ya no queda nada del pasado, del remoto y del reciente. El apoyo de la vieja guardia más que beneficiar a Susana le ha perjudicado. Pedro Sánchez ha sabido conectar con los militantes más jóvenes, y ha tenido un formidable jefe de campaña: Rajoy y los casos de corrupción de su partido. Cada nueva revelación de los sumarios sumaba miles de votos. Sánchez sabía que su fuerza era Rajoy. Esperemos que Rajoy no piense que su fuerza es Sánchez, que no piense que el nuevo secretario general puede ser un aliciente para recuperar, por la vía del miedo, los votos que perdió.

No es probable que prospere una moción de censura. Sánchez ha sido muy contradictorio a lo largo de su campaña. Unas veces la ha defendido y otras se ha distanciado de ella. La estabilidad está seguramente garantizada porque el ego de Iglesias y el ego de Sánchez impiden un acuerdo.

Pero en cualquier caso la victoria de Sánchez es un serio aviso. Hay un sector de la población, especialmente joven, que antes se identificaba con los postulados del centro-izquierda y que ahora, indignada por la corrupción, descontenta con la política económica y muy crítica con las instituciones, se radicaliza. Por eso es más necesario que nunca superar la polarización, tender puentes. El miedo trae victorias viejas y pírricas.

Sánchez avisa: urge tender puentes

Fernando de Haro | 0 comentarios valoración: 3  155 votos

Sánchez ha comunicado mejor

Ángel Satué

¿Es lo mismo decir Pedro que decir militancia? Hasta hoy, sí. Ahora Pedro Sánchez tiene la tarea de, siendo aparato, no ser élite. Esa élite percibida, acaso real, contra la que se ha votado el pasado domingo. ¿Será posible?

¿Es suficiente su reelección como secretario general del partido centenario para ganar las próximas elecciones? ¿Qué será necesario para recomponer un PSOE dividido por la mitad? ¿Está más cerca una entente con Podemos, o Pablo y Pedro son dos gallos en un mismo corral? ¿Qué habrá querido decir Sánchez cuando en su discurso de “acción de gracias”, tras ganar, se refirió a Susana Díaz y Patxi López como que “tenían distintas posiciones políticas”?

El pasado sábado Pedro Sánchez dio un discurso a unos 1.000 militantes socialistas –de compañeros y compañeras– en el Parque de Berlín. Asistí. Escuché con atención. Observé. No vi un partido ganador. Apenas había 1.000 personas cuando se esperaban 5.000. Todos los asistentes eran “afiliados y afiliadas” convencidos. No se agolpaban los madrileños esperanzados y entusiasmados por acariciar la toga del mesías o por escuchar unas palabras de su boca. No vi en los que no eran militantes esa expectación ni esas sonrisas de cuando se busca y se encuentra a un salvador –siempre en términos políticos–. ¿Quién nos salvará de Rajoy y de sus políticas? Nadie lo preguntaba.

Me temo que la militancia va por un lado, el antiguo aparato, incluyendo a González, Bono, Rubalcaba, ZP y Cebrián, por otro, y los simpatizantes socialistas y resto de la ciudadanía, por otro distinto. En Francia, en cambio, parece que Macron es ejemplo de todo lo opuesto. También me temo que Sánchez ha comunicado mejor su condición de víctima propiciatoria del Ibex35, la derecha y, si me apuran, los poderosos de Europa y del mundo, que el saliente aparato.

Sin duda, el reto de Sánchez más acuciante es la unidad interna del partido –“susanista el que no bote”, se escuchaba en Ferraz–, pero no puede hacerse a costa de especular con la unidad de España, esa nación de naciones… culturales (sic).

Ciertamente, aunque la lucha ha sido fratricida y propia de un patio de corrala, durante casi dos años, mediando dos derrotas estrepitosas de Sánchez en elecciones generales –batiendo suelos electorales–, la reaparición de Sánchez en la primera línea de vanguardia debilita la estabilidad parlamentaria a la que aún aspira el PP –presupuestos generales aún sin votar–. Los equilibrios van a ser a costa de cesiones a PNV, PDCat, Coalición Canaria y el otro diputado canario de Nueva Canarias (sobre todo), ¿nos suena esto? Se complican las cosas para Rajoy, que no dejará tiempo a Sánchez para recomponerse, luego, si nuevos casos de corrupción no lo impiden, es más probable que ayer que el presidente disuelva las cámaras. Volvemos a la debilidad del sistema autonómico, que pone el acento en la noción de autonomía y no en la de comunidades.

Sánchez ha comunicado mejor

Ángel Satué | 0 comentarios valoración: 3  152 votos
>Entrevista a Mikel Buesa

'No parece que de las primarias vaya a salir una solución que reconduzca y refuerce el partido'

Juan Carlos Hernández

Entrevistamos a Mikel Buesa acerca de las próximas primarias en el PSOE y la crisis del socialismo, que se debe reinventar o desaparecerá arrumbado por las corrientes revolucionarias de la extrema izquierda según Buesa.

¿Qué valoración hace del debate entre los candidatos a la Secretaría General del Partido Socialista?

Me pareció un debate interesante y deplorable. Interesante porque mostró el escaso nivel intelectual y político de los participantes y deplorable porque permitió constatar la profunda división que atenaza a los socialistas, de manera que no parece que de las primarias vaya a salir una solución que reconduzca y refuerce el partido.

¿Hay riesgo de que el PSOE actual se acabe pareciendo mucho a Podemos?

En mi opinión, en Podemos hay una línea política mejor definida y más clara, de carácter revolucionario, orientada a la destrucción del sistema democrático. Lo del PSOE es un radicalismo sin programa, una definición negativa (por oposición a las realizaciones del PP) de la política que carece de objetivos precisos.

Que Pedro Sánchez llegue con posibilidades de salir elegido, ¿es signo de que la política española se ha polarizado en parte?

Es uno de tantos elementos que señalan no sólo una polarización, sino una fragmentación del electorado y de la representación parlamentaria. Esto último es más problemático que lo primero, pues hace inviable cualquier intento de delimitar un acuerdo político que estabilice el sistema. En realidad la polarización viene de lejos, toda vez que tradicionalmente el voto se ha dividido entre dos partidos relevantes, a derecha e izquierda, que sumaban entre dos tercios y tres cuartos del electorado. Ahora esa suma está sólo un poco por encima del 50% porque el voto se ha fragmentado.

Según las encuestas, Javier Fernández es uno de los políticos mejor valorados. Por otra parte, ¿existe también un amplio espectro que busca la moderación?

Las valoraciones de las encuestas son poco fiables, pues no se ponderan con el nivel de conocimiento que tienen los líderes entre los electores. Por tanto, el caso de Javier Fernández es poco significativo y no señala necesariamente una moderación entre los votantes socialistas. Si tenemos en cuenta que estos últimos son predominantemente personas de cierta edad muy dependientes de las rentas que se transfieren desde el Estado del Bienestar, yo me inclino a pensar que el residuo de voto que le ha quedado al PSOE es más bien conservador con respecto al statu quo. No ideológicamente conservador, pero si sociológicamente conservador y refractario a los cambios en el sistema de transferencia de rentas.

En nuestro entorno, el socialismo sufre también crisis profundas como en el caso de nuestros vecinos franceses. ¿Se tiene que reinventar el socialismo?

El socialismo o se reinventa o desaparecerá arrumbado por las corrientes revolucionarias de la extrema izquierda. Tiene que buscar un discurso que incline hacia la izquierda el sistema democrático-constitucional y a la vez lo preserve frente a las corrientes revolucionarias que tratan de destruirlo.

En un artículo en El Mundo, Nicolás Redondo Terreros afirmaba: “El reto de los socialistas sería convertirnos en los reformadores de la globalización, siendo capaces, con programas posibilistas y pragmáticos, de disminuir sus efectos negativos y hacer comunes los innegables beneficios de una sociedad más global que nunca”. ¿Va en la línea que usted postula?

>Entrevista a Mikel Buesa

'No parece que de las primarias vaya a salir una solución que reconduzca y refuerce el partido'

Juan Carlos Hernández | 0 comentarios valoración: 3  168 votos

El río Sánchez suena

Fernando de Haro

Pedro Sánchez va a ganar las primarias del PSOE este domingo o le va a faltar poco. Susana Díaz va a ganar las primarias este domingo o le va a faltar poco. Fin del pronóstico. La ausencia de ideas en el debate del lunes es la constatación de que el viaje iniciado en el año 2000, cuando Zapatero fue elegido secretario general, ha dejado a los socialistas en el mismo sitio con cinco millones de votos menos. La violencia de la confrontación (“tu problema no soy yo, eres tú, cariño, no mientas”) certifica que el PSOE está divido por el eje y que Susana erró el tiro y pensó que el apoyo del aparato y de la mayoría de los líderes territoriales era suficiente para proporcionarle una victoria clara. Se ha dado cuenta, quizás tarde, de que tenía que desenmascarar a Pedro, remangarse y bajar a la arena.

A Pedro le va a faltar poco o va a ser el secretario general. ¿Cómo hemos llegado aquí? Susana lleva razón cuando dice que Rajoy gobierna no porque el PSOE de la gestora le pusiera la alfombra roja a la Moncloa: Rajoy gobierna porque Pedro perdió dos veces las elecciones y no consiguió apoyos suficientes en una investidura. Un Comité Federal lo mandó a su casa después de haber cosechado varias derrotas. Pero, a pesar de la tozudez de los hechos, Sánchez ha conseguido presentarse como el héroe marginado, como la víctima de un complot. Y lo sorprendente es que una parte muy importante de la militancia, y también de los votantes, le han comprado el relato.

El PSOE, desde que en octubre pusiera en la calle a Sánchez, ha recuperado tres puntos en intención de voto (desde el 17 por ciento al 20 por ciento) y el segundo puesto por delante de Podemos, si hacemos caso al barómetro del CIS. La moderación de la gestora le ha sentado bien. Pero a juzgar por la encuesta de Sigma Dos para El Mundo del domingo pasado, no son solo los militantes radicalizados sino también un poco más de la mitad los votantes (52 por ciento) los que prefieren a Sánchez antes que a Díaz. El sondeo asegura que el PSOE mejoraría su intención de voto notablemente si volviera el expulsado. La encuesta de El Mundo se puede equivocar, pero ya en febrero otro sondeo de GAD apuntaba que los votantes socialistas prefieren antes a Susana Díaz que a Pedro Sánchez. Casi todas las encuestas han dicho lo mismo en los últimos meses.

El río Sánchez suena

Fernando de Haro | 0 comentarios valoración: 3  177 votos
>Entrevista a Lluís Bou, presidente del PuntBCN

'Nos interesa el otro: no necesitamos discursos sino testigos'

P.D.

Del 12 al 14 de mayo se celebra la segunda edición del PuntBCN bajo el lema "El diálogo es la relación con el otro, sea quien sea, sea como sea". Se trata de un evento cultural que pretende fomentar el diálogo y la comunicación entre personas con ideas, creencias, culturas y tradiciones diferentes. Hablamos con su presidente.

En su presentación PuntBCN dice que es un acontecimiento cultural que pone en el corazón de Barcelona un espacio de diálogo y de comunicación de experiencias, creencias y culturas diferentes. ¿Estamos ante un encuentro multicultural? ¿Cuál es su especificidad?

PuntBCN es un lugar de encuentro en el que deseamos abordar abiertamente los retos que desafían a la convivencia. Estamos asistiendo al auge de los populismos, está en duda el proyecto europeo común, no sabemos qué hacer con la crisis de los refugiados, el debate político parece imposible, la radicalización ideológica cristaliza en formas de terrorismo y, entre otras, sufrimos una crisis educativa de fondo. Si atendemos a la situación que estamos viviendo en Europa, y no en menor medida en España, parece que la mayor contribución que se puede hacer al bien común es favorecer y propiciar espacios donde los hombres estén dispuestos a construir con el otro. Un evento como PuntBCN puede ofrecer un testimonio valioso y pertinente, puede dar alguna sugerencia de método para afrontar el momento actual, poniendo de relieve qué sucede cuando se acoge al otro en su diversidad. Si cada vez es más frágil el marco de referencias común, el diálogo se presenta como algo decisivo. Es necesario para descubrir lo que Francisco no se cansa de testimoniar, y que ha vuelto a repetir en su visita histórica a Egipto: “la única alternativa a la barbarie del conflicto es la cultura del encuentro”.

¿Falta diálogo en Cataluña? ¿Qué tipo de diálogo puede ser algo más que un eslogan?

>Entrevista a Lluís Bou, presidente del PuntBCN

'Nos interesa el otro: no necesitamos discursos sino testigos'

P.D. | 0 comentarios valoración: 3  192 votos

Del 12 al 14 de mayo se celebra la segunda edición del PuntBCN bajo el lema "El diálogo es la relación con el otro, sea quien sea, sea como sea". Se trata de un evento cultural que pretende fomentar el diálogo y la comunicación entre personas con ideas, creencias, culturas y tradiciones diferentes. Hablamos con su presidente.

12  | 3  | 4  Siguiente >

>SÍGUENOS EN

El otro es un bien, también en política

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP