Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
4 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Animales nocturnos

Juan Orellana

Si hay una película a la que sienta como un guante la calificación de “thriller psicológico” es esta. El director Tom Ford (Un hombre soltero) adapta libremente Tony and Susan, la novela escrita en 1993 por el neoyorkino Austin Wright (1922-2003). El argumento cuenta la historia de Susan Morrow (Amy Adams), una mujer que tras abandonar a su primer marido, el escritor Edward Sheffield (Jake Gyllenhaal), hace más de veinte años, se casó de nuevo con un alto ejecutivo (Armie Hammer). De repente recibe un paquete con el original de Animales nocturnos, una novela de su ex, dedicada a ella. Se trata de una novela negra ambientada en el Oeste. Aprovechando la ausencia de su marido, de viaje, Susan se sumerge en la narración, y va descubriendo en ella muchas cosas que le remueven por dentro.

La película es un drama moral en el que la protagonista se ve obligada a remover su conciencia al son de una novela que aparentemente no tiene nada que ver con ella. En cierto modo, es como si la novela fuese una sutil venganza de su exmarido por la forma en la que fue tratado por ella. La puesta en escena es indudablemente turbadora. Por un lado la trama principal es fría, recuerda a esas películas nórdicas de personajes solitarios en medio de una opulencia impersonal. La belleza de la protagonista contrasta con su amarga vaciedad. En segundo lugar, la trama que reproduce la novela bebe del género propio del western y del cine negro, y recuerda en momentos a Tarantino, a los Cohen o Tommy Lee Jones. Y por último, diversos flashbacks van relacionando episodios de la novela con situaciones de la vida pasada de Susan. Episodios que ella interpreta como metáforas de su propia relación pretérita con Edward.

Una película desasosegadora, que habla de decisiones incorrectas, de escala de valores equivocada, del dolor de los males cometidos. Pero no es una película con esperanza, sino fatalista y claustrofóbica. Interesante el tratamiento que hace del aborto y curioso el planteamiento que propone de la justicia. Una película potente que pone a Amy Adams en buena posición de cara a los Oscar.

Animales nocturnos

Juan Orellana | 0 comentarios valoración: 2  6 votos

Los exámenes

Juan Orellana

Esta película nos cuenta la historia de Romeo, un médico de casi 50 años, desencantado y adúltero, cuyo único interés ahora es conseguir para su hija Eliza, de 18 años, un futuro mejor. Tras los exámenes finales, la joven irá a estudiar a una prestigiosa escuela en Inglaterra. Pero en la víspera de dichas pruebas, la hija sufre un intento de violación, que naturalmente le descentra de sus exámenes. A partir de ese momento, su padre hará todo lo posible para garantizar el buen resultado de los mismos.

El director rumano Cristian Mungiu (Más allá de las colinas, 4 meses, 3 semanas, 2 días) siempre se ha movido en el terreno de los dramas morales, y lo ha hecho habitualmente desde una deliberada ambigüedad, evitando así un juicio posicionado, y dejando al espectador la última palabra. En el film que nos ocupa se moja un poco más y, aunque no condena a ningún personaje, sí que muestra las consecuencias de actos inmorales. De hecho, la idea que se desprende de Los exámenes es que, una vez que cruzas la barrera de lo inmoral y de “prohibido”, aunque sea movido por un fin noble, ya nada vuelve a ser como antes.

La película es valiosa por los temas que plantea y el tratamiento realista de los mismos. Pero le perjudica un excesivo metraje, desgraciadamente habitual en la filmografía del director y que irremediablemente hace decaer el film en su tramo final. Además la resolución de la trama es demasiado abierta para el gusto de la mayoría de los espectadores. Hay que resaltar las interpretaciones de Adrian Titieni y Maria-Victoria Dragus, que son veraces y eficaces, y la puesta en escena muy esencial y realista.

Los exámenes

Juan Orellana | 0 comentarios valoración: 2  18 votos

La imagen del día

Vista general de un colorido pueblo conocido por los lugareños como Kampung Warna-Warni en Malang, Java Oriental (Indonesia). Fully Handoko (EFE)

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP