Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
28 SEPTIEMBRE 2016

¿OVEJAS O PUEBLO?

Dos elecciones celebradas: diciembre de 2015 y julio de 2016. Dos intentos para una  investidura que no llega a consumarse. El Partido Popular ha subido a 137 escaños y el PSOE sufre un retroceso espectacular a 85 escaños, Podemos toca techo electoral…Pedro Sánchez buscando echar a Rajoy de la vida pública, y Podemos echándose en brazos del nacionalismo. No hay autocrítica, ni en el Partido Popular ni en la izquierda. Ya sabemos las consecuencias políticas y económicas (inestabilidad, frenazo de la actividad económica, la sombra de Bruselas…) y todo eso…Nosotros, como sociedad, acusamos a nuestros políticos. Pero, ¿quién es realmente el responsable?

Que sí: que estamos cansados de mirar los periódicos y ver siempre los casos de corrupción a ambos márgenes del río: la trama Gürtel, la investigación de Rita Barbera por los escándalos en torno a su gestión en el Ayuntamiento de Valencia; los ERE´s de Andalucía; los enchufismos en el Ayuntamiento de Madrid; el “dinero negro” relacionado con Pablo Echenique; los escándalos que afectan a algunos alcaldes y concejales en los municipios en los que ha llegado Podemos… Es el grito de indignación quien se ha apoderado de quienes nos consideramos “la gente de la calle, el pueblo”: ¡Todos son iguales!. ¡Algunos más corruptos que otros!

Está claro que nos encaminamos a terceras elecciones, y resulta que a algunos políticos les enoja que tengamos que votar en Navidad. El hecho de que algunos de ellos –fundamentalmente, en la izquierda- se arroguen el derecho de hablar por el pueblo arroja un hecho preocupante: la ciudadanía española, hoy, por hoy, no es capaz de formar un sujeto político. En efecto, el sectarismo que inunda la vida política, la incapacidad para dialogar con el otro y descubrir que es un bien, la obsesión de la izquierda y de la derecha española por establecer políticas públicas invasivas y paternalistas, el silencio de gran parte del asociacionismo católico en temas que no sean de bioética o sexualidad (probablemente, relacionado con el fenómeno Yunque en los últimos 20 años, ahora en decadencia) y un largo rosario de enfermedades en el funcionamiento de las instituciones son el pretexto para que un número considerable de ciudadanos en estas últimas elecciones (sí, unos 10.400.000; léase bien) hayan decidido abstenerse. Da qué pensar, ¿no?

¿OVEJAS O PUEBLO?

| 0 comentarios valoración: 1  23 votos
>SOCIEDAD: LA POLIS

¿TENER MIEDO O ESPERANZA?

Ha sucedido. Occidente ha sido de nuevo golpeado en pleno corazón con los ataques yihadistas en el centro de París, capital de la cuna de la Ilustración europea. Se consuma el proceso: el nihilismo embrionario de Al-Qaeda se ha transformado en una visión apocalíptica más grande: la del “califato universal” encarnado en el ISIS/Daesh, cuya máxima es destruir a los demás destruyéndose a sí mismos. Es la nada, el mal en su estado puro.

No tienen nada que perder, y los yihadistas lo saben. También las propias mujeres – en plena redada policial en el barrio parisino de Saint Denis- tienen el descaro de salir a “negociar” con los agentes que iban a detenerlos para estallarse en mil pedazos y morir matando…en nombre de Allah. Pero no es Dios ni el autor ni el responsable, sino el tajo del nihilismo que se clava frío en la existencia cotidiana de los hombres. Golpea las certezas,  dejando absolutamente desnuda a una Europa que recalcitrantemente arroja su identidad por los sumideros de los caprichos y las sensaciones.

Los ataques terroristas en la ciudad de París son una de los eslabones del principal acontecimiento histórico del siglo XXI: el auge del terrorismo islamista y su asedio sobre una Europa que tiene la mente de un niño; que se ahoga en su propia autorreferencialidad; que oferta espectáculos y sensaciones erótico-festivas para ahogar nuestras preguntas más acuciantes y desterrar el hecho religioso. Sí. Europa se ha entregado a la orgía de lo inmediato; a los encantamientos sensuales de los cuerpos líquidos; a la homologación indiscriminada por abajo; al populismo. Europa se ha convertido en un Narciso que no pasa del cabreo visceral y el “destroy them all!”.  ¿Nos habremos quedado estancados en Peter Pan, esperando que nos disolvamos culturalmente con la llegada de la inmigración? Si eso es así, esta Europa daría miedo. Ya resulta triste morir matando. Pero, ¿no es igual de triste negar nuestras propias preguntas existenciales y entregarnos a lo inmediato cual kamikazes existenciales? Dar la vuelta a la tortilla parece un desafío inabarcable, al que se suma el hecho de los refugiados. Ambos desafíos, que exigen una inteligencia y un corazón a la altura de las circunstancias suelen afrontarse con la declaración de guerra al Islam que, implícita o explícitamente, hacen los bienintencionados. lo que prueba que los terroristas están ganando en la batalla del odio. Y es que el tema de los refugiados y de la persecución a los cristianos en los países musulmanes es un hecho irrefutable que, empero, ya comienza a instrumentalizarse ideológica y sentimentalmente entre algunos cristianos e intelectuales europeos; algunas de las iniciativas de bandera cristiana (MasLibres, CitizenGo, CampamentoIrak...y demás cuyo nombre no quiero acordarme) me resultan hasta peligrosas.

>SOCIEDAD: LA POLIS

¿TENER MIEDO O ESPERANZA?

| 0 comentarios valoración: 1  508 votos
>EUROPA

El "desalienador" que "desaliene" Europa

Luchamos por los animales, detestamos a los ricos, odiamos a nuestros vecinos y conciudadanos y nos creemos las mentiras utópicas de nuestras repúblicas independientes (la de nuestra casa y nuestra comunidad autónoma); pronto seremos capaces de “sedar” a nuestros mayores y ya vamos arrojando a nuestros pequeños por el sumidero existencial (aunque, a veces, nos entra la “morriña” de la mascota humana y los alquilamos –aunque sea a tiempo parcial-). Ya no nos da vergüenza reconocerlo: la Vida se nos ha vuelto insoportable. En realidad, estamos a gritos pidiendo socorro.

No nos gusta ver las noticias y, menos, que nadie nos dé malas noticias. Pero la realidad es testaruda y se hace presente en forma de hechos: que se está produciendo un desembarco de miles de familias de Oriente Medio que huyen de lo que cabe calificar de vergüenza mundial (sin comillas) que es la pasividad de la Unión Europea, Estados Unidos y Rusia ante la masacre de ciudadanos sirios (musulmanes también, aunque son los cristianos los que se están desangrando delante de nuestros ojos) e iraquíes por el ISIS-Daesh (Estado islámico), que ya no se ruboriza en sacar rehenes para subastarlos en el mercado de la indignidad humana. Estos tiempos parecen ponernos delante de un mar enorme: en una de las orillas está la guerra

En la otra estamos nosotros, europeos, abriéndonos en canal. Haciendo tabula rasa de nuestro inventario existencial desde hace siglos, cuando escuchamos los cantos de sirena de algunos utópicos que nos hicieron pensar en que era posible vivir sin un horizonte más que nuestras categorías inmediatas y materiales: desde el culto al dinero (capitalismo) hasta la envidia (materialismo histórico), pasando por los flujos sentimentales y las guerras de sexos (Marcuse) o el triunfo de la voluntad (nacionalismo, como decía un amigo). Quisimos erradicar el oscurantismo y el poder eclesiástico bajo la bandera de la libertad individual. Como no aprendimos a distinguir el trigo de la paja, la voladura fue descontrolada. Incluso,entre los católicos, nos ha llegado el cansancio después de tantos siglos de presencia en Europa (la verdad es que, en el siglo XVI, los Papas no estaban para echar cohetes). La Ilustración pudo haber sanado muchas cosas, pero lo cierto es nos pudo la ofuscación de las Luces, y con el siglo XIX, llegamos a la autorreferencialidad de los Estados-nación (modelo reproducido en la Cataluña del siglo XXI, por muchas películas de miedo que nos vendan los gurús de la independencia). Nos volvimos histéricos en las 2 guerras mundiales y sumisos en la Guerra Fría. Si no fuera porque algunos rostros fueron factores de cambio, sería para preguntarse qué queda de lo que fuimos los europeos un día.

>EUROPA

El "desalienador" que "desaliene" Europa

| 0 comentarios valoración: 1  94 votos
>CURSO `ORIENTE CRISTIANO Y MUNDO ÁRABE`

Oriente Cristiano y Mundo Árabe: punto de encuentro

Los días 15 a 17 de abril el seminario organizado por la Universidad Pontificia San Dámaso, en colaboración con Casa Árabe, con el objeto de sumergirse en el pasado, presente y el futuro de las comunidades cristianas de Oriente Medio ha supuesto un Acontecimiento. Algo ha sucedido: uno sale  más sorprendido, conoce y aprende dos cosas: que lo árabe no puede reducirse a lo islámico y que nuestro afecto por ellos necesita purificarse. Frente a la pregunta: ¿es posible que Islam y Cristianismo puedan coexistir?, ha surgido una respuesta: el testimonio de la mayoría de los ponentes: egipcios, iraquíes, palestinos,  sirios o libaneses..cristianos -mayoritariamente, pero también musulmanes-, nos dicen que sí. Y nos lanzan este reto para los europeos

Por si hay alguien que lo dudaba, el cristianismo es capaz de generar espacios de encuentro y diálogo como el que organizó la Universidad eclesiástica de San Dámaso. Cierto es que los ponentes eran, en su mayoría, cristianos, pero también había una politóloga egipcia musulmana del Cairo, o el Director General de Mediterráneo y Mundo Árabe del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación. Justamente, para hablar del factor cristiano como elemento puramente autóctono y no extraño en el mundo árabe. Ya fuese en Siria, Iraq o Palestina, desde antiguo, el cristianismo se ha revelado como un elemento religioso y cultural potente con vocación universal –hacerse Presencia en medio de los hombres, allí donde estuvieren- fruto de la misión apostólica llevada a cabo por Tomás, Marcos -los primeros que vieron a Jesús de Nazaret- y continuada durante siglos.

En ninguno de los aspectos: cultural, social, político, étnico…ha sido extraña la fe cristiana. Así nos lo ha hecho ver el recorrido del cristianismo siríaco en las primeras comunidades cristianas de Oriente Medio o del cristianismo copto o de la literatura árabe cristiana y su diálogo con el Islam a través de la ciencia del discurso (utilizando el método aristotélico) para enriquecer su identidad recogiendo aquellos aspectos de verdad contenidos en el Corán. El catedrático Monferrer Sala nos ha puesto delante de los ojos que no puede identificarse lo árabe con lo islámico, que existen signos escritos que atestiguan la presencia cristiana desde antes de la llegada del Islam, sin olvidar cómo se ha mantenido conservada la lengua de los faraones a través de las comunidades cristianas coptas. Y, en la actualidad,  sin dejar de ser iraquíes, egipcios, palestinos, libaneses o sirios…afrontan la mayor persecución que ha existido en la Historia por parte de quienes se han apropiado del Islam, yendo contra el pluralismo religioso-cultural que, como dijo la profesora Hala Mustapha, ha sido siempre característica del mundo árabe.

>CURSO `ORIENTE CRISTIANO Y MUNDO ÁRABE`

Oriente Cristiano y Mundo Árabe: punto de encuentro

| 0 comentarios valoración: 1  142 votos
>SOCIEDAD: LA POLIS

LIBERTAD RELIGIOSA (II): Reto para los poderes públicos.-

La resolución aprobada por la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa de la que he hablado en otra ocasión fue el resultado de un largo camino en el que ha pesado mucho la labor de investigación del moldavo Valeriu Ghiletchi (representante de la Federación Baptista Europea), quien ha puesto sobre el tapete los mimbres que forman este cesto, que aún no se ha hecho parte concreta de nuestro daily life, al menos como mentalidad. Respetar y ser respetado en la diversidad es un reto al que los cristianos no podemos sustraernos.

Es un hecho que la libertad ideológica, religiosa y de conciencia está consagrado como derecho universal no sólo en el Convenio Europeo de Derechos Humanos, sino también en la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y en muchos instrumentos legales y programáticos de las instituciones multilaterales. La propia Unión Europea lo tuvo recogido, aunque de una forma muy parcial, en su proyecto de Constitución para Europa que no llegó a cuajar.

Resulta enormemente positivo que sea el informe Ghiletchi quien se haga eco de las palabras que Benedicto XVI pronunció en 2012 a los miembros del Cuerpo Diplomático, llamando la atención sobre la discriminación y, en muchas ocasiones, persecución a la que se venía sometiendo a los cristianos. En este sentido, pone sobre el tapete el concepto de reasonable accommodation que, desde hace años, ha venido empleando Gran Bretaña para afrontar las consecuencias problemáticas de un multiculturalismo descafeinado, que ha llevado a la falta de integración en la sociedad británica de muchos inmigrantes de países musulmanes.

Tal y como señala el informe Ghiletchi, la libertad religiosa tiene una componente poliédrica, con diversas implicaciones. Así, partiendo de la concepción que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha hecho de la libertad religiosa como uno de los cimientos de toda sociedad democrática y pluralista, se distinguen cuatro componentes: la libertad de conciencia; la libertad de expresión la libertad o derecho de reunión y la libertad de elección en la educación de los hijos.

>SOCIEDAD: LA POLIS

LIBERTAD RELIGIOSA (II): Reto para los poderes públicos.-

| 0 comentarios valoración: 2  43 votos
>SOCIEDAD: LA POLIS

LIBERTAD RELIGIOSA (I): Un reto para todos

El pasado 7 de enero, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa emitió una Resolución en la que se reconocía la existencia de un problema de intolerancia y discriminación en materia de libertad religiosa y de conciencia en el ámbito de la Unión Europea, haciendo especial hincapié en la sufrida por los cristianos. Aunque dicho documento no es vinculante, ciertamente, es un paso en la consolidación del papel positivo de la religión en la esfera social y en la construcción de la democracia. Es un documento que interpela a cristianos y no cristianos, agnósticos y ateos. La cuestión es si tanto la sociedad europea como las instituciones comunitarias aceptarán el reto.

La Resolución del Consejo ha sido emitida tras un largo trabajo de investigación en varios de los países de la UE donde se han observado casos de extralimitación del papel de los poderes públicos en la regulación y aplicación del régimen de libertad religiosa, ideológica y de conciencia. En concreto, se ha podido constatar que estos fenómenos de intolerancia y discriminación en esta materia afectan no sólo a minorías, sino también a mayorías confesionales. En este sentido, la Asamblea se hace eco de los numerosos ataques hostiles, violentos y episodios de vandalismo que, en los últimos años, han sufrido los cristianos en los lugares de culto; respecto de los cuales, en muchos casos,  las autoridades han hecho la vista gorda. Sin olvidar los casos de manifestaciones públicas de profesión de la fe limitadas mediante una legislación y unas políticas que apenas dan espacio a las creencias y prácticas religiosas.

Esta Resolución recoge el concepto de accommodation of religious beliefs and practices como medio para hacer plenamente efectivo el derecho de las personas a la libertad religiosa, en respeto pleno a la diversidad de creencias; y consagra, una vez más, en línea con las Resoluciones 1846(2011), 1962(2011) o 1928(2013), este derecho como uno de los pilares de toda sociedad democrática. En este sentido, y reclamando que se adopten medidas por parte de  Europa para asegurar la plena efectividad en el ejercicio de tal derecho, llama a promover una cultura de la tolerancia y de la convivencia basada en el pluralismo religioso y en la contribución de las religiones a la construcción de una sociedad democrática y pluralista, así como garantizar el derecho de cualquier persona a adherirse o no a una religión.

Además, el Consejo de Europa reclama también el derecho de los padres a elegir la formación moral y religiosa para sus hijos, garantizando el derecho fundamental de los niños a la educación en un contexto crítico y plural de acuerdo con la Convención Europea de Derechos Humanos, así como el derecho de las confesiones cristianas a participar en la vida pública. Hace también un llamamiento a los mass media a evitar la difusión de estereotipos y prejuicios contra toda confesión religiosa.

Ciertamente, el Consejo de Europa no es un organismo incardinado en las instituciones comunitarias, pero no cabe duda que, siendo un órgano consultivo, ha emitido importantes declaraciones y tiene mucho que decir en el proceso de integración europea. Esta Resolución supone la consolidación de una concepción positiva de la laicidad y de la libertad religiosa en una sociedad plural. Aun siendo no vinculante, sí supone un toque de atención: no sólo para los poderes públicos, que deberían tomarse en serio el contenido y las implicaciones de la libertad de conciencia y de expresión religiosa; sino también para los cristianos, cuyo reto es entrar en diálogo con los que no piensan como nosotros y tomar conciencia de que la libertad que se nos reconoce no equivale a aprovecharnos de las circunstancias, sino a pensar en el bien común. Eso equivale a hacer nuestro el luchar para que el otro, que no piensa como yo, pueda expresar y defender sus convicciones; a buscar puntos de encuentro con los demás y dejar de adoptar actitudes defensivas. Y eso nos costará (son muchos años de presencia institucionalizada, con vicios de aburguesamiento adquiridos), pero nos hará también más auténticos. ¿Seremos capaces de asumir el reto de nuestra libertad?.

libertadreligiosa.es/2015/01/30/resolucion-del-consejo-de-europa-la-lucha-contra-la-intolerancia-y-la-discriminacion-con-especial-atencion-a-los-cristianos/

>SOCIEDAD: LA POLIS

LIBERTAD RELIGIOSA (I): Un reto para todos

| 0 comentarios valoración: 2  21 votos
>TOLKIEN

Seres pequeños en un mundo enorme

El mundo ha cambiado: avanza de forma vertiginosa en una cultura que va sustituyendo los libros por las tablets, los i-pads, los smartphones o las redes sociales. Es como una gran ola tecnológica que parece arrastrarnos. En una época en la que los buenos libros se van retirando a sus cuarteles de invierno, leer a J.R.R.Tolkien (El Silmarillion, El Hobbit, el Señor de los Anillos) nos pone ante nuestros ojos el hecho de que necesitamos volver a redescubrir lo que hemos aprendido.

Como dijo Stratford Caldecott, en su ensayo sobre el creador de la Tierra Media (que se puede leer en el libro de Joseph Pearce, editado por Minotauro, Tolkien: Señor de la Tierra Media), a menudo, nos sorprendemos obsesionándonos con cualquier cosa que nos haga olvidarnos de nosotros mismos. Y no le falta razón: la realidad es dolorosa. Las circunstancias  siempre las que estropean los "subidones" emocionales con los que nos gratificamos:puede ser el trabajo que se me vuelve monótono; el compañero que no me cae bien; el Gobierno que no ha aprobado el proyecto de Gallardón; que vienen los “orcos” de Podemos (no seamos hipócritas; en el fondo, así vemos a nuestros conciudadanos de izquierdas y, si me apuro, a los que no piensan como nosotros); que si la Administración no fomenta la creación de empresas; que no me han dado todos los moscosos;… En definitiva, circunstancias que no nos gustan, que no apetece vivir. Por eso nos vamos a nuestros oasis  a vivir como dice la canción –“ahora que estamos tan a gustito”.

Vivimos sometidos por una cultura líquida que no es más que un reflejo de lo que el poder irradia en su pretensión de alcanzar a los ciudadanos, utilizando de correas de transmisión a los autores de best-sellers (que cuentan con auténticos staff editoriales que planifican las ventas). No creo estar muy desacertado si digo que Tolkien es uno de esos Gandalf literarios que han desafiado las convenciones del mercado (sus libros han sido los más leídos durante décadas): su experiencia de la vida, su visión del amor, la amistad y el sacrificio; el papel de la compañía como marco natural de realización del hombre;…son experiencias que al poder le resulta imposible de comprender bajo sus categorías. Por eso lo intenta reducir de muchas maneras. Relatos como el episodio de la música de los Ainur o la historia de Beren y Lúthien (ambos narrados en su obra El Silmarillion), son de una profundidad que autores como Ken Follett o Dan Brown ni lo huelen. Por eso, sus novelas dejarán el mismo poso que el papel higiénico: una vez consumidas, están destinadas a diluirse en la taza del váter.

>TOLKIEN

Seres pequeños en un mundo enorme

| 1 comentarios valoración: 2  47 votos
>SOCIEDAD: LA POLIS

SUBSIDIARIEDAD: Cultura y conciencia social.

Subsidiariedad y Responsabilidad: me parece una cuestión que urge responder, especialmente, en estos tiempos. Oigo mucho hablar de la subsidiariedad, repetir de continuo eslóganes como “más sociedad, menos Estado”; “no más funcionarios”. Realmente, no tenemos claro lo que significa la subsidiariedad, porque tampoco tenemos claro lo que significa la participación ciudadana (no sólo en la política, sino también a nivel de relaciones humanas).

Baste ver aquí en España con lo que sucede cuando cualquier Gobierno, del signo político que sea, promulga leyes, reales decretos, reales decretos-leyes que regulan aspectos de la vida política y económica de nuestro país. Si es el PSOE (como, por ejemplo, con la Ley de Economía Sostenible u otras normas, que no son más que transposiciones del Derecho comunitario), se le critica su intervencionismo. Si es el Partido Popular, porque sigue haciendo la misma política que el PSOE. Que no nos molestemos en enterarnos del contenido de las disposiciones que nos afectan a todos es algo muy común en nuestra sociedad (¡que sí! ¡que hay que leer el BOE!).

Personalmente, y lo sigo repitiendo hasta la saciedad, seguimos los católicos muy polarizados con el tema de la bioética y la lucha contra el aborto y la eutanasia, así como en otros aspectos relacionados con la persona(la ley reguladora del llamado matrimonio homosexual, la ley de igualdad de género y demás). Nos hemos polarizado tanto, en general, con la defensa de los “valores no negociables” –situándonos en esa posición de superioridad de la que Massimo Borghesi hablaba tan lúcidamente en su último artículo- que ni nos molestamos en averiguar su contenido real.

>SOCIEDAD: LA POLIS

SUBSIDIARIEDAD: Cultura y conciencia social.

| 0 comentarios valoración: 2  82 votos
>SOCIEDAD: LA POLIS

La I+D+i en España: ¿una sociedad civil creativa?

¿Qué significa fomentar la Investigación, el Desarrollo y la Innovación en España?. ¿Podemos hablar de un sector con buena salud?. La agenda pública de fomento de la I+D+i en España, ¿fomenta el papel de la sociedad civil?. Es claro que hay una agenda política tanto a nivel español como en el nuevo Marco Comunitario de Ayudas a la Investigación, Desarrollo e Innovación, denominado Horizonte 2020. En cualquier caso, echemos un vistazo al panorama.

1. LA POLÍTICA CIENTÍFICA Y TECNOLÓGICA DE I+D+I EN ESPAÑA: POLÍTICA PÚBLICA.

Comencemos por el origen: la iniciativa en la regulación del sector partió del Estado. Fue el artículo 149.1.15 de nuestra Constitución el título habilitante para que la Administración General del Estado pudiese desarrollar una política de fomento de la actividad de investigación científica y técnica con vistas al fortalecimiento de un sistema integrado de I+D+i que fuese cada vez más competitivo. Llevando a cabo el mandato constitucional, la Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación,  estableció carta de naturaleza para la implantación de un sistema productivo en el que la innovación fuera un factor indispensable para el aumento de la competitividad del sector empresarial y  del sistema de ciencia y tecnologíal. teniendo en cuenta el hecho de que la investigación científica-técnica y de innovación está en constante formulación. Prueba de ello es que la propia Ley 14/2011, prevé el desarrollo de una Estrategia Española de Ciencia y Tecnología y de Innovación, formulada para los años 2013-2020, la cual se articula a través del Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica.

En el presente caso, la articulación de la política de fomento de la I+D+i  a través del Plan Estatal 2013-2016 parecía estar justificada por los resultados del Plan anterior (2008-2011). Y es que en los últimos años, las Administraciones Públicas habían incrementado su participación en la financiación de los gastos totales de la I+D. Sin embargo, también se estaba produciendo otro fenómeno: que la participación del sector empresarial  en la financiación del gasto total en I+D era notablemente inferior a la registrada en los países del entorno europeo; por lo que no se estaba cumpliendo el objetivo de fortalecer el  tejido empresarial en esta materia. En este aspecto, el nuevo Plan 2013-2016 se ha propuesto el incremento de la aportación del tejido empresarial  a través de la colaboración público-privada

>SOCIEDAD: LA POLIS

La I+D+i en España: ¿una sociedad civil creativa?

| 0 comentarios valoración: 2  48 votos
>SOCIEDAD CIVIL: LA POLIS

POLÍTICAS PÚBLICAS (y II): ¿Y la sociedad civil?

Sin duda alguna, el gran ausente en los artículos de Subirachs y Gomá es quien debería ser,  a mi modo de ver, uno de los actores que está llamado a ser el protagonista en esta etapa de transformaciones del Estado del Bienestar: la sociedad civil. Entendida no como agrupación abstracta de colectivos y organizaciones de interés, sino del conjunto de quienes son parte de la comunidad (lo que es un concepto más amplio que el de ciudadanía).

La principal cuestión que se plantea a la hora de hablar del papel de la sociedad civil en la configuración del Estado del bienestar es su posición respecto del Estado en la definición de políticas públicas. Muchos de los problemas que se están planteando con la crisis económica no están relacionados sólo con las medidas de ajuste, sino con la actitud con que la sociedad se posiciona en la exigencia de los llamados nuevos derechos. A mi juicio, la satisfacción de las demandas de bienestar por parte del Estado no está resolviendo el problema de la responsabilidad y del comportamiento ante la prestación de servicios. A mi modo de ver, tanto el neoliberalismo como las políticas keynesianas han provocado existe lo que llamaría un “complejo de inferioridad” por parte de la sociedad y otro paralelo de “superioridad” por parte del Estado y del mercado.

Requeriría de mayor espacio para explicar esto, pero baste enunciar una comparación (desde mi punto de vista) entre el Sistema de Bienestar actual y una relación más interactuante sociedad-Estado-mercado, tal como se expone en el gráfico adjunto de abajo

>SOCIEDAD CIVIL: LA POLIS

POLÍTICAS PÚBLICAS (y II): ¿Y la sociedad civil?

| 0 comentarios valoración: 2  97 votos
>SOCIEDAD: LA POLIS

POLÍTICAS PÚBLICAS: ¿Panacea frente a las desigualdades sociales? (I)

El presente trabajo se ha elaborado en base a la lectura de dos textos propuestos: uno de ellos es el artículo Políticas Públicas en España (1976-1996): la economía política de la democratización, de J. Subirachs y Ricard Goma; el otro, “¿Caballeros, pícaros o subordinados?. Acerca del comportamiento humano y la política social”, elaborado por J. le Grand. La lectura de ambos ha obligado a preguntarme acerca de la vigencia del modelo de Estado de Bienestar  presente tanto en España como en los países de la Unión Europea. En ambos artículos, parece hablarse del bienestar social  y de los aspectos de las políticas redistributivas que, desde finales de los 40, parecen haber predominado en el modelo keynesiano de desarrollo, presente aún.

1. EVOLUCIÓN DE LAS POLÍTICAS PÚBLICAS EN ESPAÑA.-

En su trabajo Políticas públicas en España (1976-1996): la economía política de la democratización, Subirachs habla de cómo en nuestro país se ha producido un incremento enorme de la capacidad de actuación de los poderes públicos, reflejado en la expansión del gasto público. De hecho, de una media del gasto público en relación al Producto Interior Bruto (PIB) en los países de la Unión Europea, los recursos públicos en España están situados en torno a un 46-47%. Todo ello ha derivado en una expansión sin precedentes de la agenda pública. En este sentido, y como bien señalan Subirach y Gomá, las políticas franquistas de desarrollo ya habían acentuado el carácter de dependencia que había caracterizado a las políticas públicas. Y ello se ha mantenido, en gran parte, en la actualidad en cuanto a que, por ejemplo, el sistema de Seguridad Social (y, en general, el de bienestar social) se configura como un sistema de reparto y contributivo.

Sin embargo, el cambio a la democracia también trajo a colación una dicotomía entre las políticas económicas y las políticas de  bienestar social. A mi juicio, la Constitución Española, configuró, ab initio, un modelo socioeconómico keynesiano, marcado por dos extremos:

1º. El artículo 103 de la Norma fundamental que establecía los principios de actuación de las Administraciones Públicas.

2º. El establecimiento del principio general del deber de sostenimiento de los gastos públicos. Así lo establecía el artículo 31 de la norma fundamental cuando establece que todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos, de acuerdo con su capacidad económica, en base a los principios de igualdad y progresividad.Entre ellos, los llamados derechos de contenido económico, que, de facto, han sido vinculantes en la configuración del sistema de bienestar español.

En mi opinión, la libertad de empresa y la iniciativa privada quedaban, a mi juicio, matizadas fuertemente desde el origen por la configuración de los derechos sociales y económicos, enlazando, así, con lo que los autores afirmaban en relación a la periodización de las políticas públicas: tras la etapa de gobierno de la UCD, el paradigma keynesiano será objeto de matización con los gobiernos del P.S.O.E., que instauran políticas económicas neoliberales junto a políticas intervencionistas de estímulo de la oferta. La crisis del petróleo de 1973 había puesto fuertemente en cuestión el modelo keynesiano (revelando sus debilidades internas), y la economía española estaba experimentando una desaceleración del crecimiento, obligando a una reestructuración del sistema capitalista en nuestro país: apertura al exterior, centralidad monetaria, reconversión y privatizaciones.

>SOCIEDAD: LA POLIS

POLÍTICAS PÚBLICAS: ¿Panacea frente a las desigualdades sociales? (I)

| 0 comentarios valoración: 3  46 votos
>SOCIEDAD: LA POLIS

2014: UNA NUEVA ENCRUCIJADA para nuestra sociedad

Tiempos nuevos. La democracia que hemos conocido desde que la Constitución de 1978 echó a andar está experimentando cambios que hacen temblar las instituciones y la propia sociedad española: por un lado, la abdicación de Juan Carlos I, quien ha sido papel moderador clave durante la Transición, ante los escándalos que ha sufrido la Monarquía. Por otro, la expresión articulada del movimiento de los “nuevos derechos”, que ha germinado entre la mayoría de los ciudadanos. Ante el descrédito de la llamada “casta” política, la gente, dejándose llevar por el hartazgo ante los casos de corrupción e ineficacia de las instituciones y por el deseo de un cambio, ha cruzado la línea: por eso aparece Podemos.

Inseguridad, miedo: en el fondo, es lo primero que me ha surgido cuando he visto los resultados de las elecciones europeas. Signo de que hay algo en nosotros que se tambalea: ¿nuestro aburguesamiento?. Seguramente. En cualquier caso, ha sido un guantazo en toda regla a los grandes partidos, que sufren una falta de democracia interna y una burocratización. La situación económica española, el drama del paro, la precariedad en el empleo, la falta de un horizonte para los jóvenes…todo ello ha coadyuvado a una deriva justicialista-populista que ha germinado con raíces profundas en la sociedad española; sobretodo, entre quienes se encuentran en edad de empezar una vida propia (hayan estudiado o no en la Universidad).

Hay que reconocer que, a pesar del largo camino andado de nuestra democracia, se están dando síntomas de agotamiento: uno de ellos, es la polarización que está empezando a cundir entre los ciudadanos, cuando nos hacemos eco del binomio de la lucha de clases neomarxista del siglo XXI. El modelo keynesiano de intervención fuerte de los poderes públicos ha sido ampliamente aceptado por el conjunto de la sociedad española, que entiende que hay “derechos sociales” que constituyen conquistas a las que no se puede renunciar.

>SOCIEDAD: LA POLIS

2014: UNA NUEVA ENCRUCIJADA para nuestra sociedad

| 0 comentarios valoración: 3  253 votos
>SOCIEDAD EUROPEA: LA POLIS ANTE EL 25-M

¿QUIÉNES movemos Europa?.

Hace poco, ha caído en mis manos el programa electoral que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) ha presentado para las elecciones europeas del 25-M. Me he propuesto leer los programas de los partidos. El programa socialista me ha exigido tener en el rabillo del ojo la subsidiariedad. Su lectura me hace pensar que, en este país, existen demasiados sociólogos y politólogos que, desde sus cátedras universitarias o desde los partidos, establecen a priori lo que los ciudadanos necesitamos desde categorías y postulados teórico-ideológicos que no se discuten en el mundo universitario de hoy. ¿Será que necesitamos a la Historia?. ¿Es que hemos olvidado los Acontecimientos que han forjado nuestro ser europeos y que, por ello, estamos llamados a una vocación de subsidiariedad y solidaridad?

Con el lema “Tú mueves Europa”, las propuestas del partido socialista, articuladas en 25 puntos, vuelven a proponer el modelo de una socialdemocracia keynesiana que ha dominado siempre la corriente socialista europea, a saber:

  • Las demandas de una Europa por el crecimiento y el empleo de calidad incluyen programas de inversiones; aumento de los fondos comunitarios; establecimiento de salario mínimo digno y suficiente (concepto jurídico indeterminado, ¿verdad?); elevar el PIB de la industria, las PYMES; la llamada regla de oro del cómputo del déficit, para facilitar la inversión pública en educación, I+D+i o empleo. La creación de la troika social que incluya al Parlamento la Comisión y los agentes sociales para evaluar el impacto de las políticas económicas de los Estados llama poderosamente la atención por su pretensión de establecer controles (qui custodiat custodes? he aquí el problema) para justificar un aumento desmedido del gasto público del presupuesto comunitario. Puro keynesianismo.

 

  • La fiscalidad progresiva, que incluye reducir la evasión fiscal con la “lista negra” de paraísos fiscales y evitar que las multinacionales acaben evadiendo impuestos; prohibición de las amnistías fiscales o la tasa Tobin, es uno de los mayores exponentes de una visión estatalista y monopolizadora de la vida económica. Resulta paradójica la preocupación de la izquierda en depurar responsabilidades en el sector privado, cuando los ciudadanos vemos cómo se despilfarra el dinero público  no sólo entre los políticos sino también entre los decision-makers y los policy-makers engarzados en la Administración.

 

  •  Las propuestas para eliminar la desigualdad, consistentes en establecer estándares en educación, sanidad y prestaciones sociales y el establecer un plan contra la pobreza y la propuesta de una directiva europea de igualdad de trato, estrechan cada vez más el círculo a favor de los poderes públicos y acentúan la ideologización con la defensa del aborto libre y la igualdad hombre-mujer vía Directiva en los términos que defienden las corrientes neomarxistas sobre las relaciones humanas.

 

  • Una referencia interesante, aunque utópica, a Europa como motor en la ayuda al desarrollo. La propuesta es aumentar los recursos económicos y el papel de las instituciones en la cooperación. Pero siempre desde el punto de vista de las instituciones
>SOCIEDAD EUROPEA: LA POLIS ANTE EL 25-M

¿QUIÉNES movemos Europa?.

| 0 comentarios valoración: 3  447 votos
>SOCIEDAD: LA POLIS

EUROPA: Un nuevo inicio...¿También para nosotros?

Aire fresco. Sin duda alguna, el manifiesto Europa 2014: ¿es posible un nuevo inicio? publicado por el movimiento católico Comunión y Liberación no puede ser recibido de otra manera en medio de una vorágine que cada vez te quita más tiempo para mirar lo que sucede y poder entender. De su lectura, confieso que, frente a la pregunta: ¿es necesario darle crédito?. no puedo responder más que un SÍ.

Partir de lo que hay, sabiendo que estamos cansados, ése ha sido, a mi juicio, el gran acierto de esta propuesta cuya puesta sobre la mesa de los elementos necesarios para un nuevo germinal en nuestra sociedad ofrecería una ocasión de diálogo con nuestros conciudadanos: el valor de la persona; del trabajo; de la materia; del progreso y, de lo que es más importante, de la libertad. Dado que yo busco lo mismo: un deseo de construir como fruto de un agradecimiento por lo que yo he encontrado,  rescato algunos párrafos, en los que se cita a Benedicto XVI:

"(…) La libertad presupone que, en las decisiones fundamentales, cada hombre, cada generación, tenga un nuevo inicio”. Las dificultades del presente nos hacen más conscientes de que, incluso las mejores estructuras funcionan únicamente cuando en una comunidad existen unas convicciones vivas capaces de motivar a los hombres para una adhesión libre al ordenamiento comunitario.” Ciertamente. No es difícil ver cómo en la calle, en el trabajo, en nuestras relaciones familiares…se percibe el agotamiento: nos hemos secado, nos cansamos de sufrir y reducimos nuestros deseos a aquello que podemos satisfacer de forma inmediata (mi puesto de trabajo, mis caprichos domésticos, mis burbujas o el evitar todo aquello que me obliga a salir)...y acudimos al Estado para que nos dé todo aquello que no podemos alcanzar (como acudimos a Dios cuando queremos pedir algo). Se ha perfeccionado el proceso de transferencia de sacralidad: a la Divina Providencia la sustituimos por el Estado-Providencia (en el fondo, el Estado del Bienestar, tal como lo concebimos hoy, no deja de ser una idolatría).Porque nos da miedo vivir nuestra libertad, para bien y para mal. Por eso, una sociedad que pone su confianza total en las estructuras verticales de decisión (aparato burocrático, instituciones estatales y autonómicas) refleja un miedo al futuro. En efecto, “las buenas estructuras ayudan –como dice el manifiesto recogiendo una cita de la Spe Salvi-, pero por sí solas no bastan. El hombre nunca puede ser redimido solamente desde el exterior.”.

El hecho de que cada vez más se vea a Europa como institución y no como organismo vivo es consecuencia del abandono de aquel ideal original que llevó a Schumann, De Gasperi, Adenauer  o Monnet a recuperar nuestro “existir comunitariamente”. Y, en esto, la socialdemocracia y la derecha liberal estatalista han tenido responsabilidad: fomentar el crecimiento desmedido de las instituciones europeas alrededor de sí mismas (puro reflejo de lo que ha sucedido en la mayoría de los Estados miembros a nivel interno) ha conducido a la elefantiasis y el anquilosamiento de las estructuras europeas, que han reducido Europa a la visión tecnocrática-sociológica de las relaciones humanas. Crecen las instituciones, pero no crecen la vida pública ni la participación política. Da que pensar, ¿no?

>SOCIEDAD: LA POLIS

EUROPA: Un nuevo inicio...¿También para nosotros?

| 0 comentarios valoración: 3  109 votos
>SOCIEDAD: LA POLIS

Administración siglo XXI: el ejemplo británico de la Subsidiariedad

En medio de la tormenta geopolítica del daily life que uno va atravesando en estas semanas (sin dejar tregua alguna), leer la entrevista que ha salido en el diario ABC a Francis Maude, Ministro de Presidencia del Reino Unido ha sido como un “¡hágase la luz!” en el contexto de una sociedad global en el que las Administraciones Públicas de nuestro entorno parecen estar en continua redefinición de su papel hoy, a la vista de los continuos embates que el neoliberalismo está sometiendo y al desconcierto derivado de la incapacidad de una visión estatalista que se encierra a toda posibilidad de ponerse de igual a igual con la sociedad civil. El ministro Maude ha hecho buena gala del common sense inglés; lo cual producirá grandes beneficios para todos.

Ciertamente, es un respiro ver que, desde arriba, empieza a abrirse camino la necesidad de romper la esfera de autocomplacencia y narcisismo en que vivimos muchos que trabajamos en la Función Pública. Y ha tenido que ser nada más y nada menos que un político inglés, cuya máxima ha sido coger el grandísimo toro que es la Administración de hoy por los cuernos: ha lanzado una iniciativa para implantar en la administración pública británica los formatos abiertos (tipo Open Office) con vistas a no depender de los macro-contratos con Microsoft que estaban hipotecando el gasto público. Ha querido también impulsar la administración digital como punta de lanza de un cambio mucho más profundo que lleve a empequeñecer el Estado y empoderar a la sociedad civil. Para el gabinete de David Cameron (al cual Mariano Rajoy envió al subsecretario de Presidencia, Jaime Pérez Renovales, para que tomase nota de esta nueva concepción del papel de la administración británica), una Administración moderna implica un Estado y una burocracia más pequeña, en la que puedan encomendarse los servicios públicos a entidades del llamado “tercer sector” (empresas sociales o mutuas independientes de la Administración, en el que una parte de la propiedad de las mismas las tienen los empleados públicos). Sin olvidar el fuerte control al que se están sometiendo los propios departamentos de la administración británica a la hora de hacer inversiones en informática de más de 1,2 millones de libras.

No parece que este propósito decidido sea fruto de otra fórmula neoliberal sino de resituar a los poderes públicos a las competencias que le sean propias, evitando intrusismos en aquellos campos donde la sociedad civil pueda desarrollarse de forma auto-suficiente. Estado redefinido-sociedad civil potente son, pues dos caras de una misma moneda que bien podría subir de valor: potenciar una sociedad en la que cada vez más personas deciden trabajar juntos no sólo para su propio provecho, sino mirando también al bien común es una necesidad imperiosa. Y, en este sentido, los gobiernos y nosotros, los funcionarios, no hemos sido nunca demasiado sensibles a ponernos en la perspectiva de la necesidad real de las personas porque, como bien dice el ministro de Presidencia británico, “los gobiernos han diseñado tradicionalmente los servicios públicos en función de su propia conveniencia.” Conveniencia que nos ha permitido vivir en un gran confort y en un pensamiento burocrático cómplice de justificar nuestra pasividad mental. Bien es verdad que se necesita un cambio radical de mentalidad.

Así se entiende que el gobierno de David Cameron quiera potenciar la administración electrónica, con opciones de acceso asistido, lo que podría liberar muchas capacidades.

>SOCIEDAD: LA POLIS

Administración siglo XXI: el ejemplo británico de la Subsidiariedad

| 0 comentarios valoración: 3  1104 votos
>SOCIEDAD: LA POLIS

Es necesario que el imprevisto de la vida se abra camino

Parece estar escrito en la historia de este mundo que, en pleno siglo XXI estuviésemos abocados a un mundo absolutamente planificado y controlado por el poder. Los tentáculos de la pretensión nihilista de la vida parecen estar anclados en el mundo que nos rodea. Tan es así que nadie parece escapar a este ritmo vertiginoso de la cultura del descarte que se está llevando por delante a los más vulnerables: ancianos, personas sin empleo, mujeres y niños.

La vida nos duele: nos levantamos para ir a trabajar todos los días y, además de la maleta de trabajo, nos llevamos la del corazón, que nos pesa verdaderamente. La vida no cumple nuestras expectativas y nos quejamos por ello. Incluso cualquier gesto de otro puede llegar a alterarnos. Reconozcamos de una vez que somos frágiles: que la vida nos puede, que las cosas que tenemos y la vida que nos organizamos se nos quedan pequeños. No nos bastan; por eso, queremos llegar enseguida al fin de semana, donde nos construimos nuestros espacios de confort frente a la realidad que nos espera. Estamos planificados. O –mejor dicho- nos hemos planificado ante todo lo que sea una referencia que no es el “yo” que me he construido: más bien, es un ego.

Nos sentimos cómodos ante aquello que dominamos: lo podemos controlar y moldear a nuestro gusto. Pero esto dura lo que dura: la vida se encarga de romper nuestros castillos de naipes. Es este fall of my empire ikeano lo que nos resistimos a asumir. “Yo me merezco lo que tengo, y como me lo merezco, me lo monto y que les frían a los demás”, ésa es nuestra cultura: la meritocracia, el capricho y el antojo de intentar manejar una realidad que no controlo. Y, como me da miedo hacerme daño, aferro.

Esto es lo que, en el fondo, creo que nos pasa: la llegada de otro que te cambia los esquemas (anciano, minusválido, persona sin trabajo, mendigo, el niño concebido que espera nacer…), que necesita de “un poco de nosotros” para vivir y seguir esperando un abrazo, es una noticia pésima para el hombre de hoy, que sólo está centrado en su mundo de consumo particular.

Por eso, la falta de protagonismo de nuestra sociedad ha llevado a que nuestros espacios naturales de encuentro en los foros de la polis del siglo XXI hayan sido sustituidos por el reino de los burócratas y los planificadores de políticas públicas. Éste es, a mi juicio, el drama de nuestro tiempo: que dejamos que otros decidan nuestra vida (las ayudas que tenemos que pedir, los políticos, las leyes que hay que aprobar, los hijos que podemos tener, lo que tenemos que vivir…) y entren en nuestra existencia sin pedir permiso. A nivel social, las walkirias del cuerpo se han hecho eco de la lucha de sexos de Marcuse y mancillan nuestra sangre arrojando bragas políticas y chantajes emocionales. Y el resto miramos indiferentes, sin importarnos si la vida de estas mujeres convertidas en almas de cántaro (hace falta tener el corazón y el alma hechos jirones para poder negar que estamos hechos para ser hijos y padres) podrá encontrar algún destino bueno…¿no será porque, en el fondo, nos da igual negar uno que cientos?. ¿O es que estamos tan vacíos de vida que las meras cosas son las únicas razones de nuestra existencia?. Si es así, los planificadores han vencido y nos han robado nuestra alma, llenando de mentiras nuestra conciencia. Y cuando roban tu alma y tu conciencia, lanzas bragas, te pones en pelotas, o te pintas...en el fondo, pidiendo un ¡AUXILIO! existencial como un piano, porque la vida se te escapa de las manos y no puedes controlarla.

>SOCIEDAD: LA POLIS

Es necesario que el imprevisto de la vida se abra camino

| 0 comentarios valoración: 3  490 votos
>IGLESIA EN LA POLIS

Nuestra tarea: LA VERDAD DE LA PERSONA

Las palabras del Cardenal-Arzobispo de Madrid, Antonio Mª Rouco Varela, en la Misa de la Sagrada Familia del pasado diciembre, hicieron traer a mi mente todo lo que yo había vivido de niño y de joven: el calor del hogar en una familia numerosa, donde nuestros padres nos inculcaban el amor a Dios y a la Virgen; el ambiente de los clubes católicos juveniles masculinos, donde nos enseñaban “el valor de la pureza” y la necesidad de establecernos un “plan de vida” espiritual para crecer en la fe; los grupos de confirmación de la parroquia, los movimientos asociativos católicos para luchar contra el aborto y a favor de la vida…¿qué más yo podía pedir?. Durante aquel período, siempre había pensado que todo esto sería respuesta suficiente a los desafíos de un ambiente que ya empezaba a contestar a la herencia católica heredada de nuestros padres.

Sin embargo, hoy sigo constatando que no es así: la sociedad no es que haya cambiado, es que se ha transformado radicalmente. Y no hablo sólo de “los de fuera”: a nivel familiar y eclesial, también hemos cambiado. La vida nos pesa, las relaciones familiares son, en muchos casos, muy arduas (sentir una extrañeza con relación a tu propia familia no es nada infrecuente) y superficiales; raro es quien no conozca a algún miembro de la comunidad que esté separado o divorciado…Si esto sucede entre nosotros, los cristianos, aún mayor es en la sociedad, donde el hecho religioso ni siquiera es referencia estética en la cultura dominante.

¿Cómo se ha llegado a esta situación?.¿En qué medida somos responsables los católicos de esta secularización y de la crisis social y política de nuestro tiempo?. Yo creo que el hecho de dar por supuesto la verdad sobre el hombre y su naturaleza de ser social; el dar por supuesto el origen de la relación hombre-mujer; el dar por supuesta la naturaleza del matrimonio y la vocación al mismo y a la paternidad (vocación dentro de la vocación); dar por descontada la verdad sobre la relación entre la persona, la comunidad y el Estado es el origen de un cansancio que percibo dentro de la realidad eclesial española. La realidad es que, frente a estos desafíos, los católicos en España cuando no vivimos de una euforia efímera por el hecho de que salimos a la calle (sutilezas del poder) tenemos miedo: nos agarramos como clavo ardiendo a esta  “defensa a ultranza” que parece provenir más de un cierto esquema sociológico de la fe y de la familia (a la que hemos acomodado nuestra existencia) que de una confrontación con nuestra experiencia.

>IGLESIA EN LA POLIS

Nuestra tarea: LA VERDAD DE LA PERSONA

| 0 comentarios valoración: 3  653 votos
>HISTORIA: UNA VENTANA AL PASADO

SUDÁFRICA (III): Un nuevo inicio

A través del desierto, la búsqueda de una tierra prometida de la existencia humana: años y años de apartheid habían fomentado un resentimiento mutuo entre la minoría afrikáner y la mayoría negra. Parecía imposible; y, sin embargo, se produjo un nuevo inicio: el perdón y la búsqueda de la Verdad, sin ajustes de cuentas, han hecho posible que Sudáfrica volviera a empezar de nuevo. Nelson Mandela, el arzobispo anglicano Desmond Tutu, Denis Hurley (arzobispo católico de Durban)...y muchos otros rostros anónimos abrieron el horizonte a una nueva Sudáfrica. La Comisión para la Verdad y la Reconciliación fue el punto de partida. Se cierra aquí el horizonte de este trabajo, coincidiendo, además, con la muerte del presidente Mandela.

III. LA RECONCILIACIÓN:

La Comisión para la Verdad y la Reconciliación .  Los movimientos de liberación pedían justicia contra el régimen del apartheid y la derogación de toda la legislación anterior. Mientras que, por parte del Gobierno, se apelaba a un sistema federal y al “pasar página”. Ello hizo que las negociaciones entre el CNA y el Partido Nacional se alargasen. El proceso se fue desbloqueando y la población blanca hizo concesiones: renunció al poder político a cambio de mantener el poder económico.

En la Convención para la Sudáfrica Democrática (CODESA), se previó la creación de una Comisión para la Verdad y la Reconciliación con el objeto de avanzar en la reconciliación y reconstrucción del país. En ella, se contemplaba la amnistía en relación con todo acto u ofensa pasada asociada a motivos políticos . Aparecía, así, como solución de compromiso y complemento necesario a la Constitución interina, reuniendo el mayor número de testimonios y evitando el victimismo y la indiferencia al sufrimiento de los afectados por el sistema racial.

Con la llegada al poder de Nelson Mandela, se creó la Promotion of National Unity and Reconciliation Act (1995), que estableció la Comisión, presidida por el premio Nobel de la Paz, Desmond Tutu. Ello fue el reflejo de una voluntad política de reconciliación, alentada por diversos sectores de la sociedad civil e impulsada por Mandela. Siendo conscientes de que una interpretación calvinista de la Biblia había constituido la legitimación del apartheid, la Comisión también reconoció el papel de las distintas confesiones religiosas en el proceso de lucha contra el mismo. El reconocimiento de la minoría blanca fue otra contribución a la reconciliación del país.

Contra lo que pueda pensarse, la amnistía no se concedió de forma indiscriminada. Su concesión o denegación estaba en función de cada candidato. El Comité de Amnistías decidía si los hechos imputados eran más por razones políticas o si lo eran por razones criminales. Si eran por razones criminales, no había amnistía. Este punto fue muy polémico y causó división en la sociedad sudafricana. Además, algunas de estas decisiones fueron anuladas por la Corte Suprema de Sudáfrica. Como dato, es interesante destacar que las amnistías se concedían con bastante celeridad a un 10% del nº de demandas que se presentaban (unas 7.000). Tras un arduo trabajo. el informe final de la Comisión se presentó públicamente y se puso a disposición de los ciudadanos.

El proceso sudafricano ha sido considerado por muchos como un ejemplo de transición a la democracia, a lo que coadyuvó la Comisión para la Verdad y la Reconciliación, que ha visto pasar más de 20.000 víctimas y más de 7.000 responsables de violaciones de derechos humanos y representantes de los distintos sectores de la sociedad que el Estado escogió para dirigir el país. Con el informe de la Comisión, no se cierra moralmente el apartheid, aunque sí se hace posible un ideal de reconciliación mirando a la verdad cara  a cara, lo que supone mejorar ciertos elementos, como la legitimidad de las instituciones, la capacidad de crear relaciones políticas y cívicas entre los distintos grupos, el diálogo interracial y asumir el pasado.

>HISTORIA: UNA VENTANA AL PASADO

SUDÁFRICA (III): Un nuevo inicio

| 0 comentarios valoración: 3  31 votos
>HISTORIA: UNA VENTANA AL PASADO

SUDÁFRICA: las fuerzas que cambian la historia son las que cambian el corazón de los hombres

Continuamos con el breve recorrido por la Historia sudafricana, marcada por siglos de odio y resentimiento entre la minoría blanca y la población negra. Parecía eternizarse aquello de "el hombre, lobo del hombre", pero, de nuevo, los imprevistos de la libertad humana que cede al deseo de bien y justicia. Desmond Tutu, el arzobispo Hurley...y Nelson Mandela como artífice de un proceso. Y es que lo que cambia la Historia es lo que mueve el interior de las personas, lo que cambia al hombre y lo lleva hacia un punto de fuga.

Breves referencias históricas. Los primeros holandeses llegaron a Sudáfrica en 1651, con el propósito de establecer una base de avituallamiento, llegando a establecer, finalmente, colonias en las que se fomentó la inmigración europea (alemanes del Norte, franceses…), que huía de la Guerra de los Treinta Años y las consecuencias de la revocación del Edicto de Nantes. Estos europeos, de religión calvinista, como se ha dicho, se asientan en colonias. La guerra entre Francia y Holanda lleva a que los holandeses de El Cabo realicen una asimilación: se establece el holandés como lengua obligatoria.

Con el aumento de la población, surge la necesidad de expandirse: muchos emigran a tierras del interior: nacen los bóers (granjeros), que, con el tiempo, se organizaban para defenderse por sí mismos.

Es  conocida la llegada de los británicos y los primeros choques con la población bóer: la abolición de la esclavitud y la política de anglificación son el detonante para que unos 15.000 bóers emigren más allá de los ríos Orange y Groot Visrivier. Es la época en la que se produce el llamado Gran Trek. Tras violentos choques con los zulúes (que llegaron a masacrar a muchos de los colonos), los holandeses se organizan en torno a Pretorius y consiguen derrotar a los africanos. Con el tiempo, las regiones del Transvaal y Orange se constituyen en Repúblicas autónomas, que se enfrentarán al Imperio Británico. Paul Kruger es uno de los principales artífices de estas Repúblicas, que conocen un desarrollo económico. Kruger llega a derrotar a los británicos, que han de reconocer la independencia del Transvaal. Tras las dos guerras Bóer, se constituye la Unión Sudafricana en 1910.

En 1948, después de la Segunda Guerra Mundial, la victoria del Partido Nacional Afrikáner lleva a la instauración de un régimen de segregación racial (incluido en su programa electoral), que fue parte de la política gubernamental de la República Sudafricana hasta 1994. Se inicia uno de los regímenes más discriminatorios que han existido, por el cual la minoría blanca va a poseer las mejores tierras y la única que va a ostentar derechos y garantías, mientras que la población negra carecía de ellos y era confinada a los bantus homelands (bantustanes).

La legislación del apartheid.  Con este sistema, se clasificaban las tribus según su origen y se enviaban a un bantu homeland. Ninguna persona negra podía supervisar el trabajo de un blanco, y los negros empezaron a sufrir detenciones y confinamientos y las primeras medidas e segregación, que incluían restricciones a la urbanización permanente, la separación territorial y el uso de instituciones tradicionales como medio de control social. El sistema, además, segrega los servicios públicos, la educación, el territorio lo máximo posible, dando todos los privilegios a la población blanca y ninguno a los negros. Para ello, se justificó en un federalismo que pretendió sofocar las aspiraciones de la comunidad negra.

Antes de 1948, ya existían varias leyes raciales: la Natives Land Act de 1913 prohibía que un africano pudiese comprar o alquilar tierra de un blanco; la Natives (Urban Areas) Act de 1923, dividía las ciudades en barrios según la raza: las denominadas áreas prescritas eran la mayor parte de las ciudades. Mientras las áreas no prescritas sólo permitían a trabajadores negros autorizados.

A partir de 1948, se dictan medidas más restrictivas: la Population Registrations Act (1950) exigía hacer constar la raza en los registros de población y la Group Areas Act (1950) establecía áreas reservadas. A estas leyes, le siguieron: la de Matrimonios mixtos; la de Supresión del Comunismo y la de Inmoralidad. La nueva legislación establece unos sistemas de clasificación racial, en la que se optó por criterios de “apariencia” y de “aceptación general”, que debían valorarse en su conjunto, llegando a elaborarse tests ad hoc.

>HISTORIA: UNA VENTANA AL PASADO

SUDÁFRICA: las fuerzas que cambian la historia son las que cambian el corazón de los hombres

| 0 comentarios valoración: 3  30 votos
>HISTORIA: una ventana al pasado

SUDÁFRICA: de la legitimación del apartheid a la reconciliación (I)

Ha sido uno de los acontecimientos históricos del siglo XXI: la muerte de Nelson Mandela, que ha supuesto el fin del largo camino de un país devastado por el conflicto interracial heredado de años de imperialismo calvinista, que parecía condenar a la nación más europea de África a una cárcel del odio no sólo por los años de dominio afrikáner, sino también por el resentimiento y el enfrentamiento continuos que amenazaron llevar al país a la guerra civil. La muerte de Mandela ha sido la ocasión para rescatar uno de esos pequeños trabajos que nacen de la curiosidad por la historia de Sudáfrica y que habían quedado en el baúl de los recuerdos. Aquí está: Sudáfrica, por entregas.

La colonización y el consiguiente proceso contrario (conocido como “descolonización”) del continente africano constituye uno de los episodios más interesantes de la Historia. El reparto de los territorios en la  Conferencia de Berlín (1885), que dividió el continente y estableció los límites de cada dominio colonial sin tener en cuenta la distribución de la población africana, originó, en los años 50 y 60 del siglo XX, procesos complejos de descolonización.

Sin duda alguna, el que me resulta más interesante es el caso de Sudáfrica, porque es donde confluyen diferentes factores que propiciaron el sistema de segregación conocido como apartheid: en primer lugar se sitúa el factor religioso, en el que una interpretación calvinista de la Biblia sirvió para legitimar un régimen de separación, en el que la población negra era vista como de inferior categoría. También los factores políticos tuvieron sus implicaciones: las guerras de religión en Europa provocan la emigración de población holandesa, francesa, alemana…de religión calvinista, que se asentará en el África austral y fundará colonias en distintos puntos del territorio sudafricano, originando la identidad afrikáner y las Repúblicas  bóers. La confluencia de estos factores origina un proceso de segregación racial, que abarcará desde la victoria del Partido Nacional Afrikáner (1948) hasta las elecciones de 1994, que llevarán a la presidencia a Nelson Mandela.

Se ha escrito mucho acerca del apartheid en Sudáfrica, incluso se ha llegado a hacer una tesis doctoral sobre el tema: el Departamento de Derecho Público de la Universidad de Zaragoza publicó una tesis de Santiago Tazón Serrano, sobre el fenómeno del apartheid[1], que trata el tema desde el punto de vista jurídico y de legitimación del fenómeno, lo que ha supuesto una referencia interesante a la hora de concebir el trabajo, y me ha proporcionado muchos aspectos interesantes que sería interesante tratar más en profundidad.

Para el aspecto relativo a la reconciliación, me ha parecido interesante hacer una referencia a  la labor que algunos sectores de la sociedad civil, como las confesiones religiosas, han desempeñado en la normalización política de Sudáfrica, así como el papel de las personas (Nelson Mandela, sobretodo; pero también Frederik De Klerk, el arzobispo anglicano Desmond Tutu, el arzobispo católico Denis Hurley,…entre otros), para poder entender que el cambio que se produce en las personas prepara las condiciones para el cambio social.                            

 

>HISTORIA: una ventana al pasado

SUDÁFRICA: de la legitimación del apartheid a la reconciliación (I)

| 0 comentarios valoración: 3  116 votos
>CHASCARRILLOS

Some thoughts about a relaxing cup of cafe con leche (después del batacazo).-

Parecía haber sucedido un acontecimiento como la guerra de Cuba de 1898. No fue un acontecimiento histórico de tal magnitud y, no obstante, ¡menudo shock anímico en gran parte de nuestro país, que había visto en el relanzamiento de Madrid como candidatura a los Juegos Olímpicos de 2020 como una especie de promesa de cumplimiento!. Cumplimiento…¿de qué?.

Durante años, hemos visto cómo políticos, deportistas, y el propio Comité Olímpico Español han ido poniendo la carne en el asador para que Madrid tuviese otra oportunidad, tras perder frente a Rio en la candidatura para la sede de los próximos JJ.OO. Y no es que no transmitieran ilusión con el proyecto que defendían. Tenemos buenos atletas, nadadores, un gran equipo de baloncesto que ha llegado a situarse entre los grandes, una selección española de fútbol que ganó un Mundial hace poco. Las obras en instalaciones deportivas que habían empezado a construirse, impulsadas por los organismos públicos y el COE, iban avanzando. Figuras como Pau Gasol defendiendo la candidatura o el Príncipe Felipe, con su brillante intervención, nos hicieron pensar que era posible. Pero no lo ha sido. No ha bastado.

Muchos son los factores que pesaron, y se habló, durante mucho tiempo, de “conspiraciones” e intereses económico-político  en el seno del Comité Olímpico Internacional. Y, seguramente, mucho ha debido de pesar el aspecto económico. La falta de transparencia en las votaciones, el componente del factor económico y los intereses políticos que hayan dado lugar a la elección de Tokio son las puertas de un gran edificio llamado lobby, donde habrá que saber quién es quién, en un futuro.

>CHASCARRILLOS

Some thoughts about a relaxing cup of cafe con leche (después del batacazo).-

| 0 comentarios valoración: 3  135 votos
>SOCIEDAD: La polis

Burócrata≠Funcionario profesional.

Tengo que confesarlo. Parece que está muy en boga hablar de los funcionarios, pero, sin ánimo de ser corporativista ni “traidor a la causa”, vaya por delante que el trabajo en silencio de muchos funcionarios honrados vale (o debería valer) mucho más en quintales de oro, que los holgazanes.Por eso, más vale no seguir las apariencias porque ni los que sonríen en una foto de compañeros de Cuerpo con cara de no haber roto un plato (símbolo del "esprit de corps" funcionarial) ni los que trabajan con el estigma de haber caído en desgracia por el hecho de "no tener padrino" son lo que parecen. Detrás de una foto, a veces, hay retratos dignos de un cuadro de Valdés Leal.

 

En cualquier diccionario, podemos encontrar una definición tipo:”1.dícese de quien desempeña puestos de trabajo en la Función Pública. 2. Despectivo de funcionario”. Yo propongo esta definición: “Dícese del funcionario que no sólo no desempeña su puesto de trabajo con honradez, sino que se dedica a pasillear para conseguir un ascenso y a hacer del galanteo, la adulación y de su jeta un estilo de vida.”.

¿qué hay de la promoción interna?:”dícese del sistema de ascenso en la función pública en base a los principios de igualdad, mérito y capacidad”. Más adecuado sería decir: “dícese del sistema de enchufismo consistente en saltarse a la torera las pruebas más difíciles del sistema de oposición por turno libre, en el que aspirante y  tribunal participan de un auténtico incesto profesional”. A esto, bien podría llamarse sexo explícito en el patio de un cortijo.

En ambos términos, resultan claves la codicia, la mezquindad, el uso de varias caras y la habilidad para rodearse de un equipo de personas totalmente mediocre. En la Administración, tales equipos suelen llamarse “patios de vecinas” o “corrillos de portera”. De ésos podría hablar del caso de Remigio y la señora Cascabel, un auténtico matrimonio en la profesión.Prototipo de funcionarios que han tenido todas las prebendas de quien entra recomendado por algún “Director General” amiguete o por algún suegro que ha sido un Ordenanza muy respetado en los tiempos en que la Administración tenía rancio abolengo. Luego, el despegue hacia arriba que les ha surgido como lotería de la suerte (más bien, lotería del pasilleo) y que les ha hecho llegar a puestos de responsabilidad.

El cotilleo y la verborrea han sido siempre sus dos divisas: la facilidad para la charlatanería que confundiría a los jefes más desprevenidos y atraería a los más mediocres. Eso sí, para llegar allí, no dudan en perjudicar a aquél a quien se les ponga por delante. Para lo primero, Remigio es un experto. Para lo segundo, tiembla el misterio cuando sale en escena la Cascabel. Cuentan que más de un funcionario destinado en la Unidad en la que yo estaba recibió el cariñoso apodo de “el mudito”, y la susodicha iba difundiendo del pobre infortunado que “comía agachado como un perro”, provocando las carcajadas del lacayo Remigio…y el eterno sambenito.

Remigio y Cascabel son dos claros frutos de un cáncer que ni el Partido Socialista ni el Partido Popular, en el fondo, quieren afrontar: eliminar para siempre la raíz y los frutos del enchufismo y la incompetencia que ha dejado el abrir las puertas de par en par a los amigos de los Directores Generales y demás cargos burocrático-políticos. Que Organismos Autónomos sigan teniendo un presupuesto propio para montar un cortijo a través de la promoción interna de ascender a ciertos recomendados resulta vergonzoso en una Administración del s. XXI que se precie. Y, en esto, el Gobierno de Mariano Rajoy tiene mucha responsabilidad, porque toda la cacareada reforma administrativa se ha quedado en agua de borrajas.

 

>SOCIEDAD: La polis

Burócrata≠Funcionario profesional.

| 0 comentarios valoración: 3  228 votos
>GEOPOLÍTICA:Oriente Medio

TAMARUD: Algo se mueve en la Franja de Gaza

Parecía algo inaudito tras décadas de hegemonía política y pensamiento único, marcado por un islamismo radical antisionista implantado por la organización política Hamas, no sólo desde su ascenso al poder, sino también con anterioridad. Sin indicio alguno de presencia de la Autoridad Nacional Palestina, y aislada la región por el bloqueo israelí, Gaza estaba destinada a ser feudo perpetuo y moneda de cambio del islamismo en Oriente Medio. Y, aun así, aún es posible el imprevisto.

El convulso panorama político de Egipto podría llevar a olvidarnos de las consecuencias que el movimiento de la plaza Tahrir ha tenido y está teniendo en otros países de la región de Oriente Medio. Todos los días tenemos noticias de la guerra en Siria, o de la inestabilidad en la región de Iraq…pero, ¿qué ocurre en Palestina?.

Salvo el diario AsiaNews.it, ningún medio de comunicación sabe realmente lo que sucede: que la gente empieza a estar cansada y demanda libertad. Surge Tamarud, como un movimiento de la sociedad civil que comienza a tomar conciencia del chantaje que el islamismo radical está sometiendo a la población palestina de la Franja de Gaza: amenazas, secuestros, torturas…todo ello con el ánimo de mantener callada a una sociedad que “ya está cansada de la opresión de Hamas y desea una vida nueva”.

Gaza es una estrecha franja entre territorio israelí y el Mediterráneo, que, desde hace años, alberga a 1,5 millones de personas en condiciones absolutamente deplorables. La situación ha empeorado desde la subida al poder del islamismo radical: de la ocupación israelí se ha pasado a un régimen de terror, donde las fatwas han sustituido a las leyes del Consejo Legislativo. La ausencia de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) tiene como consecuencia la proliferación de bandas armadas que tratan de acabar con cualquier oposición. Las brigadas Al-Qassam son tristemente célebres por provocar el terror entre la población.

>GEOPOLÍTICA:Oriente Medio

TAMARUD: Algo se mueve en la Franja de Gaza

| 0 comentarios valoración: 3  163 votos
>MÚSICA

John Williams: la Belleza conmueve a través de la música.-

Tiempo hace que me adentré hace años en el mundo de las bandas sonoras de cine (en mi caso, fue a través de la música clásica): uno de los soundtracks (bandas sonoras) que me marcaron en la adolescencia fue haber escuchado la partitura compuesta para Hook. Siempre había pensado que sólo existía la Belleza en la música clásica, en el rock, el country o los cantos populares.

 Y, entonces, tuve mi Encuentro en la Tercera Fase con la realidad, a través de un maestro:John Williams

Nacido en 1932, en Long Island (New York) este prodigio de la música, que estuvo tocando en las Fuerzas Armadas, había aprendido piano con Mario Castelnuovo-Tedesco, y continuó sus estudios en la Juilliard School, una de las mejores escuelas de música en Estados Unidos, y tuvo como maestros a Bernard Herrmann, Erich Wolfgang Korngold, Franz Waxman o Alfred Newman (con el que tocó en su orquesta), aprendiendo composición y bebiendo de  fuentes como Aaron Copland o Max Steiner.

Había tenido, desde 1954, una proliferación de trabajos para películas como Bromas con mi mujer, ¡no!, o Valley of the Dolls, sin olvidar Midway y muchas otras…aportando, en cada una, anticipos de lo que iba a empezar a ser su estilo: una música profundamente descriptiva y sentida, sin estridencias, pero con majestuosidad. Y lo mejor estaba por venir.

En 1972, Williams conoce a Steven Spielberg, que ya había empezado a hacer algunos pinitos en el cine (El Diablo sobre Ruedas). El director de Cincinnati (Ohio) le propuso para una película The Sugarland Express. El proyecto juntó también a Toots Thielemans, gran intérprete de armónica por entonces. La película fue un punto de partida para la carrera meteórica del Rey Midas, y fue el primer espaldarazo a la carrera de John Williams.

A partir de entonces, llovieron los dones: la amistad con George Lucas, que catapultó al músico al estrellato desde entonces con las trilogías Star Wars; el primer Óscar por la adaptación musical de Fiddler on the Roof (un violinista en el tejado); el segundo galardón de la Academia por Tiburón; el tercero, por La Guerra de las Galaxias; el cuarto, por E.T. el extraterrestre; el quinto, por una de las obras maestras de Steven Spielberg, La Lista de Schindler. Entre medias, infinitud de obras: Encuentros en la Tercera Fase, las aventuras de Indiana Jones, Superman, Home Alone, JFK, Hook... Y más obras después de Schindler´s List: Sabrina, Nixon, Salvar al Soldado Ryan, Amistad, El Patriota, Las cenizas de Ángela, Minority Report, Harry Potter y la piedra filosofal, Harry Potter y la cámara de los secretos, Harry Potter y el prisionero de Azkabán; la conmovedora Munich, Las aventuras de Tintin, War Horse y la última, hasta la fecha, Lincoln. Ciertamente, puede decirse que la colaboración Williams-Spielberg es un hito indiscutible en la historia del celuloide. Ninguna otra ha dado más fecundidad (no sólo en cantidad, sino en calidad) en música para películas que ésta. Colaboración que ha creado escuela: pensemos en la que hay entre Robert Zemeckis y el músico Alan Silvestri (ni su partitura para Forrest Gump o para Náufrago, siendo auténticas bellezas, llegan a la profundidad con que Williams narra la historia).

>MÚSICA

John Williams: la Belleza conmueve a través de la música.-

| 0 comentarios valoración: 3  184 votos
>GEOPOLÍTICA

Una teoría de contrapesos frente a la expansión del integrismo islámico

Desde los atentados del 11-S a los ataques terroristas en Mumbai en 2008; pasando por las bombas de los trenes en Madrid el 11-M (2004)…el islamismo radical ha ido adquiriendo, poco a poco, una capacidad de cuestionar los propios cimientos de las democracias occidentales, al obligar a los Estados a entrar en el juego acción-reacción. Pero, ¿cómo fortalecernos frente a esta nueva amenaza?. En un trabajo  en materia de Cooperación y Ayuda Humanitaria en el Instituto General Gutiérrez Mellado, pongo un granito: una teoría de contrapesos, circunscrito a la realidad de Asia, pero que constituye un punto de referencia para entender por qué es tan necesaria la existencia de la sociedad civil.

En efecto, frente a un factor de inestabilidad como el islamismo yihadista, un Estado será más fuerte y cohesionado cuanto más estén garantizados sus pilares esenciales: el imperio de la ley, una sociedad civil fuerte y cohesionada y una autoridad y estabilidad política. Cada uno de estos pilares tiene una serie de condiciones concretas que pueden contribuir a asentarse y reforzar, por ende, la gobernabilidad (ver cuadro). Así:

  • Una sociedad civil fuerte se refleja en la garantía del ejercicio de las libertades y en la participación en la vida política y social, generando obras e iniciativas que reflejen la pluralidad y el respeto a las convicciones de cada ciudadano. La participación activa es una condición para reforzar el tejido social. Por eso, países como India tienen una tradición democrática mayor que en los países islámicos. Y, para ello, la existencia de un proyecto común, cualquiera que sea la pertenencia o adscripción ideológica o religiosa, constituye una condición sine qua non para el desarrollo y la convivencia democrática de un país.
  • El ejercicio de la autoridad y el imperio de la ley implica que el Estado ha de garantizar el restablecimiento de la ley y del orden mediante las fuerzas de orden público, que han de estar al servicio de la democracia. Asimismo, la autoridad estatal ha de poder estar presente en todo el territorio.
  • Estabilidad política implica la eficacia de las instituciones, el respeto al proceso democrático y la observancia de la transparencia y rendición de cuentas, entre otros.
>GEOPOLÍTICA

Una teoría de contrapesos frente a la expansión del integrismo islámico

| 0 comentarios valoración: 3  314 votos
>SOCIEDAD:LA POLIS

¿Qué tiene la gente contra los funcionarios?

| 3 comentarios valoración: 3  804 votos
sobre este blog
Francisco Medina

Búsqueda en los contenidos de la web

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Líbano, tierra de exiliados

Coptos que no renuncian

Arte y pintura en Páginas Digital

David vencedor de Goliat de Caravaggio

La última cena de Juan de Juanes

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>Últimos comentarios

somos pura fragilidad - gracias por este blog. Es verdad somos pura fragilidad - Por juan carlos hernández
Creo que la premisa no es ésa - Estimado amigo: No puedo estar más de acuerdo contigo. En realidad, pretendía desmontar los tópicos alimentados por el "complejo de víctima" que se ha alimentado dentro de la Función Pública (en la que yo trabajo). En realidad, yo no creo que la gente nos odie, es que lo que la gente no soporta es lo que justamente critico en el artículo : el corporativismo y la autocomplacencia que nos lleva a pensar a los empleados públicos que somos los únicos garantes de la libertad,etc. etc.. Además, es una reflexión mía, no un artículo científico, por Dios. Desde luego que hay que hacer artículos científicos con rigor, faltaría más. - Por Francisco Medina
Creo que la premisa no es ésa - Estimado amigo: No puedo estar más de acuerdo contigo. En realidad, pretendía desmontar los tópicos alimentados por el "complejo de víctima" que se ha alimentado dentro de la Función Pública (en la que yo trabajo). En realidad, yo no creo que la gente nos odie, es que lo que la gente no soporta es lo que justamente critico en el artículo : el corporativismo y la autocomplacencia que nos lleva a pensar a los empleados públicos que somos los únicos garantes de la libertad,etc. etc.. Además, es una reflexión mía, no un artículo científico, por Dios. Desde luego que hay que hacer artículos científicos con rigor, faltaría más. - Por Francisco Medina
Premisa falsa. - Estimado autor: Su exposición entiendo que parte de una premisa equivocada: que los funcionarios son odiados. No creo que los sentimientos que experimentan los no funcionarios hacia los funcionarios estén constituidos principalmente por odio, ni que supongan un aparte especialmente característico en las relaciones humanas. Ni siquiera creo que se distingan mucho de los sentimientos que experimentan los funcionarios hacia los no funcionarios. Si se desea hacer un ensayo verdaderamente riguroso, en mi opinión debe abordarse, en primerísimo lugar, la validez de la pregunta que encabeza el artículo. Un saludo. - Por Glo

>DESCARGA NUESTRA APP