Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
29 MAYO 2020

Quiero que nada humano me sea ajeno. Absolutamente nada: Libertad, libertades, educación, libertad de educación, matrimonio, familia, amor, sexualidad, maternidad, paternidad, infancia, demografía, defensa de la vida, ciencia, conciencia, ciencia con conciencia, Religión, razón, Fe, verdad, Política, mentira, manipulación del lenguaje, ‘política’, políticos, Derecho, derechos, paz, guerras, violencia, terrorismo, víctimas del terrorismo…

DINERO DE SANGRE

Vicente A. Morro López

Quienes asistimos el pasado domingo a la celebración litúrgica del Domingo de Ramos escuchamos, al proclamarse la Pasión, el relato de la traición de Judas. Acosado por la desesperanza y el remordimiento, ya demasiado tarde, viendo que había traicionado a su amigo y a todo aquello que había vivido y en lo que creyó, Judas devolvió las treinta monedas y se ahorcó al no soportar su realidad: “Pequé entregando sangre inocente”. Los sumos sacerdotes se apresuraron a recoger las monedas, no fueran a ‘perderse’, y dijeron: “No es lícito echarlas en el tesoro de las ofrendas, porque son precio de sangre”. Esto nos dice San Mateo en su Evangelio (Mt. 27, 6). Precio de sangre, dinero sangriento.

Líbrenos Dios de vernos en similar tesitura. Siguiendo la máxima de “conócete a ti mismo”, no me atrevería a decir que yo no caería en el mismo pecado que Judas. El mismo San Pedro, lo leemos igualmente en el relato de la Pasión, tampoco conocía sus debilidades. No debe, pues, extrañarnos que en nuestra sociedad haya tanta gente dispuesta a traicionar aquello en lo que dice creer, vendiendo sus principios por un puñado de monedas, por unos cuantos votos, por la popularidad y la fama, por el ansia de conquistar o permanecer en el poder, por el afán de lucro, por el beneficio puro y duro. Poco importa si esas monedas están manchadas de sangre, de dolor, de muerte. Dinero sucio, precio de sangre inocente.

¡Cuántas situaciones encontramos actualmente con esa triste realidad! Dinero terriblemente sangriento es el que se mueve en el horrendo y lucrativo negocio del aborto. Pingües beneficios obtienen los empresarios de tan macabro comercio, aprovechándose del sufrimiento, miedos y dificultades de miles de mujeres engañadas, abandonadas, traicionadas. Empresas, asociaciones supuestamente filantrópicas y hasta organismos internacionales colaboran con el derramamiento de sangre inocente, la más inocente y desamparada que existe.

Dinero también muy sucio es el que mueve la prostitución, con sus graves consecuencias de esclavitud y comercio, explotación y trata de seres humanos. Millones de víctimas inocentes, muchas de ellas niños en los paraísos del turismo sexual, negocio sucio y despreciable donde los haya. Los supuestamente civilizados occidentales somos cómplices de ello: por acción, al ser los principales consumidores, o por omisión, al callar y mirar hacia otro lado mientras nuestros pecados destrozan el futuro y las ilusiones de tantas víctimas. La banalización de la sexualidad en nuestras sociedades, con propuestas que exaltan el uso y disfrute aquí y ahora de todos los placeres, es condición necesaria para ese triste negocio que cosifica a las personas. Nadie que conociera y amara el verdadero valor y sentido de la sexualidad y la dignidad inalienable de todo ser humano participaría en tan nauseabundo comercio. La pornografía y la contracepción, que engaña aportando una falsa seguridad y ‘soluciones’ a todos los problemas que se puedan presentar, mueven también miles de sucios millones.

Dinero ensangrentado es el que se mueve con los negocios de la guerra y el comercio, legal e ilegal, de armas. Hace poco más de tres años conocimos que bombas de racimo fabricadas en nuestro país y vendidas por nuestro gobierno, que supuestamente tenía un “ansia infinita de paz”, estaban siendo utilizadas por el tirano Gaddafi para masacrar a la población civil. ¡Terrible ironía que nuestras tropas tuvieran que proteger a la población sublevada contra el dictador de las armas que nosotros mismos le habíamos vendido! ¿Por qué no renunciamos a esas monedas manchadas de la sangre inocente? Gervasio Sánchez ya denunció, con sus fotografías y también en un valiente discurso, la hipocresía de nuestros gobiernos. Sangre inocente, dinero sucio, desprecio de la vida humana: prima la cuenta de resultados de las empresas y países “exportadores de muerte”. También los tráficos de diamantes, coltán y otras materias primas suponen un inhumano comercio.

Mucho dinero, sucio y manchado, hay en los negocios de la experimentación con embriones, de la clonación, de la manipulación genética. Mucho dinero y mucha hipocresía, de empresas y de administraciones públicas de todos los colores e ideologías. Se aducen razones supuestamente humanitarias, terapéuticas y de progreso social y científico para justificar algunas prácticas que tienen más que ver con eugenesia pura y dura (nazismo, Margaret Sanger, etc.) que con una ciencia al servicio del ser humano y la vida. ¿Es justo ‘conseguir’ un hijo a cualquier precio? ¿Se puede condenar a decenas de embriones para ‘fabricar’ uno con determinadas características?

DINERO DE SANGRE

Vicente A. Morro López | 384 comentarios valoración: 3  666 votos
sobre este blog
Vicente Agustín Morro López

Gracias a Dios, 30 años felizmente casado y padre de 5 hijos. Trabajando, por maldición bíblica, y estudiando, por amor a la sabiduría y a la Verdad. Miembro del Foro de la Familia y de la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Valencia. Luchando por la vida,  la libertad y la familia. Mi lema, el del caballo Boxer (Rebelión en la granja): ¡Trabajaré más fuerte!
Búsqueda en los contenidos de la web

>SÍGUENOS EN

>Entrevistas

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>Últimos comentarios

Ms - All the contents you mentioned in post are too good and can be very useful. I will keep it in mind, thanks for sharing the information keep updating, looking forward for more posts. http://www.goacompanion.com - Por Kinal Kaur
Chennai Models - Gentlemen who are very rich and high class are most welcome on my personal website. I am Surbhi Joshi from Chennai city. I am a high profile Independent escort girl. I am an stylish female friend for those gentlemen who are seeking female escorts service for their enjoyment. I provide outstanding call girl services both incalls and outcalls in Chennai city. I am here to offer you persons moments that you guys always dream. A idealistic dinner date in a luxury five star hotel and a full night erotic pleasure in arms of a real Indian beauty. My company is only for reputed and decent gentlemen. I am a expert and a perfect partner for you. You can hire me very simply because i am available any time anywhere for you in Chennai. http://www.beautyofchennaiesorts.com http://www.sweataoberoi.biz http://www.aushima.in http://www.riyapillai.com http://akarti.in - Por Surbhi Joshi
Gracias - Posiblemente, no hemos sabido "vender" el matrimonio, o tal vez ahora hay un desconocimiento muy amplio de lo que consiste. El caso es que creo que hacen falta artículos como éste en el que se exponen con alegría y con realidad la felicidad que supone casarse. Y el caso es qeu a la vista de que la inmensa mayoría de los ciudadanos viven en pareja, hay una aspiración natural a convivir. Gracias por el comentario. - Por José Luis Amat
Se ha perdido el juramanto hipocrático - Así es desgraciadamente. La mayoría de ONG's juegan este papel ambiguo y, casi nadie, defiende abiertamente el nasciturus.   - Por Javier Aznar
Muy necesario - El gran Vicente Morro vuelve a poner el dedo en la llaga, y esta es una llaga, una herida, profunda y antigua, que ya presenta signos de putrefacción. El olvido del PADRE está machacando la estructura social del occidente civilizado. Porque, como recuerda el RabinoSacks (otro sabio) "mientras que la maternidad tiende a ser universal, la paternidad representa un hecho claramente inusual, casi específicamente humano". Gracias, Don Vicente. Yo también soy padre. - Por Vero Polox