Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
29 MAYO 2020

Quiero que nada humano me sea ajeno. Absolutamente nada: Libertad, libertades, educación, libertad de educación, matrimonio, familia, amor, sexualidad, maternidad, paternidad, infancia, demografía, defensa de la vida, ciencia, conciencia, ciencia con conciencia, Religión, razón, Fe, verdad, Política, mentira, manipulación del lenguaje, ‘política’, políticos, Derecho, derechos, paz, guerras, violencia, terrorismo, víctimas del terrorismo…

LA EDUCACIÓN Y LOS DERECHOS DE LOS PADRES

Vicente A. Morro López

LA EDUCACIÓN Y LOS DERECHOS DE LOS PADRES.

Comunicación presentada, en nombre de la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de la Provincia de Valencia (FCAPA), en la Fase Diocesana de Valencia del I Congreso Interdiocesano de Educación, el día 20 de mayo de 2017.

Parafraseando a Chesterton, podríamos decir que quien manipula la educación, quien trata de modificar su sentido y esencia transformándola en mera ideología, «no sabe lo que hace, porque no sabe lo que deshace.»:

Eminentísimo y Reverendísimo Sr. Cardenal, Excelentísimo y Reverendísimo Sr. Obispo Auxiliar, Excelentísima Rectora Magnífica de la Universidad Católica de Valencia, distinguidas autoridades religiosas y académicas, señoras y señores:

La Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de la Provincia de Valencia (en adelante, FCAPA) agradece la invitación a participar en este encuentro preparatorio del I Congreso Interdiocesano de Educación que se desarrollará, Dios mediante, en el próximo mes de octubre, bajo el lema “La Educación: un reto a los padres, a la Iglesia, y a la sociedad”.

Parafraseando a Chesterton, podríamos decir que quien manipula la educación, quien trata de modificar su sentido y esencia transformándola en mera ideología, «no sabe lo que hace, porque no sabe lo que deshace.» Permítanme dirigirme en este momento, para mostrar todo el apoyo y solidaridad de FCAPA, a las comunidades educativas de los centros que hoy han visto publicada en el DOGV la resolución que injustamente les recorta sus derechos. Nuestra Federación se ofrece a prestarles todo el apoyo que necesiten en la defensa de esos derechos y en la recuperación, mucho más temprano que tarde, de la libertad de educación de la que hoy se han visto privados.

La educación, y esto es lo que parece que molesta a algunos, es un servicio a la verdad: ciencia, razón y derecho. Para nosotros, los católicos, la verdad, en minúscula, hace referencia directa a la Verdad, en mayúscula. El pasado domingo, precisamente, proclamábamos en el Evangelio de la Eucaristía quién es esa Verdad, que además es Camino y Vida. Como ya ha señalado en diversas ocasiones nuestro Arzobispo, el problema central de la escuela y de los sistemas y de las instituciones educativas, es la cuestión de la verdad, que no es una más entre las muchas cuestiones que la persona, cada persona, debe afrontar, sino la cuestión fundamental.

Este servicio a la verdad, en palabras de Santa Teresa Benedicta de la Cruz (Edith Stein), hace que el objetivo de la educación sea «… la formación del ser humano en su totalidad, en todas sus fortalezas y capacidades con el fin de que sea lo que debe ser.» D. Antonio lo ha dicho esta tarde, en el mismo sentido, con otras palabras: «llegar a ser plenamente hombre». Ser lo que debe ser, esa es la clave. Esto es, una vez más, lo que algunos no pueden aceptar: que haya una instancia exterior y superior –ya sea la naturaleza, la realidad o Dios- que me indique qué y quién soy.

Como señaló el Papa Benedicto XVI, en su homilía en la Santa Misa de la Cena del Señor, en el año 2012, «pensamos ser libres y verdaderamente nosotros mismos sólo si seguimos exclusivamente nuestra voluntad… Esta es la rebelión fundamental que atraviesa la historia, y la mentira de fondo que desnaturaliza la vida. Cuando el hombre se pone contra Dios, se pone contra la propia verdad y, por tanto, no llega a ser libre, sino alienado de sí mismo. Únicamente somos libres si estamos en nuestra verdad, si estamos unidos a Dios.»

Como recordó también el Papa Benedicto XVI en su Discurso a la Asamblea general de la Conferencia Episcopal Italiana, el 27 de mayo de 2010, «educar es formar a las nuevas generaciones para que sepan entrar en relación con el mundo, apoyadas en una memoria significativa que no es sólo ocasional, sino que se incrementa con el lenguaje de Dios que encontramos en la naturaleza y en la Revelación, con un patrimonio interior compartido, con la verdadera sabiduría que, a la vez que reconoce el fin trascendente de la vida, orienta el pensamiento, los afectos y el juicio.»

LA EDUCACIÓN Y LOS DERECHOS DE LOS PADRES

Vicente A. Morro López | 177 comentarios valoración: 3  140 votos
sobre este blog
Vicente Agustín Morro López

Gracias a Dios, 30 años felizmente casado y padre de 5 hijos. Trabajando, por maldición bíblica, y estudiando, por amor a la sabiduría y a la Verdad. Miembro del Foro de la Familia y de la Federación Católica de Asociaciones de Padres de Alumnos de Valencia. Luchando por la vida,  la libertad y la familia. Mi lema, el del caballo Boxer (Rebelión en la granja): ¡Trabajaré más fuerte!
Búsqueda en los contenidos de la web

>SÍGUENOS EN

>Entrevistas

El otro es un bien, también en política

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>Últimos comentarios

Nos importa a muchos - El problema es el de aquellos políticos que ven en su profesión, una oportunidad para encumbrarse personalmente y perpetuarse en el poder, el de aquellos que lejos de servir al bien común, se sirven de la política para medrar a costa de lo que sea, que anteponen los votos a las necesidades reales de las personas, que atienden a los,sondeos de opinión, antes que al clamor de la gente sencilla, de las familias que pasan dificultades para llegar a fin de mes, de los padres que quieren educar a sus hijos conforme a sus principios y no conforme a la ideología imperante. Ese es el problema.  Y en la causa de la vida y la defensa de la maternidad, somos mas de los que pensamos, pero no hacemos ruido, porque nos dedicamos día a día a sacar adelante a nuestra familia, a trabajar lo mejor posible en estos momentos difíciles y nos queda poco tiempo para lo demás. Porque pensamos que para eso deben estar los políticos , que son muchas veces los que nos ponen las cosas mas complicadas, olvidándose de su vocación ha de estar al servicio de los mas necesitados, de esas madres embarazadas con serias dificultades para seguir adelante. Y las abandonan en el angustioso abismo vital que supone el drama del aborto. Y aprueban deleznables e injustas leyes que no se merecen ni los animales. Y convierten en derecho el asesinato.  También hay políticos que miran hacia otro lado, que teniendo la oportunidad de arreglar las cosas no lo hacen por falta de "consenso interno en el partido". Tibios y mediocres son los apelativos mas suaves que se mercen, porque ese consenso y esa pasividad les hacen  complices de la barbarie de muerte y desesperación que conlleva cada aborto. Y efectivamente, les importa un rábano todo esto, porque tienen la sartén del BOE por el mango y pueden decidir lo que es legal o no en cada momento. Me gustaría saber cuántos de estos serviles conocen a alguna madre que haya sufrido el trance de abortar a su hijo, porque nadie les ha apoyado, porque los que tenían que defenderlas, promueven leyes de muerte o no las recovan cuando pueden. Este gobierno tiene en sus manos la oportunidad histórica de hacerlo.  Hay un proyecto de Ley que, aunque sigue manteniendo la puerta del aborto abierta, no lo hace de par en par, como la vigente normativa. Que sepan los que tienen capacidad de influencia o decisión en este punto, que si abandonan el proyecto de Ley, con él abandonarán a cientos de miles de madres necesitadas y a sus hijos. La decisión está en sus manos. De ella depende la mía -y me temo que la de muchos que estamos hartos y nos sentimos engañados-, en las próximas elecciones. No se fíen del voto cautivo o del mal menor.  Sean coherentes con su programa y fieles a sus principios. Es lo que esperamos de ustedes. Cada vida importa y muchas vidas dependen de ello. - Por Pablo Táuler
Y EL ABORTO....¿a mi que me importa? - La Ley del aborto vigente, es la Ley más machista que a nadie se le pudiera ocurrir. Elimina por completo la responsabilidad del padre y deja a la mujer sola ante las circunstancias que pudieran acaecerle. - Por GIGIA6
No es la economía, estúpidos - Estos del PP, se creen que con la economía está todo arreglado. Pero no es así. Lo alucinante, es que está cediendo espacio a quien nunca les va a votar. Con su pan se lo coman. Yo no. - Por José Luis Amat