Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
7 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Cleaner

Víctor Alvarado

Este thriller cuenta la historia de un limpiador de escenas de crímenes y ex-agente de la policía, que realiza uno de sus habituales trabajos por equivocación antes de que la policía concluya la investigación. Por esa razón, Tom Cutler se convierte en el principal sospechoso, por lo que tendrá que demostrar su inocencia.

El tridente protagonista es de auténtico lujo. Cuenta con la presencia de dos buenos actores como Samuel L. Jackson y Ed Harris, que tanto nos gustó en Copying Beethoven (2006), donde se explicaban magníficamente las profundas fuentes de inspiración de este músico alemán. Por otra parte, Eva Mendes interpreta a la típica femme fatale, de la que no se aprovechan sus dotes artísticas, sino simplemente sus cualidades físicas.

En cuanto a la novedad de la cinta, habría que decir que el planteamiento de limpiador ya se pudo ver en un film llamado Tú asesina, que nosotros limpiamos la sangre (1996). Cleaner recuerda a un poco de todo; es decir, está cortada por el mismo patrón de todos los largometrajes de intriga de los últimos años. Por tanto, juega con el espectador y su final es previsible. Sin embargo, pensamos que al espectador menos experimentado le puede parecer interesante porque se sustenta en buenos mimbres por la corrección y profesionalidad de Renny Harlin (Máximo riesgo, Deep blue sea, Jungla de cristal 2...), que es capaz de entretener, pero su obra ni defrauda ni enamora. El equipo del director realizó un intenso trabajo de documentación para el papel de Jackson, por lo que se pusieron en contacto con una empresa que desempeñara ese cometido. Finalmente y como dato curioso, el cineasta se inspiró mínimamente en producciones clásicas como Chinatown (1975).

En contraposición con lo negativo, la cinta te mantiene en tensión y se le puede considerar un producto de calidad con capacidad para distraer a los asistentes a las salas de proyección. Si lo comparamos con los grandes thrillers de la temporada, estaría al nivel de The International (2009), aunque sin su potencia, y su categoría sería inferior  al del buen suspense periodístico, Sombras de poder (2009).

Por otra parte, a la trama de investigación se le añade el drama entre Tom Cutler (Samuel L. Jackson) y su hija, Rose Cutler (Kene Palmer), que no está mal del todo y en la que se defienden los valores de la familia. Además, al final de la cinta parece que el director trata de sacar una conclusión positiva de la historia mediante la reflexión de la hija del protagonista.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP