Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
7 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

El relativismo de Obama

Lorenzo Albacete

La principal razón de esta oposición fue que Gupta no tenía ninguna experiencia laboral con los pobres y por tanto no estaba en condiciones de entender sus exigencias en materia de asistencia sanitaria. Esta semana, sin embargo, el presidente ha elegido a una persona que sin duda tiene la experiencia necesaria, pues ha desarrollado toda su carrera a favor de los pobres de la Costa del Golfo, en Alabama. La Dra. Beckman es afroamericana y católica. (¿Dónde encuentra Obama a esta gente? Pienso en Sonia Sotomayor, que esta semana ha superado el examen del Senado y será muy probablemente confirmada como jueza del Tribunal Supremo, pues mostró una absoluta neutralidad).

La reserva aparentemente inagotable que Obama parece tener con este tipo de personas ha confundido a la oposición conservadora y ha conmocionado a muchos progresistas. Esta semana, el redactor de religión del Time Magazine habla de una "izquierda radical contraria al presidente" en una entrevista a Cornel West, profesor en Princeton e "intelectual público". West se autodefine como miembro de la "izquierda religiosa", según la cual Obama está bajo la influencia de las "elites neoprogresistas" que ignoran las necesidades más urgentes de los pobres. De hecho, los pobres están consiguiendo escasos beneficios de los programas presidenciales para la recuperación económica. En otras palabras, acusa a Obama de haber abandonado "la opción preferencial por los pobres" que había hecho que la izquierda lo apoyara con tanto entusiasmo. ¿Pero esto es cierto? ¿Ha traicionado Obama sus promesas electorales?

En un encuentro reciente con la prensa católica el presidente dijo: "Creo que algunos esperáis lo peor de nosotros, no por lo que yo haya dicho o hecho, sino sólo porque tenéis la percepción de el nuestro es un programa duro y lo vamos a llevar a cabo". Conservadores, neoconservadores, neoprogresistas y progresistas no saben qué hacer con el presidente porque en realidad es un moderno relativista cuyas convicciones no tienen ningún contenido específico.

Esta semana también se ha celebrado el 40º aniversario de la llegada a la Luna. Personalmente, considero que hice alguna contribución al programa espacial, y aquel día pensé que aquel primer astronauta que pisaba la luna en cierto modo me representaba también a mí. Aunque no sentí ninguna ruptura con mi camino, pues en aquel momento yo ya había decidido ser sacerdote. Mi guía era Pablo VI.

Los astronautas que desembarcaron en la superficie lunar llevaron un mensaje que citaba el Salmo 8, sobre el hombre y Dios. Neil Armstrong dijo que el encuentro con el Papa en octubre de aquel mismo año fue uno de los acontecimientos más destacados de su viaje al espacio y el regreso a la Tierra.

¿Qué tiene que ver esto con el relativismo de Obama? El presidente quiere retomar los programas espaciales y, como entonces, gran parte de la izquierda se opone, mientras que muchos en la derecha lo apoyan, aunque no se fíen de él. (¡Quién sabe lo que quieren estos neoconservadores y neoprogresistas!) ¿Por qué Obama quiere volver a la Luna? Tal vez vea en esto una metáfora para una confirmación "científica" de su relativismo. Tal vez no, pero si fuera así le quitaría a la aventura todo entusiasmo. Hace 40 años esto no habría sucedido.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP