Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
9 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Invictus

Juan Orellana

La trama gira en torno al mundial de rugby de 1995, que se celebró en Sudáfrica. El equipo nacional no tenía ninguna posibilidad, pero el recién elegido presidente Mandela se da cuenta de que sería muy bueno para la situación interna del país que el equipo obtuviera buenos resultados. Sin embargo, hay un inconveniente: ese equipo ha sido tradicionalmente símbolo blanco del apartheid. Mandela tendrá que creer firmemente en el poder del perdón y de la reconciliación para apoyar públicamente al equipo, contra la opinión de sus seguidores.

Invictus, siendo buena, queda muy por debajo de Gran Torino a causa del guión. Es como si se hubiera rodado la primera versión del mismo, dando un resultado demasiado obvio, excesivamente didáctico, y en ocasiones elemental. Aun así, agrada el sabor capriano de la película, su antropología positiva y la cada vez más elocuente defensa de Eastwood de la religiosidad cristiana. En este sentido son muy significativas las letras de las canciones que se escuchan en el film.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP