Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
6 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

"Con Tu fuerza y con nuestras manos"

¡Testigos "invisibles" de una presencia, los parientes de los mineros tragados por la mina San José trasladaron al desierto su esperanza, su grito de dolor y su nuevo hogar!

El inicio de un inesperado diálogo entre la vida y la esperanza lo inundó lentamente todo: la construcción de un campamento, el diálogo con las autoridades y los cuerpos de rescate, la acogida a todos aquellos que llegaban para ayudar desde distintas latitudes... hasta el nombre de un niña que nacía ahí mismo: Esperanza. El escepticismo culpable se batía en retirada.

Y la montaña desde sus entrañas se rindió al trabajo arduo e incesante, al trabajo dedicado a la vida... y... devolvió a borbotones a aquellos 33 hombres que durante 69 días había secuestrado.

Por un momento hemos visto que el norte ilumina Chile no ya con la riqueza de sus minerales, sino con el valor de la vida: un país entero en vigilia para contemplar el rostro de hombres anónimos y el abrazo a quienes los rescataron. Autoridades,  profesionales y  familiares de los trabajadores  fundidos en el abrazo del rescate.

El presidente de Bolivia, estupefacto, explicaba su presencia a los pies de la mina: es un acontecimiento lo que supera la ideología, las diferencias entre los hombres y los países.

Tan cercanos y tan lejanos -países vecinos, empresarios, trabajadores y políticos- convocados a colaborar sin discriminaciones por la esperanza que interroga la vida, por la certeza de una presencia que se vuelve la semilla de un pueblo nuevo como el Campamento Esperanza.

Toda la catarata de emociones y la farandulización de estos hechos -probablemente inevitables- que no toque la  veta de lo acontecido se pierde la promesa del desierto de Copiapó.

Nosotros nos sentimos convocados a seguir mirando el ideal que ha plasmado estos hechos y a continuar este diálogo para que toque a cada hombre y comunidad de nuestro país: estamos bien los 33, y los 34... para que no "falte nadie a la mesa", como ha dicho últimamente la Iglesia.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP