Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
4 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

>Remodelación del Gobierno

Zapatero 2.0

Fernando de Haro

Sonriente, era franco: "lo que hace falta es explicación política de lo que hace el Gobierno". Y añadía: "los pasos de la izquierda abertzale son insuficientes pero no van a ser en balde". Son las claves de haber colocado a Pérez Rubalcaba en la vicepresidencia primera y a Ramón Jáuregui al frente del ministerio de la Presidencia. Zapatero recurre al mayor talento político de los socialistas, al último portavoz de Felipe González. Rubalcaba supone un refuerzo estratégico decisivo. Zapatero se abraza al hombre de gran astucia que supo sobrevivir a la debacle del felipismo, que certificó que ETA tenía voluntad de diálogo cuando los asesinos estaban rearmándose, que se presenta como el aval de una política antiterrorista basada en las detenciones mientras que el presidente casi anuncia este miércoles que Batasuna o sus sucesores estarán en las elecciones municipales. Rubalcaba, el hombre que controla como nadie la información confidencial, las cloacas del Estado, que sabe filtrar a tiempo para paralizar al oponente político, que es capaz de justificar lo injustificable en una comparecencia parlamentaria, que paraliza a los periodistas en las ruedas de prensa, que puede hacer creer a la opinión pública casi cualquier cosa, es un arma de destrucción masiva, políticamente hablando. No habrá falta de coordinación en este fin de legislatura en la que oficialmente el propio Zapatero ha anunciado ya que la nueva versión de la negociación está en marcha. Pero, cuidado, porque Rubalcaba también implica un alto riesgo, sólo es leal a sí mismo.

Ramón Jáuregui, sin llegar a tener el calibre de Rubalcaba, no se le queda lejos. Jáuregui fue vicelehendakari con el PNV. El nuevo socio. Su predecesora De la Vega era la encargada de mantener las relaciones con la Conferencia Episcopal. Jáuregui abogó en su momento por un diálogo entre católicos y socialistas pero aquello quedó en poco porque no estaba fundamentado en una estima sincera por la vida de la Iglesia. La salida de De La Vega deja el interrogante de quién será el nuevo interlocutor con los obispos en un momento tan delicado como el que se avecina con los dos viajes del Papa. Felipismo político y refuerzo de la opción de izquierdas y del radicalismo. Zapatero, que sabe que pierde respaldo de esos dos millones de votantes más a la izquierda, los que le han dado dos victorias, se ha traído al Gobierno lo mejor que ha dado el comunismo en los últimos años. Rosa Aguilar, la que fuera alcaldesa de Córdoba, ahora consejera de la Junta de Andalucía, supone rescatar a lo poco relevante que queda de Izquierda Unida. Tendrá pocas competencias pero será visible. En la misma clave puede interpretarse el nombramiento del ministro de Trabajo, Valeriano Gómez. Guiño al mundo sindical. Valeriano participó en la huelga y en la manifestación del pasado 29 de septiembre. No habrá más cambios en la legislación laboral. El nombramiento de Leire Pajín como ministra de Sanidad refuerza el vector radical. Pajín estaba enfrentada a Blanco en el PSOE y había apostado por Tomás Gómez en las primarias, pero las claves del cambio no son sólo las del partido. Sanidad es un ministerio sin apenas competencias. Al asumir las antiguas, aunque escasas competencias, de Igualdad se convierte en una excelente plataforma para desarrollar, al final de la legislatura, la ley del aborto, las nuevas estrategias de reproducción y demás políticas de la llamada "salud sexual". Y el nombramiento de Trinidad Jiménez para Exteriores es fácil de interpretar como el merecido premio que Zapatero le da a su amiga del alma después de su fracaso en las primarias de Madrid. Trini, por bajo perfil que tenga, obtendrá mejores resultados que el quemadísimo Moratinos.

Es muy significativo que no se mueva el área económica. Con una tasa de paro del 20 por ciento y con una crisis que todavía se va a prolongar, el presidente no introduce cambios. No piensa hacer modificaciones de la política que nos ha sumido en el desastre. El Zapatero que hace unas semanas parecía acabado se reinventa una vez más, fabrica el Zapatero 2.0 para recortar la ventaja del PP en las encuestas y para buscar una victoria en 2012, para él o para su sucesor/a. En el entorno del PP este miércoles le quitaban relevancia a la remodelación y aseguraban que es puro fuego de artificio, pago de favores. A la oposición le convendría reconocer que la batalla del final de legislatura va a ser intensa, que Zapatero tiene una capacidad pasmosa para rehacerse y que la fórmula utilizada hasta ahora, basada no en ganar sino en que el Gobierno pierda, no sirve.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP