Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
5 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Nihilismo americano

Lorenzo Albacete

Sí, han leído bien: el nuevo senador de Florida parece ser a la vez católico y protestante, y cuenta con el apoyo de ambas partes. En un artículo del 26 de noviembre en The New York Times, Mark Oppenheimer (Marco Rubio: ¿católico o protestante?) observa que "si (Rubio) se presenta en su página web del Florida Statehouse y en las entrevistas como católico romano, los Blogger y periodistas se han dado cuenta de que durante su campaña participó en varias actividades de una iglesia evangélica, cuya teología entra en conflicto directo con la doctrina católica".

Durante buena parte de la última década, continúa, "Rubio ha frecuentado la Christ Fellowship (Compañía de Cristo) con su mujer y sus hijos. ‘Viene con regularidad a nuestras celebraciones' en la iglesia del campus de Palmetto Bay, afirma el pastor Eric Geiger. Según la página oficial de la campaña electoral de Rubio, el senador ha contribuido a la Christ Fellowship con 50.000 dólares entre 2005 y 2008".

Según el artículo, Rubio "mantiene vínculos también con la Iglesia católica. ‘El último domingo de la campaña electoral, por ejemplo, escuchó la Misa en la iglesia católica de Cristo Rey en Tampa', afirma su portavoz, Alex Burgos, y ‘la mañana de las elecciones fue a Misa a Coral Gables'".

Los Baptistas del Sur son una comunidad eclesial reconocida por la Iglesia católica y como tal participa en los encuentros ecuménicos oficiales. Sus convicciones doctrinales son contrarias a la doctrina católica en puntos cruciales de la fe. Por ejemplo, como señala Oppenheimer, los Baptistas del Sur rechazan el bautismo de los niños, práctica absolutamente esencial en la vida católica respecto a los sacramentos, la naturaleza de la Iglesia y la doctrina de la salvación. Obviamente, no reconocen la infabilidad del Papa ni la concepción católica del sacerdocio. Por otro lado, consideran que el pan y el vino en la Eucaristía son sólo símbolos, que no se convierten en el cuerpo y la sangre reales de Cristo, como creen los católicos.

Según el periodista, Rubio es el ejemplo del nuevo tipo de católico hispano que está emergiendo en los Estados Unidos. "Si bien la mayor parte de los hispanos es de origen católico, la comunidad se está diferenciando en términos religiosos, con muchos inmigrantes y sus descendientes que se acercan a los protestantes evangélicos". Y prosigue: "Fernand Amandi, cuya sociedad en Florida, la Bendixen & Amandi, está especializada en sondeos de opinión entre hispanos, afirma que ‘a la gente no parece preocuparle mucho el hecho de que Rubio se divida entre dos identidades religiosas. Creo que no existe una conciencia real de todo esto... la comunidad hispana respeta la diversidad y creo que no da importancia a este asunto'".

Oppenheimer también proporciona datos: de 1990 a 2008, el porcentaje de hispanoamericanos que se declaran católicos ha pasado del 66% al 60%. Se ha comprobado que cuanto más larga es la permanencia en Estados Unidos, menor es la posibilidad de que un hispano se declare católico. Por otro lado, los no católicos tienden mayoritariamente a declararse republicanos. Según estos datos, la identidad dualista es cada vez más común.

Oppenheimer cita también al padre Virgilio P. Elizondo, un sacerdote profesor en la Universidad de Notre Dame, que afirma que el caso de Rubio todavía es una novedad: "No creo que esto sea muy común. Conozco a católicos que cambian durante un cierto periodo, pero luego vuelven, y conozco a otros que no vuelven más a la Iglesia católica, pero no conozco a ninguno que se declare católico y frecuente otra Iglesia a la vez". Oppenheimer concluye: "Lo que queda claro en esta historia, llamémosla del ‘caso del primer senador católico protestante', es que en América las distinciones religiosas cada vez importan menos".

Mi esperanza personal como sacerdote católico hispano me lleva a corroborar la afirmación del padre Elizondo, cuya gran experiencia "en el terreno", por llamarlo así, es extraordinaria. Su opinión coincide además con lo que aprendí como consejero del Comité de los Obispos para los Asuntos Hispanos. La pérdida de la conciencia de lo que significa la identidad católica es una amenaza real para la comunidad católica hispana en Estados Unidos. El caso del senador Rubio puede ser una indicación de hacia dónde caminan los católicos hispanos en América.

Esta tendencia a reducir el sentido de la identidad católica a folclore, a tradiciones culturales y a una espiritualidad vacía de contenido amenaza también a los católicos americanos en general. Me viene a la menta la observación de Curtis White en Harper's Magazine (en diciembre de 2007), que ya he citado en otros artículos. Se trata de la forma americana del nihilismo. Para Nietzsche, el nihilismo europeo era la caída de toda forma de credo: "El nihilismo americano es algo diferente. Nuestro nihilismo es nuestra capacidad para creer en cualquier cosa y creer en nada a la vez. ¡Todo vale!".

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP