Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
8 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

El amigo americano y otros padres del socialismo español

Fernando de Haro

Defiende con rotundidad que la transición constituye un momento lúcido, positivo. Lo hace enfrentándose a los críticos de la amnistía, los que dicen ahora que fue demasiado benévola con los crímenes del franquismo. Powell está convencido de que la transición política fue posible porque los españoles ya se habían reconciliado socialmente. No tiene nada de amnesia contraproducente. Pero este historiador tampoco mitifica el valor de la sociedad civil. ¿Por qué al final Franco murió en su cama? Por tres razones. La represión surtía efecto, la inmensa mayoría de los españoles estaba satisfecha con el desarrollo económico de los años 60 y no había oposición política con peso. Si acaso los comunistas, pero con una penetración menor de lo que se pensaba entonces.

¿Y la Iglesia? En los años 70 estaba duramente castigada por la crisis del postconcilio, dividida y con un gran vacío generacional provocado por la persecución de los años 30. Aun así, esa Iglesia desempeñó un papel decisivo. Powell desmitifica también la influencia de Estados Unidos. Niega la participación de los servicios secretos estadounidenses en el atentado de Carrero Blanco. Pero aporta pistas sugerentes sobre cómo el PSOE renació de sus cenizas. En los años 70 el Departamento de Estado estaba horrorizado por el protagonismo que estaban tomando los partidos comunistas en algunos países de Europa. El caso de Italia provocaba pánico. Adolfo Suárez toma la decisión de legalizar al PCE en contra de la embajada estadounidense. La fuerza del comunismo en España estaba representada, sobre todo, por CCOO. Era una de las pocas fuerzas sociales con auténtica implantación.

Por eso Washington decide que los sindicatos estadounidenses apoyen y financien a la UGT. Por eso cuando Carter visita España, en contra del criterio de Suárez, se reúne con Felipe González. ¿Fue una decisión personal del Carter demócrata tan errático en tantas cosas? Más bien era la opción institucional. El PSOE, que durante el franquismo había casi desaparecido, cuenta con el respaldo del amigo americano para convertirse en la izquierda anticomunista y moderna. ¿Por qué prefiere ese amigo a los socialistas antes que a una posible democracia cristiana? Tan difícil era en ese momento "reconstruir" la democracia cristiana como el socialismo. Esto no lo cuenta Powell pero en esos momentos hay un importante "visitador" de la embajada estadounidense.

Es Martín Patino, el secretario del cardenal Tarancón. El cura que tanta influencia tuvo en el diario El País. Por iniciativa propia -sin encargo de Tarancón- Martín Patino "explica" en la embajada que la opción de una democracia cristiana española no tiene sentido y postula que se apoye al PSOE. Paternidades múltiples.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP