Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
10 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

El PSOE ya no es el PSOE

Fernando de Haro

Pero la derrota ha sido de tal dimensión que ahora la gran pregunta es si la izquierda española sigue siendo la de siempre. Parece que Zapatero ha acabado, al menos de momento, con sus rasgos característicos. En Andalucía ha dejado de ser un tabú votar a la derecha. Lo certifica no tanto la victoria por mayoría absoluta en las ocho capitales de provincia como que hayan ganado terreno en los grandes pueblos. En esos pueblos en los que el blanco de las casas y el rechazo de los populares eran dogmas incuestionables. Del mismo modo que se encala por higiene, por tradición, por amor a la tierra, se votaba socialista o comunista. Ahora se sigue encalando pero el PP ha conseguido una ventaja de más de siete puntos sobre los socialistas.

También ha dejado de ser pecado en Castilla-La Mancha y en Extremadura. A lo que se une el hundimiento del PSC en Cataluña -sólo conserva Lérida y Tarrasa porque sus alcaldes tienen personalidad propia-. El PSOE ha dejado de ser el PSOE, Zapatero ha destruido su suelo, el patrimonio de fidelidad que había acumulado en los últimos 30 años. A su costa crece UPyD. El partido de Rosa Díez se consolida aunque su resultado tiene mucho de espejismo, está magnificado por el protagonismo que alcanza en Madrid. En toda España, en las municipales, ha conseguido algo más de 465.000 votos, un 2,06 por ciento, casi un punto menos que en las europeas. No duplica el resultado de las generales de 2004, cuando obtuvo el 1,2 por ciento. De los 465.000 votos, 120.00 los obtiene en Madrid capital.

Tampoco Izquierda Unida capitaliza de una manera exagerada el descontento socialista, consigue el 6,31 por ciento de los votos, un porcentaje cercano al de 2007. Los españoles no quieren eco-comunismo. ¿Habrá que concluir que ha habido un trasvase de voto importante del PSOE al PP? Si así fuera, definitivamente el PSOE habría dejado de ser el PSOE. José María Barreda, uno de los grandes damnificados por el 22 de mayo, al entrar este lunes en el Comité Federal pedía una "profunda revisión ideológica" de su partido. Esto es más decisivo que las primarias. ¿Se dará cuenta el PSOE de que es el momento de abandonar el radicalismo de Zapatero que ha divido y enfrentado a la sociedad española? Sería una buena ocasión -ahora que ha perdido su suelo- para construir una nueva izquierda. Laica y no laicista, estatal y no estatalista.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP