Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
7 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Apostar por Iraq

Mario Mauro

La gente tiene el deseo de vivir y llevar una vida normal. Ir a clase todos los días, hacer la compra, ir a trabajar... las tareas más comunes suponen un desafío, ponen en marcha la voluntad de redimir la historia de un pueblo. Desarrollar las relaciones comerciales entre ambas partes a condición de un mayor reconocimiento de los derechos humanos: éste es en síntesis el espíritu de lo que será el primer acuerdo de cooperación entre la Unión Europea e Iraq, del que soy relator en la Comisión de Asuntos Exteriores. Un acuerdo que tiene la ambición de planificar la colaboración futura entre europeos e iraquíes. Es decir, establecer los recursos, cómo destinarlos, qué tipo de intercambio desarrollar entre los distintos sectores y cómo generar un desarrollo duradero -no sólo económico sino también social- basado en la paz en este país tan estratégico para Europa.

Sobre estos temas hemos discutido en una audiencia celebrada en Bruselas bajo el título "Los desafíos sociales, económicos y políticos en Iraq", en la que han participado importantes líderes de la sociedad civil iraquí. Entre ellos estaba Salma Jabbo, del Centro para la Formación y Desarrollo para las Viudas (que apoya la participación de las mujeres en las reformas socio-económicas). Los demás relatores también eran mujeres, pues hemos querido dar a esta audiencia una impronta totalmente femenina porque después de mi visita de hace unos días a Iraq tengo la percepción de que, sin la contribución y participación activa de las mujeres, este país no podrá recuperarse y crecer.

Iraq es hoy un país en continua evolución, cambia rápidamente y tiene una gran voluntad de reforzar sus vínculos con la Unión. La UE sólo tiene actualmente en Iraq dos funcionarios y un embajador. En Bahamas cuenta con siete funcionarios. La pregunta que Europa debe hacerse es esencialmente si estamos dotados de una estructura adecuada. ¿Las instituciones UE pueden satisfacer mejor las expectativas de los iraquíes? Creo que la UE debe replantearse los términos de su presencia en este país.

Si tiene sentido hablar de una política exterior europea y si la UE quiere ser protagonista en el escenario de la paz y de la guerra, debe serlo sobre todo en cuestiones como Iraq, donde hasta ahora se ha mostrado dividida. Cuestiones sobre las cuales nuestro bagaje democrático, de libertad y amor al bien común pueden verdaderamente convertirse en nuestra bandera.

Es un desafío importantísimo para nosotros desde el punto de vista de la imagen y de la credibilidad de una política exterior que se desarrolla entre dudas e ilusiones. Obviamente, no hay que descuidar la importancia estratégica de este desafío: obtener la confianza del pueblo iraquí gracias a una política de ayudas que pueda hacerle vislumbrar destellos reales de paz y bienestar acabaría de un solo golpe con buena parte de la hostilidad con que mira hacia el mundo occidental.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP