Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
9 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Eva

Juan Orellana

Esta película, de estética marcadamente retrofuturista, juega con dos tramas diferentes: la científico-futurista, lo mejor del film, y la trama sentimental, mucho más convencional. De fondo, el clásico problema filosófico de cualquier película de robots que se precie: ¿hasta dónde llega la mera máquina y dónde empieza a ser un humano? A Frankenstein le humanizaba su deseo de amar y ser amado; a los replicantes de Blade Runner lo hacía sus anhelos de eternidad; al niño de Inteligencia Artificial le humanizaba su búsqueda de una madre; a los robots de Eva son sólo sus emociones. En este sentido, este film no llega tan lejos como sus principales predecesoras.

La película cuenta con un reparto interesante encabezado Daniel Brühl y una cada vez más convincente Marta Etura. La gran revelación es la niña Claudia Vega, y el polifacético Lluis Homar haciendo de Robot. Los andamios del film están muy bien puestos, y aunque es una cinta que apenas emociona, cautiva su pulcritud y lo conseguido de sus diseños digitales. Sin duda es una alegría que en España se hagan películas como esta.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP