Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
9 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Nuevo Gobierno: Economía y más economía

M. Medina

Soraya como vicepresidenta del Gobierno hará lo que hacía hasta ahora, es el trasunto de Rajoy, la mujer con inmensa capacidad de trabajo, que se lee todo, que ordena todo. Resolutiva, no tiene perfil ideológico preciso. El Gobierno cuenta con una gran y potente aérea económica. Luis de Guindos, al frente de Economía, ya estuvo en el Ejecutivo. Lleva años diciendo lo que hay que hacer con el mercado de trabajo, con el sistema financiero, y con casi todo. Es decidido, está muy capacitado. Será muy eficaz. Como también lo será Montoro, que ya fue ministro de Hacienda, que ha acompañado a Rajoy en los momentos en los que todo el mundo le dejó solo. Montoro sólo tiene que recuperar la seriedad ministerial que le acompañó en otros tiempos y que últimamente había perdido.

Al área económica también hay que sumar el ministerio de Exteriores. García Margallo es otro hombre de confianza de Mariano, le ha hecho muchos papeles y ha pensado con rigor mucho en cómo se puede salvar al euro. Va a ser el ministro de relaciones con Merkel y con Sarkozy. Seguimos con economía. Fátima Baño, la nueva ministra de Trabajo, también es del círculo personal. El presidente ha arriesgado porque ha puesto al frente de este departamento a una joven diputada para la difícil tarea de poner en marcha la reforma laboral. Seguramente esa reforma llegará cocinada por Luis de Guindos o por Moncloa.

Y algo más de Economía. Dándole la cartera de Fomento a Ana Pastor se premia a otra mujer leal que va a tener poco trabajo porque no va a haber dinero para casi nada. José Manuel Soria, el nuevo ministro de Industria, tendrá más tarea si al final, como se dijo en la investidura, se revisa el déficit tarifario. Jorge Fernández Díaz es el católico, también de los más fieles. Tiene peso político y astucia. Le van a hacer falta para hacer frente al reto de una ETA que no se ha disuelto. Pero la cartera de Interior le impedirá plasmar su experiencia de fe en cuestiones sociales o educativas.

Premio para Alberto Ruiz Gallardón, el hasta ahora alcalde de Madrid, que siempre ha considerado la Justicia como una vocación personal. Tiene capacidad para devolverle a España la seguridad jurídica que le falta al país y el prestigio de las instituciones judiciales. Y con eso se acaba casi todo.

Las cuestiones sociales no tienen peso en el nuevo Gobierno, son sólo una parte del ministerio de Sanidad que depende de Ana Mato. O mucho cambian las cosas o la nueva ministra no se va a destacar por imprimir carácter a la política sanitaria. Mato ha sido una hábil coordinara de campaña pero su perfil es bajo. El nuevo ministro de Educación y Cultura, Ignacio Wert, es un sociólogo que ha trabajado para PRISA, aunque también ha colaborado con FAES, la fundación de Aznar. No se distinguirá por un cambio de rumbo. Y es que empieza a estar claro, éste no es un Gobierno que venga a enmendar la plana a la herencia educativa, social y cultural de Zapatero. 

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP