Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
9 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Haití: Emergencia educativa dos años después del terremoto

CESAL

Más de un millón de niños están sin escolarizar y la mitad de las escuelas de primaria y secundaria están destruidas o gravemente dañadas en Haití, lo que convierte a la educación en la principal urgencia, junto a la reconstrucción.

¿Dónde está la esperanza en Haití?

Desde el año 2007 CESAL - ONG española de cooperación internacional e inmigración - apuesta por el desarrollo en Haití. Todos los días nuestros técnicos en el país (4 cooperantes expatriados y más de 70 profesionales haitianos) son testigos de que, hoy más que nunca, hay esperanza en este país latinoamericano. No se trata de una frase hecha, sino de la conciencia de que el factor original del desarrollo es la persona.

Jordi Bach, director de proyectos de CESAL en Haití y uno de los pocos cooperantes españoles sobre el terreno que vivió el terremoto en el año 2010, testimonia el método con el que CESAL trabaja en el país caribeño:

"Hay esperanza en Haití. Si uno se pone a leer un informe de Naciones Unidas o unos macro indicadores, parece que dicen lo contrario. Pero en mi trabajo, en mi vida, cuando estoy delante de una persona no me vienen a la cabeza ninguno de esos macro indicadores. Ni esa persona sabe nada de las cifras. Sin embargo, cuando trabajamos juntos con una familia, un niño, alguien que pone en marcha un negocio, una mamá que aprende a alimentar a su hijo, una asociación... vemos personas que entienden que su vida sí puede mejorar y tienen esperanza. Y yo en mi día a día veo ese cambio en las personas, en cosas demostrables, no utópicas".

CESAL trabaja actualmente en Cité Militaire, una barriada al norte de Puerto Príncipe donde viven 45.000 personas. En la capital hemos apostado por apoyar el sector educativo y nutricional enfocando nuestra intervención en la infancia y las familias para responder a la realidad que nos encontramos en nuestro día a día.

Emergencia educativa

CESAL afronta el trabajo en el sector de la educación porque Haití vive una grave crisis educativa. Hay cerca de tres millones de niños y adolescentes en edad escolar. En la educación primaria sólo la mitad de los niños están escolarizados y en secundaria sólo uno de cada cinco asiste regularmente a la escuela. Nos encontramos con más de un millón de menores en edad escolar que tienen acceso a la educación. La situación se agravó desde el terremoto ya que la mitad de las 15.000 escuelas de primaria y de las 1.500 de secundaria fueron destruidas o gravemente dañadas, disminuyendo el número de plazas disponibles. En Haití el 80% de las escuelas son privadas (donde el 55% de la población vive por debajo del índice de pobreza - 1,25$ por día -) y, si sumamos el coste de libros, uniforme escolar y otros materiales, la educación se convierte en una carga imposible de afrontar. Por último, existen problemas socio-culturales como la falta de comprensión sobre la importancia de la educación, familias desestructuradas o el fenómeno de los niños restavek que abandonan sus familias en el campo para realizar tareas domésticas en las ciudades. Este último fenómeno afecta al 5% de los niños haitianos. La familia rural deja a su hijo ofreciéndolo a sus familiares (cercanos o lejanos) en la ciudad que se encargan de él. En la familia receptora el niño es un inquilino de segunda: hace las tareas del hogar y recibe comida, pero no va al colegio y no recibe las mismas atenciones que los hijos de la familia.

Una respuesta orgánica, historias de protagonistas

Para responder a toda esta realidad CESAL ha establecido una estrategia de trabajo en el barrio de Cité Militaire, en Puerto Príncipe, que intenta relacionar las causas de la situación (económicas, falta de infraestructuras, aspectos socio-culturales...) con los actores implicados (niños, familias y escuelas).

  • Infancia: Nuestro equipo en el terreno, en colaboración con la comunidad, identifica aquellos menores en situación de mayor desprotección y vulnerabilidad (menores abandonados, en mendicidad, restavek, niños que no acuden a la escuela, etc.) Después de hablar con sus familias y explicarles nuestra intervención, les invitamos a asistir a alguno de nuestros Espacios de Apoyo Psico-social (los llamados "Coins des Enfants"), donde participan, por grupos de edad, en actividades educativas y recreativas, reciben atención psicológica y se les prepara para su reinserción escolar. CESAL ha abierto ya cuatro Espacios en Cité Militaire (ubicados en cuatro escuelas del barrio), con más de 125 niños beneficiados. Además, hemos puesto en marcha un Centro de Apoyo Nutricional: un equipo local compuesto por pediatras, enfermeros, nutricionistas, trabajadores sociales y promotores es el responsable de evaluar el estado nutricional de los niños del barrio, dar tratamiento a aquellos con malnutrición y aconsejar a las madres sobre la lactancia y la alimentación de sus hijos.
  • Familia: los trabajadores sociales de CESAL también ofrecen apoyo psicosocial a las familias de nuestros menores beneficiarios, mejorando su autoestima y la relación con sus hijos, lo que incide en una mayor responsabilidad y protección hacia ellos. En casos de niños restavek y otros casos de abandono, se intenta localizar a sus familias de origen y hacer reinserción familiar. Paralelamente se estudia la forma para que la familia aumente sus ingresos, normalmente creando o fortaleciendo su negocio o actividad productiva informal. El adulto responsable recibe formación sobre gestión de negocios y ahorro, así como un kit de productos o materiales para su actividad económica, que será visitada y acompañada por nuestros técnicos durante un periodo. Según el caso, especialmente con las madres solteras más jóvenes, también se les beca en alguno de los cursos de formación profesional que CESAL promueve, con el fin de que adquieran un oficio. A cambio de recibir esta donación, las familias se comprometen a escolarizar a su hijo.
  • Escuela: las escuelas del barrio de Cité Militaire que participan en nuestros proyectos tienen un papel fundamental en nuestra estrategia, son las llamadas "escuelas colaboradoras". CESAL apoya la mejora de la calidad educativa de estas escuelas mediante su reconstrucción o la reparación de los daños sufridos por el terremoto, la dotación de equipamientos escolares y un paquete de formación para los maestros y padres de familia. Como contrapartida, las escuelas becan con estudios gratuitos durante tres años a los niños que atendemos en los Espacios de Apoyo Psicosocial, por lo que gracias a esta iniciativa son reinsertados en el medio escolar. Durante 2011, CESAL trabajó con cinco "escuelas colaboradoras", las cuales escolarizaron gratuitamente a 79 niños. Finalmente, y como parte de nuestra estrategia de promoción de la escolarización, CESAL ha entregado desde el terremoto cerca de 1.000 kits con materiales escolares (uniforme, libros, cuadernos, etc.) a niños de familias en precariedad económica.

El futuro

Además del trabajo anterior y con la cofinanciación de Cáritas Portuguesa, CESAL ha iniciado la creación y puesta en marcha de un Centro de Formación Profesional para jóvenes sin recursos del barrio de Cité Militaire, enfocado a oficios del ámbito de la contrucción civil - una de las principales demandas para la necesaria reconstrucción del país -. Ubicado en el terreno de un antiguo "abrigo" o campo de desplazados, el Centro permitirá mejorar sus oportunidades de inserción laboral, con capacidad para 360 alumnos.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP