Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
7 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

J. Edgar

Juan Orellana

Con una interpretación asombrosa de Leonardo di Caprio, magníficamente caracterizado, Clint Eastwood nos dibuja un inquietante retrato de Hoover, como un hombre de ideas claras y fijas, pero con una dependencia de su madre que recuerda a las películas de Hitchcock. El cineasta da por sentada su homosexualidad, y en general no da una imagen muy presentable del Superpolicía. Aunque se hace entrañable por su vida de trabajo intenso y convicciones arraigadas, al final vemos a un hombre radicalizado y delirante en sus maniobras persecutorias.

La película es fría, al estilo de su director, pero absorbe al espectador. La dirección artística es deslumbrante, y el trabajo actoral, completado con Naomi Watts, Judi Dench y Armie Hammer es admirable. Una vez más, Eastwood, aquí ayudado por el guión de Dustin Lance Black, consigue hacer un film denso e interesante, y no carente de perplejidad moral.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP