Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
23 MARZO 2017
Búsqueda en los contenidos de la web

Young Adult

Juan Orellana

La cinta hace un diagnóstico de la inmadurez posmoderna. Mavis vive para su imagen, es enormemente narcisista y sólo se interesa por sí misma. Se comporta como una adolescente estúpida e inestable que ahoga su soledad en el alcohol. Piensa que la autonomía es el único ideal, y por ello el hecho de que Buddy tenga un hijo le parece algo esclavizador y patético. Sin embargo la película no se conforma con una mera constatación, sino que urge al cambio y reivindica el compromiso familiar y la paternidad responsable como caminos de realización mucho más plenos que los que propone el narcisismo.

Charlize hace un trabajo impecable, y se ve apoyada por secundarios como Patton Oswalt, que encarna a Matt Freehauf, un antiguo compañero de instituto que representa otro tipo de patología posmoderna: el hombre que trata de compensar su dolor en un mundo friki e intimista de superhéroes de plástico y añoranzas pretéritas. En fin, un modesto pero interesante espejo de nuestros tiempos.

<< volver

>SÍGUENOS EN

El otro es un bien, también en política

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP