Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
5 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

>Editorial

La histórica y cordial propuesta del encuentromadrid

El encuentromadrid que se inicia este jueves 22 de marzo, y que la gente de Comunión y Liberación organiza ya desde hace casi una década, se concibe como una respuesta a esa cuestión. No es una respuesta "formalmente religiosa, tal y como se entiende la religiosidad en este comienzo del siglo XXI. No se refiere, por eso, a una dimensión opcional y subjetiva, que vuelve a estar de moda, en la que algunos se refugian para sufrir menos los duros tiempos que corren. Tampoco se agota en la agenda moral que obsesiona a muchos. El programa de este extraño evento, en el que se habla de política, educación, economía social y muchas cosas más está hecho de las cosas cotidianas.

Este año el encuentromadrid ha escogido como lema una frase de don Giussani: "Las fuerzas que cambian la historia son las mismas que cambian el corazón del hombre". España está sin duda en una encrucijada histórica. La durísima crisis en forma de W ha suscitado muchas preguntas sobre el sentido y la forma de trabajar, sobre el modelo productivo y de convivencia social, sobre los orígenes del fracaso educativo. La pregunta se hace acuciante cuando queremos saber de dónde sacaremos la energía para derruir todo lo inútil y construir todo lo nuevo. Está en juego el presente y el futuro de la sociedad del bienestar. En esta situación de desconcierto la tentación de concebirse como un producto de la causalidad, como una hoja mecida por los vientos anónimos de la historia es creciente. La crisis alimenta la apariencia de que cualquier cosa que hagamos, hombres solos y pobres, es perfectamente inútil. Hay quien recurre a los viejos esquemas ideológicos para explicarlo todo. Unos dicen que hemos sufrido un exceso de mercado y otros un defecto. Habrá que tener en cuenta todos los datos que provengan de un análisis sosegado. Pero ese análisis no será suficiente para generar un cambio.

El origen del cambio está en el corazón del hombre. ¿Ingenuo? Abramos al menos el debate. El encuentromadrid propone como ejemplo histórico de cordialidad, es decir de fuerza nacida del corazón, lo que sucedió durante la transición de la dictadura a la democracia. Según Stanley Payne, es "la gran aportación que ha hecho España al mundo". Y lo propone como respuesta a la crisis. En el centro del local que ocupa el encuentromadrid en la Casa de Campo habrá una exposición titulada "La transición, una historia de reconciliación". Estudiantes universitarios han preparado, junto a reputados historiadores y personalidades de aquella época, una muestra en la que se pone de manifiesto que el protagonista de aquel cambio fue el pueblo, la gente. Hubo limitaciones sin duda. Pero los españoles supieron entonces afirmarse los unos a los otros por encima de las diferencias ideológicas. La reconciliación fue posible porque admitieron que su exigencia de justicia trascendía la reparación de los agravios sufridos. El país salió adelante y se modernizó porque espoleados por su deseo atendieron a las necesidades reales, y no a los proyectos desencarnados que tanta violencia habían generado en otros tiempos. Los líderes políticos supieron obedecer a la gente de a pie que entendía que la democracia era más que un proceso formal. Tanto la oposición de izquierda y de derecha, como los responsables del régimen y las instituciones del Estado obedecieron a la realidad para hacer posible lo que se antojaba un milagro. Después de dos siglos de constitucionalismo revolucionario y contrarrevolucionario, de haber sufrido múltiples intentos de que las cosas cambiaran desde arriba, la Carta Magna del 78 fue capaz de sancionar no un proyecto utópico sino lo que ya estaba conquistado por todos. Todo ese proceso histórico había surgido, en un momento difícil de precisar, del corazón de la gente-gente. Es el mismo que nos puede ayudar en las presentes circunstancias. Para afrontar la crisis no sólo hay hablar de economía, por eso será interesante escuchar qué se dice estos días en la Casa de Campo. 

Pérez Díaz sostiene que la respuesta a la crisis parte de fortalecer comunidades en las que se den "experiencias básicas de la vida cotidiana. Las experiencias básicas se aprenden en comunidad, sirven para comunicar y comunicarnos: para comunicar cosas que nos afectan emocionalmente, nos afectan intelectualmente, porque somos sensibles a sus argumentos". Después desde esa experiencia básica "se empieza por el día a día, y se termina construyendo empresas, partidos, asociaciones y un largo etcétera". Encuentromadrid es una de esas experiencias básicas de un cristianismo que ha escuchado las palabras de Pèguy cuando decía que "es preciso creer que el escalonamiento del tiempo tiene cierta importancia. Es preciso creer que el hombre, y la creación del hombre y el destino del hombre tienen cierta importancia". 

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP