Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
2 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

>Editorial

España en el objetivo

La semana pasada Merkel apoyaba las decisiones de Rajoy pero lo cierto es que España está en el punto de mira de los inversores extranjeros, de Bruselas y lógicamente de Alemania. 110 días después de que se estrenara, el nuevo Gobierno ha perdido la confianza exterior, ¿por qué? Los problemas heredados que se generaron en los últimos años de Aznar y que se agrandaron de forma desproporcionada en la época de Zapatero no se resuelven en poco tiempo. El gran agujero inmobiliario, que afecta fundamentalmente a las cajas de ahorro y a los bancos, no se ha solucionado. El Gobierno ha obligado a las entidades financieras a que hagan provisiones para hacer frente a las pérdidas que supone ajustar el precio de los pisos que tienen en propiedad y que llegaron a sus manos tras el crack inmobiliario. Esos pisos tienen que bajar un 50 por ciento su precio y todavía no se ha producido el ajuste. El saneamiento definitivo de las cajas de ahorro está también pendiente.

Pero esos desajustes como la falta de modelo energético, o de un modelo educativo eficiente o la desproporcionada deuda pública no son nuevos. Estaban ahí cuando llegó el Gobierno. Hay que concluir, por tanto, que lo que no les ha gustado a los mercados es el presupuesto. El recorte ha sido de más de 27.000 millones. ¿Qué querían? Querían seguramente una subida del IVA, reducción de las pensiones y del sueldo de los funcionarios. Sacrificio visible, muy visible. Se aplica una plantilla sin tener en cuenta las necesidades reales. Por eso es el momento de la gran política. El Gobierno de Rajoy ha cometido probablemente algunos errores. Quizás hubiera sido más conveniente aprobar el presupuesto antes y no haberlo pospuesto. Pero de lo que se trata ahora es de defender la posibilidad de que un país que está entre las diez primeras economías del mundo no se someta a soluciones, impuestas por los mercados o por Merkel, que supondrían un suicido. El IVA es un buen ejemplo. Para reducir el déficit al 5,3 por ciento harán falta más de 27.000 millones de ajuste. Seguramente habrá que subir el IVA, pero si esa subida de produce antes de que el consumo empiece a repuntar, la recesión se puede prolongar. Ni Merkel ni Bruselas pueden imponer soluciones que serían contraproducentes. Europa sirve si ayuda, como está haciendo el Banco Central Europeo, a hacer frente a los mercados.

Este ejercicio de soberanía práctica requiere superar, dentro de España, los viejos esquemas ideológicos. El pacto social, el pacto entre partidos, el pacto para levantar el país, es más urgente que nunca. Así como es urgente recuperar la conciencia de la responsabilidad, la conciencia de que es necesario responder a un reto complicado utilizando las mejores energías de lo que ya se mueve de forma positiva en la sociedad. 

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP