Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
3 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

>Elecciones en México

"La vuelta al poder del PRI genera incertidumbre"

Guadalupe Puertas

Según todas las encuestas Peña Nieto va a ser el próximo ganador de las elecciones. ¿Qué ha provocado que Peña Nieto tenga tanto apoyo popular?

En efecto, las encuestas privilegian al día de hoy al candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI). La distancia que lo separa de su más cercano contendiente, Josefina Vázquez Mota, es grande. Sin embargo, el porcentaje de indecisos es también importante y los partidos tienen el reto de luchar por que el abstencionismo no gane más adeptos. Así las cosas, aún faltan más de dos meses para conocer la única encuesta que sí vale y que es el voto real de la gente. Enrique Peña Nieto ha sabido reactivar una parte importante de la estructura corporativista del antiguo PRI. Asimismo está teniendo acogida en algunos sectores juveniles que no recuerdan con claridad los 71 años de falsa democracia que vivimos en México y que acabaron en el año 2000. Finalmente, hay que reconocer que los gobiernos del Partido Acción Nacional (PAN) han tenido deficiencias que son severamente castigadas por la ciudadanía al momento de las elecciones. Esta severidad en ocasiones es más grande que con otros partidos políticos porque la sociedad en principio esperaba más de los gobiernos panistas.

¿Qué consecuencias puede tener para la libertad religiosa que el viejo PRI vuelva al poder?

El PRI ha sido el partido que más claramente ha encarnado el laicismo antirreligioso en México. Hay que recordar que su fundador, Plutarco Elías Calles, fue quien ordenó ejecutar al ahora Beato P. Miguel Agustín Pro SJ. Actualmente el PRI, como todos los partidos políticos mexicanos, se encuentran en un momento de anemia y anomia ideológica asociada a un inmenso pragmatismo. Esta combinación (poca ideología y mucho pragmatismo) se presta a acuerdos coyunturales que eventualmente pueden ayudar a madurar un marco normativo más idóneo para el derecho humano a la libertad religiosa. Sin embargo, esto mismo hace que no se pueda tener ninguna certeza de la solidez de estos acuerdos. Lamentablemente existen sectores importantes del PRI que aún se encuentran instalados en una comprensión sobre el Estado laico ajena al derecho humano a la libertad religiosa tal y como ha sido definida por ejemplo en el Pacto de San José o en la propia Declaración Universal de los Derechos Humanos. Por ello, el regreso del PRI a la presidencia de la República y a otros órdenes de gobierno significa entre otras cosas un escenario incierto y potencialmente arriesgado.

¿Cuál es su valoración de la candidata Vázquez Mota? ¿Qué ha hecho mal el PAN?

La candidata del PAN, Josefina Vázquez Mota, proviene de las confederaciones empresariales y de haber ocupado algunas carteras importantes en el Gobierno Federal. Ella, como muchos empresarios mexicanos, posee una cierta formación de tipo social cristiano basada en las declaraciones de principios de organismos como Coparmex y en sus propias lecturas y amistades. Esta formación, sin embargo, no llega a ser decisiva por lo que algunos la han criticado de falta de firmeza al momento de tener que defender algunos valores relevantes, por ejemplo, en la época en que fungió como secretaria de Educación Pública de México. En otros sectores, curiosamente, la critican como una mujer conservadora, por su fe católica y su pertenencia al Partido Acción Nacional. Más allá de estas interpretaciones, en nuestra opinión, la candidata Vázquez Mota carga con el pesado fardo de la mala fama que dejaron los muchos errores cometidos por el presidente Vicente Fox (2000-2006) y algunas de las deficiencias del gobierno panista del actual presidente Felipe Calderón (2006-2012).

La novedad que representa el tener una candidata mujer, inteligente y proactiva no logra emerger con la fuerza necesaria debido al desencanto e insatisfacción que han dejado estos dos periodos presidenciales. Ambos gobiernos prometieron un cambio sustantivo, reformas estructurales de fondo y al no lograrse estas -por diversas razones- la sociedad está pasando su factura en términos electorales.

México está asolado por la violencia del narcotráfico. ¿Hay posible solución a la situación? ¿Por dónde pasa?

Todo mal puede ser abatido gracias al bien. Para los cristianos, además, esto es fundamental: el mal nunca tiene la última palabra ya que la Vida ha triunfado sobre la muerte. Sin embargo, es preciso reconocer que el combate al narcotráfico tal y como ha sido planteado hasta el día de hoy por parte del Gobierno de la República deja mucho que desear. La solución implementada hasta hoy ha sido principalmente militar con un saldo de muertos que asciende desde el año 2006 a más de 45.000 personas, muchas de ellas inocentes. Somos de la opinión de que el combate frontal a través de las fuerzas armadas es lamentablemente necesario. Sin embargo, si no se abren otros frentes, la gente continuará muriendo.

Pienso principalmente en tres grandes frentes aún no tocados con la seriedad debida: primero, el frente financiero. El narcotráfico es una industria que genera recursos y estos no se encuentran depositados debajo de la cama de los capos sino en el sistema bancario. Por ello, es necesario, en mi opinión, proceder a la investigación y congelamiento de cuentas. Esto será doloroso porque en el camino muchas otras cosas sucias podrán eventualmente ser descubiertas. Sin embargo, es una medida urgente y necesaria. En segundo lugar, es preciso exhibir el frente norteamericano. Toda industria sigue las leyes de la oferta y la demanda. Si la demanda es vulnerada, perseguida y castigada la oferta disminuye. De hecho, como en muchas otras actividades productivas, las principales ganancias se obtienen en aquellos que están más cerca de los puntos de venta. Dicho de otro modo, existen con toda seguridad grandes jefes del narcotráfico en el mercado de los Estados Unidos que, mientras no sean perseguidos y castigados, seguirán auspiciando la oferta mexicana.

Finalmente, el frente jurídico-cultural es importante: México necesita de un auténtico Estado de Derecho basado en los valores de la cultura de la vida para poder recuperar la paz que todos anhelamos. Es una contradicción combatir al narcotráfico, hablar sobre la paz, y simultáneamente auspiciar leyes o acciones que lastiman la dignidad de la vida humana, por ejemplo, en el momento de la fecundación. Es una contradicción escuchar en las principales televisoras exclamaciones de gran indignación por la violencia que trae el narcotráfico y ver durante muchas horas una programación que exalta la violencia, la desintegración familiar y el desprecio a la verdad, la bondad y la justicia.

Estos frentes complementarios no son menores y es preciso atenderlos antes de que un baño de sangre más grande aparezca en nuestra historia. Los cristianos, en este contexto, tenemos que asumir un nuevo protagonismo en el que nuestra fe en un Dios que es amor, justicia y paz anime proyectos e iniciativas para la renovación de nuestra sociedad y de nuestra cultura. No es por reacción por lo que debemos actuar. Sino por anhelo de testimoniar a Aquel que hemos encontrado y que nos renueva continuamente a pesar de nuestras muchas miserias.

En su reciente visita a México habló del cansancio de la fe. ¿Qué importancia tiene esta afirmación para el catolicismo del país?

El Papa usó esa expresión al momento en que comentaba la importancia de la Gran Misión Continental para América Latina. Ahí nos advertía que es preciso resistir a la tentación de una fe superficial y rutinaria. Inmediatamente después señaló que hay que superar el cansancio de la fe y recuperar la alegría de ser sostenidos por Cristo y de pertenecer a la Iglesia. En este contexto, el concepto de "cansancio de la fe" no significa tanto un cierto agotamiento de las fuerzas físicas sino el no encontrar en la fe las razones y la motivación para anunciar con alegría que la vida ha vencido a la muerte gracias a Jesús. Pareciera como si el Papa nos señalara que nuestra experiencia de la fe corre el riesgo de quedarse en un estadio superficial sin alcanzar una cierta adultez en la que cada persona y comunidad pueda verificar que el cristianismo responde y corresponde realmente a la humanidad de cada uno. Esta afirmación es importante porque permite ver que en México necesitamos hacer de la evangelización un camino educativo, es decir, una experiencia empírica y reflexiva que permita a todos crecer en humanidad gracias al encuentro personal y comunitario con Cristo.

Benedicto XVI habló de Cristo Rey en términos en los que parecía querer reconducir la devoción popular.

Me parece que el Papa a través de sus palabras en torno a Cristo Rey nos ayuda a los mexicanos de varias maneras. Cuando terminó la "cristiada" hacia finales de la segunda década del siglo XX, algunos sectores del catolicismo mexicano interpretaron el reinado de Jesucristo como una suerte de invitación a realizar un programa de acción cívico-política. La expresión "reinado social de Jesucristo" fácilmente fue usada como bandera para legitimar el que los católicos lucharan contra los "enemigos de la Iglesia" y se organizaran muchas veces de manera clandestina al margen de la propia Iglesia. Este tipo de esfuerzos con cierta frecuencia cayeron en errores múltiples: temporalización del Reino, ideologización política de la fe, voluntarismo semipelagiano y lo que el Papa Benedicto XVI califica bajo el nombre de "moralismo". A los pies del monumento a Cristo Rey el Santo Padre nos vino a recordar que el Reino no es un plan estratégico sino un Amor que se hace encuentro personal. Por ello, para el Papa el santuario en el Cerro del Cubilete debe ser un lugar principalmente dedicado a la peregrinación, la oración ferviente, la conversión, la reconciliación, la búsqueda de la verdad y la acogida de la gracia. Estas son las palabras-clave usadas por el Papa. En nuestra opinión, jamás este santuario debe ser usado de modo tácito o explícito con otros fines.

¿Cuál ha sido la provocación fundamental del viaje de Benedicto XVI?

Tengo la impresión de que Benedicto XVI con gran conciencia de los múltiples problemas y desafíos que vivimos en la sociedad y en la Iglesia en México nos ha querido principalmente provocar por medio del anuncio de la Persona de Jesús, como raíz y fuente de vida para el desarrollo y la paz, tanto personal como social. Al despedirse del pueblo mexicano el Papa decía a este respecto: "Ante la fe en Jesucristo que he sentido vibrar en los corazones, y la devoción entrañable a su Madre, invocada aquí con títulos tan hermosos como el de Guadalupe y la Luz, que he visto reflejada en los rostros, deseo reiterar con energía y claridad un llamado al pueblo mexicano a ser fiel a sí mismo y a no dejarse amedrentar por las fuerzas del mal, a ser valiente y trabajar para que la savia de sus propias raíces cristianas haga florecer su presente y su futuro".

Recientemente se ha modificado el artículo 24 de la Constitución mexicana para dar mayor libertad religiosa. ¿Cómo va el desarrollo de esa reforma?

Desde el año 2000 se han realizado diversos intentos para mejorar el marco constitucional que tenemos los mexicanos en materia de libertad religiosa. Varios de estos esfuerzos no llegaron a feliz término debido a la resistencia que el concepto suscita entre las élites liberal-laicistas y la influencia cultural que estas élites han conseguido principalmente a través del modelo educativo mexicano. Dicho de otro modo: muchos mexicanos, aun católicos, hemos asimilado alguna dosis de ese tipo de laicismo y se nos dificulta entender que la experiencia religiosa debe tener la posibilidad de una expresividad histórica y cultural efectiva también en la esfera pública. Actualmente la cámara de diputados y la cámara de senadores han aprobado un texto que reconoce el derecho a la "libertad de religión". Este reconocimiento abre la posibilidad de ir más allá del horizonte delimitado por la antigua "libertad de culto". Sin embargo, el nuevo texto también comporta algunas restricciones que invitan a pensar que el legislador aún considera que la "religión" principalmente se realiza en el "culto" y no en la totalidad de la vida. Aclarar que la auténtica "libertad de religión" incluye libertad en la enseñanza, la práctica, el culto, la observancia, la asociación, y la expresión de manera individual o colectiva, tanto en público como en privado será un reto que habrá que afrontar apelando a los tratados internacionales que protegen este derecho y creando una nueva "Ley reglamentaria" del artículo 24 constitucional que sea generosa, verdaderamente "liberal" y no restrictiva o persecutoria.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP