Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
9 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

El 1 de julio, rescate

Fernando de Haro

Soraya se va a Washington para intentar explicar que España no está tan mal y quizás a algo más. Y el Banco Central y la Comisión Europea yugulando cualquiera solución que suponga un alivio. Draghi, el gobernador del BCE, se niega el miércoles a la inyección de deuda, solución por la que apostaba Rajoy. Y el jueves asegura que en Bankia se han hecho las cosas muy mal. No hay que olvidar que Draghi es un italiano que se ha convertido en la voz de Merkel. La peor identidad posible para una España en dificultades.

Olli Rhen, el comisario de Economía, cierra la posibilidad de que el Mecanismo Europeo de Estabilidad (Mede), el nuevo Fondo de Rescate, que entra en vigor a partir del 1 de julio, pueda meter dinero en los bancos sin que se lo pida el Gobierno de Rajoy, algo que quieren evitar a toda costa en Moncloa. ¿De dónde va a salir el dinero? La respuesta es decisiva para generar confianza, pero no llega.

Juan José Toribio es profesor de finanzas en el IESE, la escuela de negocios española que está entre las mejores del mundo. De banca sabe casi todo. Ha sido director ejecutivo del FMI. "La fórmula de inyectar deuda pública en Bankia nos hubiera salvado. La deuda podría haberse considerado capital o podría haberse descontando en el BCE", explica Toribio. Pero el BCE dice que no a esa solución, dice que no a comprar deuda española para relajar la prima de riesgo, dice que no a volver a "regar" con liquidez. Dice que no a todo. "El BCE comete un error al no apoyarnos -comenta el catedrático de Economía del Instituto de Empresa, la otra gran escuela de negocios española-. Estamos haciendo las reformas necesarias y el BCE tendría que comprar deuda para ganar tiempo".

¿Si no es del BCE de dónde puede salir el dinero? "A los mercados no se puede acudir con este diferencial -responde Toribio-. Sólo queda como solución recurrir al Fondo de Rescate. El dinero que llegara de Europa se podía prestar a Bankia o al FROB (el Fondo de Rescate Bancario español)". El Gobierno lleva semanas intentando evitar la petición para no quedar estigmatizado política e internacionalmente. Pero Olli Rhen lo dejaba claro el miércoles: el Fondo de Rescate no tiene previsto la entrada directa en el capital de los bancos. "Es difícil pensar en otrsa soluciones -añade Toribio-. El Gobierno puede pedir la ayuda a partir del 1 de julio, que es cuando el Mecanismo entra en vigor, y a partir de ese momento Bruselas impondrá unas condiciones. Sería una intervención light". "Si la solución del Mecanismo Europeo de Estabilidad es la que se impone -asegura Pampillón- Europa tiene que entrar como accionista. El que pone el dinero tiene que ser el propietario. En cualquier caso la solución tiene que adoptarse pronto".

No todos los expertos están de acuerdo en que no quede más solución que un rescate europeo. Un analista de uno de los grandes bancos estadounidenses, que prefiere ocultar su identidad, asegura que hay demasiado catastrofismo. "No sabemos en realidad cuál es al agujero real de la banca española, se están haciendo extrapolaciones con las cifras de Bankia al resto de las entidades que no son rigurosas. Y también se habla de un rescate o una intervención de España cuando en realidad el país no tiene problemas estructurales". Este analista añade además que hay otras soluciones. No hay que descartar la financiación a través del mercado y la ayuda del Fondo Monetario Internacional podría ser una solución. De hecho el jueves por la tarde Wall Street Journal aseguraba que el FMI estaba preparando un rescate para España de 300.000 millones. La noticia coincidía con el viaje de Soraya Saénz de Santamaría a Washington y con su entrevista con la gente del FMI, Christine Lagarde. De Guindos negaba inmediatamente que se estuviesen produciendo esas negociaciones. El problema es que la credibilidad del ministro de Economía ha perdido muchos enteros en las últimas semanas. "De Guindos -comenta Pampillón- está sobrepasado. Al Gobierno le falta reposo. Rajoy se equivocó al no nombrar a un vicepresidente económico. Un presidente del Gobierno puede ser ministro de Deportes como era Zapatero pero no vicepresidente económico".

Draghi se ocupaba el jueves de recordar cuántas veces había cambiado la versión del Gobierno sobre cuál era el rescate necesario en Bankia. Las frases golpean dónde más duele. "En Bankia -asegura Toribio- las cosas se han hecho mal. El Gobierno ha actuado de un modo que ha incrementado el desconcierto de un modo brutal y eso es lo que no se puede hacer. El Gobierno ofreció varias versiones del rescate necesario y al final concretó la cifra sin decir de dónde iba a sacar el dinero. Es mejor que no hubiera dicho nada".

Rajoy, al que más de 10 millones de votantes recurrieron en noviembre de 2011 con la esperanza de que les sacara de la crisis -un millón de ellos socialistas-, parece acorralado. Con su mayoría absoluta y con la acumulación de poder más grande que ha tenido el centro-derecha desde la vuelta de la democracia, puede verse obligado de un modo irremisible a solicitar un rescate que impondrá duras condiciones y que puede prolongar aún más la recesión. Las fórmulas de la Merkel nos hunden. ¿De dónde va a salir el dinero? La pregunta sigue sin respuesta. Quizás cuando surja podamos empezar a preguntarnos quién responde por lo ocurrido. En Estados Unidos al menos comparecieron en una comisión de investigación.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP