Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
7 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

La 'amnistía' de Obama

Lorenzo Albacete

Este anuncio ha sido obviamente valorado por los líderes de la comunidad hispana, hasta ahora muy críticos con el Congreso y la Casa Blanca por su incapacidad para intervenir en esta materia. Los posibles beneficiarios de esta decisión han manifestado, obviamente también, su aprobación por todo el país. Por el contrario, en el bando republicano se ha expresado una firme contrariedad, afirmando que este anuncio viola las prerrogativas parlamentarias.

Así es como el propio Obama presentó en la Casa Blanca esta iniciativa: "No es una amnistía. No es una inmunidad. No es una carta de ciudadanía. No es una sistematización definitiva. Es una medida paliativa provisional". Obama dijo después que "estos jóvenes estudian en nuestras escuelas, juegan en nuestros barrios, son amigos de nuestros hijos, juran fidelidad a nuestra bandera". Añadiendo que "no tiene ningún sentido expulsar a jóvenes preparados que son, a todos los efectos, americanos", y concluyendo que este cambio en la política de inmigración "es lo más justo que podemos hacer".

Tom Cohen, de la CNN, describe así este enfoque: "Con la nueva política de inmigración, los menores de 30 años que llegaron a Estados Unidos antes de cumplir los 16, no tienen antecedentes criminales, han frecuentado con éxito la escuela y han prestado el servicio militar, pueden obtener dos años de prórroga para su proceso de repatriación forzosa... Los que cumplan estos requisitos podrán buscar trabajo. Después tendrán que demostrar que han vivido de manera estable en Estados Unidos durante al menos cinco años". Según un estudio de 2009, cuatro millones de hijos de inmigrantes ilegales han nacido en EE.UU.

Cohen recuerda que esta iniciativa responde a la principal preocupación de la comunidad hispana y recupera algunas de las disposiciones de los demócratas de la llamada Dream Act (Development, Relief, and Education for Alien Minors), que no se aprobó por la oposición de los republicanos. Por otro lado, hace notar que "Obama ha sido criticado por los líderes hispanoamericanos, por el aumento en los últimos años de las deportaciones de inmigrantes ilegales". El pasado año fueron repatriados 396.906 inmigrantes clandestinos, el número más alto de la historia. Según voces de la CNN, el cambio apuntado por Obama podría implicar hasta a 800.000 personas.

La CNN publica además esta declaración de la secretaria para la Seguridad Nacional, Janet Napolitano: "Me he ocupado de aplicar las leyes de inmigración durante 20 años y el hecho es que la ley vigente no es adecuada a las necesidades económicas actuales ni a la legislación que hoy rige en el país. Como responsables de la gestión de la inmigración, estamos estableciendo prioridades sólidas y sensatas, y por otro lado, estos jóvenes no son ciertamente las personas para las que se pensó la legislación de repatriación".

En el otro bando, los republicanos se han mostrado contrarios a lo que consideran una amnistía potencial para millones de ilegales, y amenazan con recurrir a los tribunales para bloquear un intento que les parece ilegítimo e inconstitucional. Por ejemplo, Lamar Smith, del Partido Republicano en Texas, declara en su web: "De la amnistía del presidente Obama se beneficiarán solamente los inmigrantes ilegales, no los americanos, y representa una calamidad para el fraude. Muchos inmigrantes ilegales declararán que vinieron aquí siendo niños, aunque no sea verdad, y las autoridades federales no tendrán forma de verificar estas declaraciones. Una vez que su repatriación haya sido aplazada, podrán buscar trabajo, lo que normalmente conseguirán en el 90% de los casos".

El senador Marco Rubio, republicano de Florida e hijo de inmigrantes cubanos, que se ha encargado de la legislación sobre inmigración, proponiendo una alternativa al Dream Act, también ha expresado sus críticas a la intervención de Obama: "Mi gran temor es que al afrontar la cuestión de este modo, con una orden ejecutiva e ignorando al Congreso, se hace muy difícil crear algo que sea una solución permanente y verdaderamente adecuada para resolver este problema".

Las críticas de Rubio, que muchos señalan como un posible candidato a la vicepresidencia, parecen dirigirse más a la forma que al contenido, y se ha hecho notar que el senador haya anticipado los comentarios de Mitt Romney, el candidato republicano a la presidencia, quien ha declarado: "Creo que el status de jóvenes que han venido aquí sin culpa, siguiendo a sus padres, es una cuestión importante que debe ser considerada y resuelta teniendo en cuenta el largo plazo, para que puedan saber cuál podrá ser su lugar en nuestro país". Romney ha afirmado estar de acuerdo con Rubio y ha añadido: "Creo que la iniciativa del presidente hace más difícil alcanzar una solución a largo plazo porque una orden ejecutiva es una solución provisional, que puede ser revocada por el siguiente presidente".

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP