Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
6 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

'Obama no es un radical, es un oportunista'

¿Cuál cree que es la diferencia esencial entre Obama y Romney?

Obama pretende instaurar (y representa) un Estado norteamericano a la europea, algo que hasta hace poco tiempo no existía en Estados Unidos. Si es revalidado en estas elecciones y lo consigue, el Gobierno en Estados Unidos no sólo tendrá una dimensión mayor de la que ya tiene: también se habrá convertido en un auténtico Estado, a la europea.

Romney representa casi todo lo que en Estados Unidos se ha opuesto a esta evolución. Si gana, es posible que logre parar la tendencia e incluso invertirla. Romney, en cierto sentido, es la última oportunidad de supervivencia del "Sueño americano", es decir de la excepcionalidad norteamericana. Bien es verdad que incluso si gana lo tendrá muy difícil.

¿La política social de Obama en cuestiones de matrimonio homosexual y limitación de la libertad de la Iglesia ha hecho de él un radical?

No. Obama no es un radical. Es un oportunista y un sectario. La cuestión del matrimonio entre personas del mismo sexo es una tendencia casi imposible de contrariar para un político democrático en la actualidad, y más si este corteja el voto de los jóvenes, que están a favor en un porcentaje abrumador. En cuanto a la cuestión católica, por así llamarla, me parece que es una más de las consecuencias no deseadas de la complejidad de la reforma de la sanidad. (También es significativa de la introducción de un Estado de verdad en una sociedad que no lo tenía.) No me parece que sea algo voluntariamente deseado como tal por Obama ni por su equipo.

¿La política de bajada de impuestos que ha prometido Romney podría disminuir la cohesión social en Estados Unidos?

Estados Unidos era una sociedad cohesionada a su manera, ajena a la cohesión desde el Estado que es tan importante en las sociedades europeas. Una de las condiciones de esa cohesión era la limitación del tamaño del Gobierno. En la actualidad, empieza a ser una sociedad (en su conjunto) falta de cohesión. Los impuestos cada vez más altos han contribuido a esta degradación. No sé muy bien qué efecto tendrán las posibles bajadas de impuestos de Romney, pero creo que si alguno tienen será más bien, previsiblemente, la de contribuir a restaurar una cierta cohesión social.

¿En un mundo multipolar como en el que estamos en qué cambiaría el papel de Estados Unidos si Romney fuera presidente?

No volveríamos a tiempos anteriores, eso está claro, porque la opinión pública norteamericana ha cambiado para mucho tiempo. También es verdad que si se cumple el programa republicano, Estados Unidos tendería a comportarse más como le corresponde (es decir, como la única hiperpotencia mundial) que como un país europeo más, que es a donde se dirige, y más rápidamente de lo que parece. Habría más inversión en seguridad, más exigencia hacia los aliados y una mayor tensión que respondería con más realismo a lo que está sucediendo.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP