Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
10 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

'La victoria de Obama supondría un desafío para la Iglesia católica'

¿La continuidad de Obama en la presidencia supondría  una limitación para la libertad de la Iglesia católica?

La continuidad de Obama en la presidencia supondrá un desafío para la Iglesia católica por la postura agresiva de la administración en términos de política social. Dicho eso, un desafío no es negativo en cuanto le haga a la Iglesia madurar su forma de estar  en la plaza pública. Es más: como la mayoría de las obras católicas que se verán impactadas por las nuevas normas en materia sanitarias (obligando a las instituciones y empresas a cubrir los gastos de los fármacos anticonceptivos y hasta abortivos de sus empleados) son dirigidas por laicos, tocará a ellos encontrar soluciones creativas y dar un testimonio inteligente en una sociedad que ya no acepta "la fe como un presupuesto obvio de la vida común", en las palabras de Benedicto XVI.

¿Una victoria de Romney supondría menos cohesión social en Estados Unidos? 

La respuesta depende de muchos factores. Yo diría que más que una verdadera cohesión social, siempre ha existido en este país un fuerte anhelo de cohesión social, expresado en términos de la lucha por los derechos de varios grupos, deseo de libertad, esperanza hacia un futuro mejor, etc. En la medida en que una presidencia muestre una voluntad de contribuir al bien común, siempre supone una contribución a la cohesión social. De todos modos, en este momento el país se encuentra muy dividido en términos políticos: Obama no ha sabido superar tal división, y difícilmente podrá hacerlo Romney, si es elegido.

¿La victoria del republicano supondría que la vida sería más difícil para la clase media?

Hay quien lo dice, pero no podemos pronosticar con seguridad. Lo que hace que la sea vida más difícil para la clase media es que, por mucho que trabaje uno, no hay posibilidad de mejorar su calidad de vida. Hasta hace relativamente poco existía la convicción - hablo de la clase media -- de que el futuro siempre suponía un mejoría en términos económicos. Esto  se ha reemplazado por la resignación y la  desesperación ante el futuro. El mensaje económico de Romney está basado en una promesa de reducir el déficit estructural del gobierno y rebajar los impuestos para incentivar a  las empresas para que inviertan su capital en nuevas actividades, creando así más empleo. Si su programa funciona, la suerte de la clase media puede mejorar, sino, se encontrará en circunstancias aun peores.

La situación de los inmigrantes en Estados Unidos es muy difícil. No hay regularizaciones que les permitan ser ciudadanos normales. ¿Las promesas de Obama en política de inmigración pueden mejorar las cosas? 

Escribió don Miguel de Cervantes: "Cada uno es hijo de sus obras". No son las promesas las que mejoran las cosas, sino las accionesEn la realidad, un presidente tiene poderes muy limitados en cuanto a la inmigración: puede emitir órdenes ejecutivas (como ha hecho Obama últimamente) que afectan el cumplimiento o no de las leyes preexistentes, pero un verdadero cambio de rumbo en materia de la inmigración sólo puede venir del Congreso, de un pacto entre ambos partidos. ¿Será capaz una segunda administración Obama de conseguir una reforma migratoria como ha hecho con la reforma de la sanidad? Dentro del clima actual de crispación lo veo difícil. Los líderes de ambos partidos tienen necesitan la voluntad de lograrlo, cosa que no han demostrado últimamente.

¿Qué consecuencias tendría la política de Romney sobre la inmigración?

Hay una corriente muy fuerte dentro del partido republicano que pone resistencia ante cualquier reforma de las leyes de inmigración, y Romney ha tenido que hacer las cuentas con esa corriente para lograr la candidatura. Por otro lado, hay un coro creciente de figuras de influencia en el partido republicano (como el cubano-americano Marco Rubio; el ex gobernador de Utah, Jon Huntsman; y el ex gobernador de la Florida, Jeb Bush, cuyos hijos son mexicoamericanos) que aboga por una política más positiva y abierta hacia los inmigrantes. La cuestión es ¿a quién escucharía un presidente Romney? Habrá que ver si vencen sus tendencias pragmáticas de empresario o bien si se deja llevar por el lado anti-inmigrante de su partido.

¿Qué conviene más a la comunidad hispana una victoria de Obama o de Romney? 

La victoria de un candidato u otro siempre supone una serie de incógnitas. En materia social los republicanos son más afines a la sensibilidad de muchos hispanos en EE.UU: respeto para los valores religiosos y visión más tradicional de la familia. Los  demócratas muestran una mayor solidaridad con la clase obrera y más apertura hacia los inmigrantes. A mi juicio lo que conviene más a la comunidad hispana es ser protagonista en la historia de este país y no dejarse llevar por un partido o el otro, ya que vitalidad y sus números tienen una gran  potencia para impactar enormemente la vida de Estados Unidos.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP