Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
9 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Persiguiendo Mavericks

Juan Orellana

La película tiene dos niveles. Por un lado está la historia de superación deportiva de un chaval, Jay (Jonny Weston), que quiere dominar las olas más imponentes de California, llamadas mavericks. Por otro, una trama cruzada de búsquedas del padre, tanto por parte de Jay -abandonado por su padre cuando era niño y que vive con su inestable madre (Elizabeth Shue)- como por parte de su mentor Frosty (Gerard Butler). Frosty está felizmente casado y tiene dos hijas, pero es un padre ausente marcado por la muerte prematura de sus progenitores. Estas tramas de vínculos, a las que se añaden los amores de sus respectivas parejas, son los pilares sobre los que se teje la historia de superación y autoexigencia del surf. Sin duda la cinta trasmite valores positivos sobre los vínculos de pertenencia, la familia, y el afán de superación, pero rezuma un vitalismo voluntarista radical. Ofrece una confusa escala de valores en la que el éxito en las conquistas de autodominio deportivo parece convertirse en el único motor de la vida. Es cierto que Frosty acaba anteponiendo el cuidado de sus hijas a su pasión por el surf, pero en conjunto el acento está puesto en el reto de las olas como ideal. Esa positividad vitalista contrasta con una mirada nada religiosa sobre la vida, desembocando en un buenismo poco satisfactorio.

La articulación del guión y la puesta en escena es muy televisiva y plana, aunque nos brinda unos planos de Mavericks realmente espectaculares.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP