Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
9 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

"Ha llegado el momento del relevo en CiU"

P.D.

¿Con este resultado de Artur Mas, cuál debería ser la estrategia de Ciu en este momento? ¿Cuál es el la alianza que más le conviene al país? 

CiU tendrá que asumir la contundencia del fracaso de Mas y adecuarse a las nuevas circunstancias que indican las urnas. Mas quiso ser el voto útil del independentismo y ha acabado por regalarle muchos votos a ERC. Ahora CiU es su rehén. Tiene la opción de sustituir a Mas. El actual presidente de la Generalitat se resistirá, pero a tenor de lo que venían diciendo los viejos clásicos de CiU desde hace días, se intentará en algún momento ese recambio. El 25-N, sin duda, refuerza a Duran, y le da mayor influencia. Una opción inmediata sería Lluís Recoder, un convergente de centro-izquierda, de origen roquista y hoy "conseller" de Mas. Como primer envite, después de una difícil investidura, Mas tiene la votación de los presupuestos. Ahí el pacto con ERC, a cambio de un calendario para la consulta sobre la independencia, significaría rectificar las políticas de austeridad, con lo que se perjudicaría la dinámica económica, porque el déficit y el endeudamiento son colosales. No se olvide que este estado de cosas es en gran parte herencia de los tripartitos y que ERC fue agente activo de una gestión tan deplorable. Con Mas en la Generalitat algún acuerdo con el PP resulta improbable aunque no imposible. Ineludiblemente, pasaría por una drástica reconsideración de la propuesta secesionista. Es evidente que un proceso de sucesión facilitaría las cosas. De lo contrario, CiU queda en manos de ERC. Lo más previsible es un largo proceso de espera, tanteos en la oscuridad, retórica victimista y una táctica de apaños: es decir, lo peor para una sociedad que padece una crisis económica y social tan grave.

Hay una derrota de Mas pero las fuerzas independentistas se acercan al 50 por ciento de los votos. ¿Qué reto supone esto?

Ahí conviene equilibrar el alarmismo con cierta consideración escéptica porque cualquiera puede entender que la célebre manifestación del 11-S se nutrió del descontento económico y que la identidad secesionada de Cataluña era un móvil menor. Gran error de Mas. Podría decirse que el empeño independentista -si no es que estalla como una burbuja- pospondrá transitoriamente sus objetivos. Ahora el voto útil independentista es ERC. La aparición de CUP ya es independentismo friki, antisistema, "okupa", algo que no suma para nada. Tampoco IC se sumaría abiertamente al independentismo porque su buen resultado proviene de los agravios de la crisis económica y no de la fiebre nacionalista. Y el PSC ha optado por la tibieza de un federalismo de vaga formulación. El avance de Ciutadans, por su parte, es indicativo de un cambio social. Lo mismo puede decirse de la consolidación del PP, a pesar de la crisis económica.

¿Qué respuesta debería darse desde Madrid?

No siempre ha habido, tanto en términos de Estado como de los sucesivos gobiernos desde la transición, una estrategia sólida respecto a lo que se llamaría cuestión catalana. No olvidemos que eso se arrastra desde el siglo XIX y que no tiene soluciones absolutas. Ahora parece un buen momento para delinear esa estrategia en términos, políticos, mediáticos, intelectuales y sociales. En términos simbólicos, también. La serenidad es fundamental, como el rigor y cierto sentido histórico. Eso es algo de lo que, dicho sea de paso, Artur Mas carece por completo. Tal vez haría falta regresar, más allá de la política, a la fértil idea de concordia hispánica.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP