Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
7 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Érase una vez en Anatolia

Juan Orellana

El argumento se organiza en torno a una comitiva policial, que avanza por la noche va por una carretera secundaria de Anatolia buscando el cadáver enterrado de un asesinado. La comitiva la componen el presunto asesino, el médico forense, el procurador y el Comisario, amén de un grupo de soldados y policías. A lo largo de esas interminables horas vamos conociendo el mundo personal de cada de uno de los personajes, sus dolores, sus heridas, sus anhelos. Película típicamente festivalera, lenta y contemplativa, pero excesivamente larga, aunque rodada con estilo y dirigida con talento.

Érase una vez en Anatolia es de esos largometrajes que funcionan por "empapamiento". El espectador va impregnándose de esos rostros duros, desabridos, de la hostilidad del entorno, de lo precario de los medios, de lo primitivo de los procedimientos... y acaba entrando en el alma de unas gentes recónditas, de la zona más remota de un enclave entre dos mundos, como es la Turquía profunda. Un ensayo antropológico, sombrío y ciertamente no optimista, aunque interesante, y con destellos de verdadera humanidad.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP