Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
4 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

'El colapso económico de Venezuela es inminente'

¿Cómo transcurre el final de la campaña electoral?

Durante los gobiernos chavistas las prácticas del Consejo Nacional Electoral (CNE) venezolano han favorecido, de hecho, al candidato oficial. Si queremos ser objetivos, basta ver cómo Nicolás Maduro - quien se denomina "discípulo e hijo" del difunto presidente Hugo Chávez, llamado por él el "Cristo de los pobres", y a quien asegura que se le ha "aparecido de forma sobrenatural" -, ha usado todos los recursos financieros y políticos de las instancias de gobierno a favor de su candidatura.

Algunas pocas prácticas que podemos mencionar son: el pago de publicidades con fondos públicos; la colocación de todo tipo de imágenes a su favor en los edificios del Estado; el otorgamiento o no de beneficios sociales y económicos a quienes voten por él o no; y el no respeto a la equidad en el tiempo de publicidad que cada candidato debe tener en los medios de comunicación social del país, ya que el gobierne transmite, cada día, cantidad de minutos, y hasta horas, por vía de cadenas de radio y televisión nacionales, que no las cuentan como propaganda electoral, y cuyo único contenido es exclusivamente electoral.

Todo esto, y mucho más, ha sido documentado y denunciado por la oposición ante la autoridad electoral (CNE), así como ante la Fiscalía General de la Nación y otras instancias de los poderes públicos, como corresponde según el ordenamiento legal venezolano, y nunca se ha obtenido una sanción o notificación al oficialismo. No podemos decir, pues, que ambos candidatos han contado con las mismas condiciones durante la contienda electoral.

¿Las elecciones serán limpias?

El ventajismo electoral es uno de los problemas más graves que estamos padeciendo y que, muchas veces, no es valorado como tal por las instancias internacionales. Se suele aceptar como algo normal. En un país petrolero, como Venezuela, es algo muy peligroso. Un claro ejemplo es cómo se están otorgando viviendas, o prometiendo su entrega en un futuro, en los sectores más pobres, pero sin entregarles el debido título de propiedad. Este simple hecho es una muestra de cómo se les hace dependientes de la voluntad de poder del Estado, quien podrá decidir quitarle la vivienda o no, si esta persona apoya o no a la opción del oficialismo. Esto se hace con cada programa social del gobierno. Este tipo de ventajismo es un verdadero chantaje, un signo de prácticas frecuentas que niegan una real opción por los débiles y olvidados, aunque en el discurso sea un lema repetido cada día, y que ha convertido al pobre en objeto de una simple estrategia política electoral para obtener adhesiones y votos como acceso al poder.

¿Cuál es la principal tarea de la oposición en este momento?

La principal tarea está en lo cultural porque deberá fomentar prácticas políticas que restituyan la confianza en el futuro del país, y la unidad entre todos los venezolanos, y no el favorecimiento sólo de los que se adhieran a la ideología pro-castrista del actual gobierno. Los sectores más pobres no tienen por qué depender de dádivas y chantajes del gobierno de turno, sino que deben ser sujetos de sus propios procesos de humanización y lograr acceder a condiciones de vida autónomas e independientes en lo económico y político, antes que ser convertidos en objetos ideológicos. De esta tarea será posible hablar de una posibilidad real de reconciliación en el país. No podemos criticarle al capitalismo privado prácticas que luego son usadas por un modelo de capitalismo estatal, como es el caso venezolano. No estaríamos siendo honestos, entonces.

La reconciliación es urgente en la Venezuela de hoy. Y a esto llama continuamente el candidato Henrique Capriles, que representa a la oposición. Pero no habrá reconciliación si no hay justicia con los más pobres, y no habrá justicia con los más pobres si el gobierno sigue usando prácticas populistas de chantaje a través de la entrega de dádivas que no les ofrecen un futuro estable, sino una dependencia mayor de los actores políticos. Este es el gran reto que la oposición se ha propuesto a construir. Que no exista más dependencia ideológica del pobre con el estado, sino que el estado esté al servicio del pobre, y de todos los pobres sin exclusión, para que éste sea sujeto y libre.

¿Ha habido asistencialismo?

Como dato interesante podemos recordar que antes del chavismo el gobierno contaba con un barril de petróleo que estaba cerca de los US $ 8. Mientras que durante los gobiernos chavistas el precio ha sido superior a los US $ 100 por barril. Esta inmensa cantidad de dinero que ha ingresado al Estado venezolano, como nunca antes había visto, no ha logrado traer justicia social y mejores condiciones de vida. Pero sí ha incrementado, en niveles escandalosos, la corrupción. Para ser objetivos basta revisar los índices de inflación del país que superan el 30 % anual, o el desabastecimiento generalizado de comida y medicinas, así como la violencia que supera ya los 140.000 muertos cada año afectando, especialmente, a los más pobres.

Luego de estos 14 años del chavismo hemos visto un crecimiento importante de barriadas populares donde las condiciones de vida son aún precarias, en cuanto a la calidad de la vivienda y a los servicios con los que cuentan. Para terminar, basta con visitar a los hospitales públicos. Si el pobre no lleva todos los insumos que necesita para tratarse u operarse, está destinado a morir, porque las prácticas del gobierno nacional en salud pública no le ofrece lo que, por derecho constitucional, debe tener para el resguardo de su vida y de su salud. Será, pues, tarea de la oposición, la recomposición de estas condiciones que afectan a la calidad de vida de los más pobres del país, y el buen reordenamiento del presupuesto nacional que, actualmente, es entregado en gran parte a otros países, como Argentina, Ecuador, Bolivia, Cuba, Uruguay y Nicaragua, entre otros, antes que solucionar los problemas reales de los que hacen vida en Venezuela.

¿Hacia dónde puede evolucionar el chavismo con una victoria de Maduro?

Como él mismo lo ratificó a lo largo de sus discursos durante la campaña electoral, será más radical que el anterior presidente Hugo Chávez. Ya se ha venido demostrando a través de las decisiones que ha venido tomando, en conjunto con el presidente de la actual Asamblea Nacional, el Sr. Cabello, en lo concerniente a lo económica y político. Y el colapso económico del país, será inminente en un corto plazo. Como pequeño dato basta saber que en pocos meses ya hemos tenido dos devaluaciones de la moneda en un país que se muestra ante el mundo como un país rico y sin crisis económica, gracias a las supuestas políticas exitosas del gobierno chavista. A diferencia de Venezuela, otros países de la región han logrado incluso revaluar sus monedas, como es el caso de Brasil, por ejemplo. ¿Qué está sucediendo en Venezuela?

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP