Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
26 FEBRERO 2017
Búsqueda en los contenidos de la web

Los retos de Enrique Peña Nieto

Diego I. Rosales Meana, Cisav

Este "Pacto por México" se basó en los siguientes cinco acuerdos fundamentales, que funcionan como la sombrilla de decenas de reformas: 1) Sociedad de derechos, 2) Crecimiento económico, 3) Seguridad y justicia, 4) Transparencia y corrupción y 5) Gobernabilidad democrática.

Si el acuerdo mostró a las claras la unidad política entre los tres partidos, queda por ver si esa unidad política es confiable, se sostiene, o acaso sirva para algo. En este momento, cuatro meses después de la firma del pacto, se han aprobado varias reformas. Entre ellas está la reforma educativa, que intenta terminar con el compadrazgo y la corrupción en el sector magisterial, uno de los lastres más profundos -quizás el más grave por sus consecuencias a largo plazo- que arrastra México. Como coronilla de esta reforma, fue arrestada la líder del sindicato de maestros Elba Esther Gordillo por el delito de operación con recursos de procedencia ilícita. Le fueron descubiertos escandalosos gastos en la clásica quincalla de los políticos: apartamentos carísimos, vacaciones libidinosas, ropa y cirugías exuberantes. Con este importante gesto político parece que el sector educativo puede gozar de una reforma importante.

Más tarde, se aprobó una importante reforma en telecomunicaciones, que intentará evitar los monopolios y favorecer la competencia en un país que ha sido dominado en ese sector por dos televisoras exclusivamente desde hace décadas. 

Aunque estas muestras de pragmatismo y eficiencia en el gobierno tienen sin duda un cariz positivo, recuerdan al viejo PRI, que dominó por setenta años el escenario político mexicano, dominio que ejerció con base en el tejido de redes de corrupción y clientelismo para lograr acuerdos, degenerando en una sociedad completamente corrupta y de instituciones fracturadas (salvo el propio PRI, por supuesto). Por eso está por verse si esta "unidad política" es confiable y, en últimos términos, buena para México.

El "Pacto por México" es un pacto entre partidos políticos que se han dedicado a cancelar y a usar para sí mismos el poder de los ciudadanos, partidos que se alimentan de una ciudadanía apática y dejada, pusilánime que no participa jamás de las cosas públicas. Si el "Pacto por México" no conduce a 1) eliminar la desnutrición (como ya señaló Gabriel Zaid), haciendo posible la real empresa en los sectores más pobres, 2) terminar con la violencia, ofreciendo a los jóvenes mayores horizontes de realización económica, personal e identitaria y 3) educar ciudadanos responsables, formando maestros preparados y constantemente evaluados; si no logramos esto, digo, tal pacto no es más que oropel y cantos de sirenas.

<< volver

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP