Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
5 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

>Acoso al Congreso

'El 15 M hace bien en separarse de la violencia', entrevista a Pablo A. Iglesias, redactor jefe de nacional de ServiMedia

José María Gutiérrez Montero
Esta tarde está convocada una protesta de acoso al Congreso, y la tensión social se deja caer en el ambiente ya desde las horas previas, por ejemplo en la universidad. ¿Es esta manera de protestar legítima?
 
Es legítima dado que la Constitución española de 1978 reconoce el derecho a la manifestación como uno de nuestros derechos fundamentales. Así que protestar y expresar libremente una opinión es oportuno y justo. Sin embargo, el acto de esta tarde va más allá del ejercicio de este derecho fundamental. Está convocado como un asalto al Congreso de los Diputados, lo cual entraña un lenguaje violento y una voluntad antidemocrática. Las instituciones no se asaltan ni se atacan.
 
Observamos en los últimos tiempos una tensión social creciente, ¿Cree usted que está en peligro la estabilidad de la democracia?
 
La estabilidad democrática no corre peligro, pero sí el respeto de un colectivo peligrosamente creciente hacia esa democracia. No es una mayoría social la que se manifiesta e intenta asaltar el Congreso de los Diputados, sino una minoría radical e irresponsable. Cánticos como el "no nos representan" son peligrosos porque generan dudas sobre un sistema democrático que funciona aquí y en muchos países a pesar de las deficiencias. No se deben mezclar los errores del sistema con la puesta en cuestión de todo el sistema.
 
¿Cual es la raíz de los recientes ataques, tanto los escraches, como la convocatoria de hoy ante el Congreso?
 
La raíz del problema es la desafección ciudadana hacia la clase política por muchos motivos, pero hay dos aspectos fundamentales que influyen. Uno de ellos es la crisis, sin crisis económica no pasarían estas cosas o no tendrían tanto eco. Otro es la corrupción y los casos flagrantes conocidos en los últimos años, que hastían a la ciudadanía. Pero el germen de todo esto está en 2011, en el Movimiento 15-M y la simpatía que aquella protesta provoca en mucha gente joven.
 
Colectivos ligados al 15M se han desligado de la protesta de hoy. ¿Cree usted que hay una fragmentación en el movimiento de la antipolítica?
 
Creo que el Movimiento 15M hace bien en separarse de este tipo de concvocatorias, porque no son constructivas y no buscan la mejora de la sociedad. Sólo buscan sustituir el sistema actual por su sistema particular, que por cierto tiene más de anárquico que de trabajo por el bien común. Las últimas protestas ante el Congreso han puesto de manifiesto que el espíritu violento de muchos los que asistían y eso ha desinflado cada vez más las convocatorias.
 
¿Existen aún vías para la recuperación de la confianza en los políticos?
 
Los políticos sólo recuperarán la confianza de la ciudadanía cuando desaparezca el principal problema, la crisis. Pero aún así no la recuperarán plenamente. Lo que está en cuestión ahora mismo es parte del sistema, así que hay que arreglar muchas cosas. Pero el problema no está sólo en la política, sino en toda la sociedad. Muchos de los problemas son culturales, como el de la corrupción. Hay mucha gente como Urdangarín a todas las escalas y todos conocemos algún caso en nuestras propias familias, nuestras comunidades de vecinos o nuestras empresas. La crisis actual es mucho más que una crisis económica, es una crisis de valores y una crisis de decencia, como escribe Leopoldo Abadía.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP