Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
10 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

>Entrevista a Benigno Blanco

"La ley actual desprotege tanto al no nacido como a la mujer embarazada"

María Borrero

¿Por qué el gobierno tiene que cambiar la ley del aborto?

Porque es una ley profundamente injusta. Por dos razones al menos, la primera de ellas porque desprotege absolutamente la vida del no nacido durante sus primeras catorce semanas de existencia, lo convierte en una cosa que se puede destruir a libre voluntad y, además, desprotege esa vida casi radicalmente hasta la semana 22. Y, en segundo lugar, porque esa ley desprotege también absolutamente a la mujer embarazada puesto que no incorpora absolutamente ninguna medida de apoyo para ayudarla a resolver sus problemas de forma compatible con la continuación del embarazo. Por lo tanto, como es una ley injusta, cuanto antes desaparezca mucho mejor. 

¿Sería positivo que se cambiara una ley de plazos por una ley de supuestos?

Sería una mejora. El ideal sería llegar a una ley que proteja siempre, sin excepción de ningún tipo, la vida del no nacido y también siempre, sin excepción de ningún tipo, a toda mujer embarazada. Pero, como me temo que eso exigirá un cierto tiempo, el que ahora se dé un paso importante en la buena dirección también merece un aplauso; y pasar de una ley de plazos a una ley de supuestos, siempre que se aplique correctamente la ley de supuestos, no como sucedió en España entre el 85 y el 2010, que hubo un inmenso fraude de ley que favoreció la ley del aborto libre, sería algo positivo.

¿Qué habría que hacer para que el supuesto psicológico no fuera un coladero?

Bueno, yo creo que no tiene que haber un supuesto psicológico autónomo. Si se contempla, en supuesto de grave peligro para la vida o salud de la madre lo que hay que hacer es que ese grave conflicto, ese grave problema, sea acreditado por un perito independiente, es decir, que un médico, dos mejor, independiente absolutamente de la práctica del aborto y especialista en el tipo de enfermedad de que se trate, emita con carácter previo un informe motivado en el que identifique con precisión cuál es ese grave problema y que diga por qué no se puede resolver de otra manera distinta que con la práctica de un aborto. Si fuese así, aunque repito, sigue sin ser mi modelo, pero por lo menos estaríamos ante una ley seria y con posibilidades de aplicarse y que disminuiría profundamente el número de abortos.

¿Cómo se ayuda realmente a las mujeres?

La clave es que las mujeres no estén solas. Hay que tener en cuenta que hoy día la mujer es una víctima del aborto también. Todo aborto tiene dos víctimas: el niño que no nace y la mujer. ¿Por qué? Porque la mera existencia de una ley del aborto hace que la sociedad deje sola a la mujer ante sus problemas y la aboque al aborto. Por eso, cuando el aborto no está permitido, una mujer no es una víctima del aborto, pero cuando un país lleva treinta años de leyes abortivas, ha convertido a la mujer en una víctima del aborto. Entonces ¿qué hay que hacer con la mujer? Estar a su lado, no dejarla sola, ayudarla solidariamente a resolver cualquier problema derivado o concomitante de un embarazo imprevisto de forma que sea compatible con la continuación del embarazo. Esa es la experiencia de lo que hacemos en Red Madre. Una red de voluntariado por toda España que está a disposición de toda mujer embarazada para ayudarla a resolver cualquier problema (económico, psicológico, familiar, de pareja, de asistencia médica, de vivienda... el que sea). Y nuestra experiencia es, y no somos la Seguridad Social, no tenemos medios, que de cada diez mujeres que conectan con Red Madre, ocho no abortan. Por lo tanto, es perfectamente posible acabar o disminuir al menos muy seriamente el número de abortos si dejamos de abandonar a la mujer. 

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP