Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
4 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

¿Y si la abstención de UPN fuera el mal menor?

Raquel Martín

De esta manera, los dos diputados navarros se encuentran ahora en la encrucijada de tener que optar por incumplir la disciplina impuesta por el Comité Ejecutivo de UPN, que el pasado viernes aprobó por amplísima mayoría abstenerse a la enmienda popular o, por el contrario, romper la disciplina de voto del Grupo Parlamentario Popular, que exige, como no podía ser de otra manera, a todos los integrantes del grupo apoyar la enmienda a la totalidad a las cuentas que el Gobierno presenta a la Cámara para 2009, totalmente inadecuadas con la actual conyuntura de crisis económica.

Y la situación  se ha tensado tanto y se ha llevado a tal extremo por ambas partes que, a una semana de la votación en el Congreso, hay posibilidad real de ruptura entre el PP y su hasta ahora filial en Navarra. Pero esta delicada situación se ha ido de las manos tanto para Miguel Sanz como para Mariano Rajoy. Y se trata de un órdago mutuo de consecuencias no analizadas con detenimiento por los dos.

En primer lugar, Rajoy, con su amenaza de ruptura del acuerdo si no se respalda su iniciativa, quizás no se haya detenido lo suficiente en valorar los efectos que para su formación supondría el divorcio con UPN. Cualquiera que tenga un mínimo conocimiento de la situación social y política navarra conoce perfectamente que el Partido Popular de Rajoy, de presentarse en solitario a unos comicios, se descalabraría y llevaría a esta formación a convertirse en un partido totalmente residual en la vida política de la comunidad foral, en una posición quizás todavía peor que la del PP en Cataluña en la actualidad.

Mariano Rajoy se encontraría con una nueva circunscripción clave a añadir en la lista de territorios donde el Partido Popular tiene objetivamente un grave problema para convencer a su electorado, tras el País Vasco y Cataluña. Justo en el momento de pretendida reconstrucción emprendida por los populares tras la fuerte crisis interna previa al Congreso de Valencia.

Si analizamos ahora las consecuencias de esta tensa situación desde la vertiente navarra, hay que tener en cuenta un hecho que, con el tiempo, se empieza a ver cada vez más meridianamente claro. El rostro de desolación de Miguel Sanz el día de su investidura, gracias a la abstención del Partido Socialista de Navarra (PSN), lo presagiaba: su presidencia pende de un hilo, la amenaza de la moción de censura es real.

Parece casi un hecho confirmado que Miguel Sanz necesita al PSN para sacar adelante sus presupuestos a cambio del no rechazo a las cuentas del Estado en el Congreso. Y aquí es donde llega el momento en el que se empiezan a plantear todas las preguntas. ¿Es mejor un gobierno autonómico sin presupuestos o con la prórroga de los anteriores, u otro paralizado económicamente por dos abstenciones en una votación?

¿Es mejor un gobierno de UPN en Navarra pactado, negociado y apoyado por el PSN, u otro dirigido por los nacionalistas de NABAI gracias al PSN?

Éste es el escenario, sin ahorrar críticas a Unión del Pueblo Navarro por su falta de conciencia y de reacción ante el impresionante avance de la ofensiva nacionalista de NABAI durante los últimos años. UPN ha estado prácticamente durmiendo en los laureles, creyéndose que tendría una posición hegemónica en Navarra sin fecha de caducidad. O, todavía peor, pretendendiendo plantear una ofensiva al avance social y político de NABAI con un miope proyecto exclusivamente regionalista. Sin plantear un gran proyecto político, y también social, para Navarra. Éste es el gran error de Miguel Sanz, en el fondo la asignatura pendiente del Partido Popular a nivel nacional.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP