Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
5 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Siria, igual que Iraq

Robi Ronza | 0 comentarios valoración: 3  123 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  123 votos

Siria: parece que vamos a ver de nuevo una triste película, desgraciadamente, ya vista. Estamos, de nuevo, como en los primeros meses del 2003 (vigilia del ataque a Saddam Hussein-, una saga de inspectores de la ONU en busca de una prueba de la existencia de un casus belli preestablecido por Washington como presunta justa causa para la intervención militar de EEUU y sus aliados.

Entonces eran “armas de destrucción masiva”: algo que nunca se llegó a explicar qué era ni se llegaron a encontrar. Ahora, en la Siria de Asad, son las armas químicas. Mientras escribimos, las agencias de noticias propagan informes según los cuales, los inspectores (llegado a Siria en acuerdo con el gobierno de Assad y alojados en un lujosos hotel del centro de Damasco) están retomando sus inspecciones, suspendidas el martes, día después de que personas no identificadas hubieran disparado con armas de fuego a su coche personal.

Entre tanto, ayer circularon imágenes de civiles sirios muertos y heridos por un ataque militar que algunos periodistas italianos y de otros países, en base a la información difundida por grupos armados contra el gobierno, se han precipitado a definir víctimas del uso de armas químicas por parte de las fuerzas de Assad. En estos casos vale la pena ir a ver, ya que está Internet, qué dice la Bbc sobre esto, ya que conserva mucha de la astucia tradicional del periodismo británico.

Pues bien, cualquiera que mire el telediario o el periódico de Bbc N ews oirá decir lo que resulta claro de un atento análisis de las imágenes disponibles: es decir, que no es para nada evidente que las víctimas, tanto muertos como heridos, hayan sido víctimas de armas químicas. Además, la Bbc, de forma notble, cuando no dispone de noticias de primera mano, pero puede fundamentarse solo en noticias que sus enviados no han podido verificar personalmente, lo dice de manera explícita: una buena costumbre que desgraciadamente, los enviados italianos han perdido hace mucho tiempo. Y es precisamente lo que la Bbc ha hecho también en este caso diciendo que las imágenes y las declaraciones de los heridos han llegado por los insurgentes.

En resumen, al menos por el momento, el casus belli preestablecido por Washington no existe. Dicho esto queda preguntarse por qué que les mataran con un arma química es tan diferente del que les maten con cualquier otro tipo de arma. Si fuera verdad que se está pensando en una intervención militar occidental para poner fin a las masacres de civiles (lo que es, al menos, paradójico) no se entiende por qué para proceder habría que esperar a la prueba de que en Siria, el gobierno contraataca haciendo uso de armas químicas.

En segundo lugar y más en general, las armas químicas mortales son un producto industrial complejo, totalmente fuera de las capacidades productivas de un país como Siria, y su uso conlleva la utilización de redes telemáticas de las que EEUU tiene el control incondicional en escala planetaria. Por lo tanto, hoy por hoy ningún país tiene armas químicas mortales a menos que les hayan sido procuradas por una potencia industrial (sobre todo EEUU pero también otros países industriales, incluida Italia), y ninguno puede mantenerlas en eficiencia sin el continuo apoyo técnico de quien se las haya procurado. Sobre todo, nadie puede usarlas eficazmente y a gran escala si EEUU y sus aliados, incluidos nosotros, no dejan abiertas las redes telemáticas, cuyo uso es indispensable para calcular el punto de impacto y realizar el tiro.

No es difícil, sin embargo, construir artillería química “artesanal”, capaz de provocar daños a las personas dentro de un radio limitado. Entonces, si hay alguien en Siria tan cínico como para tomar la iniciativa en algo así, sería suficiente para provocar la intervención americana, este o estos podrían también detonar una “mina” química de este estilo en lugares habitados. Hasta ahora, no hay ninguna prueba de que esto haya sucedido, pero se trata de una eventualidad que desgraciadamente no se puede excluir.

Por todos estos motivos, todo lo que se está diciendo sobre el uso de armas químicas en Siria es algo demasiado contaminado como para poder ser honestamente tenido en cuenta como casus belli.

>Comentar

* campos obligatorios
0Comentarios

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP