Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
6 DICIEMBRE 2016

Pintar música. Del mundo visible a una sinfonía abstracta de colores.

«Bello es lo que emerge de la necesidad emocional interior. Bello será lo que sea interiormente bello» (Kandinsky, De lo espiritual en el arte)

El sol funde Moscú y lo convierte en una mera mota que, como una tuba enloquecida, hace que vibre todo nuestro ser interior, toda el alma… Es  solo el acorde final de la sinfonía que intensifica los colores hasta su máxima viveza… Rosa, púrpura, amarillo, blanco, verde pistacho, iglesias y casas de un rojo encendido -cada una, una canción en sí misma- el agudo verde del prado, el profundo bordón de los árboles…  Pintar esta hora, pensé, representaría la felicidad más improbable y elevada de un artista.

Kandinsky, W. (1980): Colleted Writings I.

<< volver

sobre este blog
María Pizarro
Licenciada en Historia del Arte y apasionada por la enseñanza de la lengua y cultura española, a la que se dedica desde hace varios años.
Búsqueda en los contenidos de la web

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP