Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
24 ABRIL 2017

Me lo ha regalado

| 0 comentarios valoración: 3  275 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  275 votos

En la banda sonora de la película “Hermano sol, Hermana luna” hay un tema interpretado por Claudio Baglione, titulado “Dolce e sentire”, donde nos habla de la gratitud hacia el Altísimo, de Francisco de Asís, ante la toma de conciencia, de que todo lo que le rodea es un regalo inmenso de Dios.

Hace unas semanas realicé un retiro espiritual, y allí, me asaltó el deseo de cantar esa composición, inspirada en el canto de la criaturas, que memoricé hace tiempo. “Nos da el cielo, las estrellas claras, al hermano sol y a la hermana luna, la madre tierra con sus frutos, prados, flores, el fuego, el viento, aire y agua pura, fuente de vida de sus criaturas. Regalo suyo, de su inmenso amor. Regalo suyo, de su inmenso amor”. Mi meditación posterior, se centró en estas palabras :“Regalo suyo de su inmenso amor”.

Siempre me ha costado entender, cuando he viajado en transporte público de largo recorrido , que la mayoría de pasajeros, no contemplara el  hermoso paisaje que muchas veces se les presentaba. Si coincide con el cambio de estación del año, la variedad de colores y formas, llegan a  hechizar a quien cae en la cuenta de ello. Una verdadera obra de arte insuperable, al alcance de todos, totalmente gratis y sin colas.

Si has tenido la ocasión de ir a Asis en otoño, puedes comprender muy bien, lo que pudo experimentar San Francisco  en la naturaleza que rodea la ciudad. La primera vez que asistí, me quedé más impresionado por el color, la belleza, el aroma de sus bosques de encinas, que de los sitios que visité. Si uno empieza paseando por esos caminos, la visita espiritual a los lugares franciscanos, se percibe de forma cautivadora.

Y fue en mi retiro, donde cambié un poquito, la orientación de lo que suponía, contemplar la naturaleza. La mayoría de veces, hablamos sobre ello, para indicar la grandeza de Dios, su sabiduría, colocando casa cosa en su lugar y con una función determinada. Es lo que a menudo oímos, cuando nos topamos con uno de esos paisajes que quitan el aliento : “Que maravilla, que perfección”… Pues yo me quedo  con el mismo agradecimiento de San Francisco hacia el Señor, en su cántico de las criaturas. Supo captar profundamente, que todo lo creado es un regalo para cada alma, que el amor de Dios, ha creado.

Esa realidad caló fuertemente en mi interior durante mi retiro, así que en la primera ocasión que tuve, salí al exterior, contemplé las montañas que tenía ante mí, el canto de las  aves, el ruido del agua de una fuente, y repetía lentamente : “ Todo eso es mío, Dios me lo ha regalado” “toda esa belleza es para que yo la disfrute”, “yo puedo gozarlo, puedo sentir que todo lo creado es para mí”.

Cada hombre y mujer de esta tierra, puede repetir lo mismo. ¿Quién puede impedirte ,gozar de los rayos del sol? ¿quién no dejará ,que aspires profundamente las fragancias que se perciben cuando entras en el bosque? ¿quién podrá una venda a tus ojos, para que no veas el derroche de colores, puestos en las flores , o en numerosas criaturas; o cuando alzas la vista para ver las estrellas o la luna?, ¿quién tapará tus oídos para no escuchar , la variedad de tonos y melodías que el silencio te ofrece?..

Te invito a que lo pruebes. En cuanto puedas, vete a un lugar donde puedas estar en contacto con la naturaleza, siéntate, mira, escucha, toca, huele, … y repite una y otra vez : “ Todo esto es mío, Dios me lo ha regalado”. Tal vez la próxima vez, que paseemos o  viajemos, en lugar de ir con unos auriculares, no despegar la vista de un móvil, o mirar la película de turno que la compañía nos ofrece, descubramos otra forma de  amenizar nuestro desplazamiento. ¿Por qué no la descubres?...

>Comentar

* campos obligatorios
0Comentarios

<< volver

sobre este blog
Angelo

Casado y padre de cinco hijos. Apasionado de mi familia. El mejor título que se me ha otorgado en la vida es el de la paternidad. Agradecido por tanto bien recibido. Feliz de haberme encontrado con Dios tras años de caminar perdido. Estoy convencido de que este mundo se puede cambiar, llevando amor aunque no se reciba. Y yo quiero empeñarme en ello
Búsqueda en los contenidos de la web

>SÍGUENOS EN

El otro es un bien, también en política

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>Últimos post

27 FEBRERO 2015

Llamad y se os abrirá

6 OCTUBRE 2014

YO SOY EL QUE SOY

1 OCTUBRE 2014

La mamá

17 SEPTIEMBRE 2014

Pepito

15 SEPTIEMBRE 2014

Escampará

>Últimos comentarios

- Llevas razón por eso  cuando nos acordamos de que nuestros hijos son hijos de Dios es cuando nos sentimos en paz. El miedo, en cambio, aparece cuando te olvidas de que Jesuscristo ha muerto por tu hijo, por cada hijo - Por Puri
- Amén, amén y amén. Es como dices. Y, como dices, lo ha sido. Lees a Aristóteles y cuando te hace una valoración de la juventud parece escrito por un padre de hoy en día. (Ángelo, estos de Páginas Digital ¿no se pasan de control de seguridad? He tenido que marcar hasta la talla de calzoncillos). Un abrazo bien fuerte. - Por Rafael

>DESCARGA NUESTRA APP