Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
11 DICIEMBRE 2016

Un corazón que late

| 0 comentarios valoración: 3  24 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  24 votos

Ya era de noche y me había metido en la cama. Estaba pasando una temporada fuera de casa. Necesitaba descansar. Necesitaba ver a mi marido con un poco de distancia, objetividad. Estaba en casa de mis padres. En mi antiguo cuarto, que había quedado tal y como lo dejé unos años atrás. No lograba conciliar el sueño; me invadió el miedo a mi futuro incierto: el niño, Henry, el gabinete. Distancia.  El ruido de la televisión que venía del otro lado de la puerta me recordaba que mi padre seguía despierto. Viendo la tele. Mi padre.  Salí de la cama. Abrí la puerta que nos separaba y me senté junto a él. Poco a poco me fui acurrucando, hasta estar tan pegados que me hizo reír. Como si fuera una niña pequeña. O un gato mimoso. Me acerqué a su pecho e incliné mi oído. Escuché su corazón. Sus latidos. Latía. Mi padre estaba vivo. Y quise quedarme ahí para siempre. En un corazón que latía más fuerte que el mío. Seguía sonando la tele de fondo con esos tertulianos tan ruidosos, pero ya no los oía. Y tampoco tuve más miedo.

>Comentar

* campos obligatorios
0Comentarios

<< volver

sobre este blog
Farfallina

De formación, periodista. En realidad, sólo vividora.
Búsqueda en los contenidos de la web

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>Últimos post

30 ABRIL 2015

El recuerdo de Marta

6 ABRIL 2015

Thinking amish

30 NOVIEMBRE 2014

Quería creer

16 NOVIEMBRE 2014

La espera de un gran amor

>DESCARGA NUESTRA APP