Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
3 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Arabia y  Egipto contra Qatar y Turquía, empieza la partida

Pietro Vernizzi | 0 comentarios valoración: 3  78 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  78 votos

“Lo que está pasando en Oriente Medio es el derrumbe del mundo sunita, con Arabia Saudí y  Egipto en coalición contra Qatar y Turquía. Una de las consecuencias es el alejamiento de la mediación para alcanzar un acuerdo entre Hamás y Al-Fatah, las dos almas del gobierno palestino”. Son palabras de Camille Eid, periodista cristiano libanés y profesor en la Universidad Católica, después de que Arabia Saudí decidiera incluir a los Hermanos Musulmanes en una lista de organizaciones terroristas prohibidas en el país. Al mismo tiempo, el gobierno egipcio ha situado fuera de la ley a Hamás, y las autoridades de la Franja de Gaza han decidido arrestar a decenas de líderes de Al-Fatah.

Empecemos por la decisión de Egipto de dejar a Hamás fuera de la ley. ¿Cómo valora esta noticia?

Egipto, históricamente, siempre ha estado con Al-Fatah. La única excepción fue el paréntesis durante el cual Morsi estuvo en el gobierno y se acercó a Hamás no sólo geográficamente sino también a nivel político, puesto que el partido palestino nace de los Hermanos Musulmanes.

Mientras tanto, continúan las tensiones entre Hamás y Al-Fatah…

Así es. Una veintena de personas han sido detenidas por las autoridades de Hamás por haber participado en una reunión no autorizada. Algunos militantes se habían juntado para celebrar el aniversario de la muerte de un general de Al-Fatah. Este hecho sigue marcando el signo de un clima de tensión que de vez en cuanto vuelve a la palestra, particularmente después de que todos los estados regionales que antes habían colaborado en una mediación entre Hamás y Al-Fatah ahora se han lavado las manos.

¿La cuestión palestina ya no interesa a las potencias de Oriente Medio?

Si volvemos atrás en el tiempo, en 2007 se produjo la división de Palestina y la reunión en La Meca, con la mediación saudí que luego llevó a un acuerdo. 2011 fue el año del acuerdo de El Cairo, sobre la formación de un gobierno de unidad nacional, que sin embargo no obtuvo resultados tangibles. En febrero de 2012 hubo un intento de mediación por parte de Qatar. En este momento las prioridades de Egipto, Arabia Saudí y Qatar son completamente distintas, y eso se refleja en estas escaramuzas entre Hamás y Al-Fatah.

¿Qué piensa en cambio de la decisión de Arabia Saudí de sacar a los Hermanos Musulmanes de la ley?

El objetivo de Arabia Saudí es jugar contra Qatar, quien a su vez apoya a los Hermanos Musulmanes. Para ello Doha utiliza dos instrumentos, Al-Yazira y la financiación, y Riad ha elegido contrastar esta política. En los años 70, Arabia Saudí, con el rey Faisal, acogió a los líderes de los Hermanos Musulmanes perseguidos por Nasser, abriéndoles las cátedras de la universidad. No hay por tanto una historia de tensión entre el reino wahabita y los Hermanos Musulmanes.

¿Cuáles pueden ser ahora las consecuencias de esta “ruptura”?

El último comunicado saudí en el que se incluye a los Hermanos Musulmanes entre las organizaciones terroristas ha sorprendido al propio movimiento egipcio, que se ha encontrado situado al mismo nivel que los discípulos de Al Qaeda. En el orden real se habla de militancia armada de los sauditas en el exterior, pero también de actividad política y de conferencias. Un texto tan vago se presta a una interpretación muy elástica, y eso representa un ulterior giro en contra de quien se permita expresar mínimamente una opinión personal.

¿Qué significan estos acontecimientos para los países de Oriente Medio?

Oriente Medio está dividido en dos bloques. Por un lado están Arabia Saudí, Bahrein y los Emiratos Árabes, que hace unos días retiraron a sus embajadores de Doha, después de que lo hiciera también Egipto. Por otro, están en cambio Qatar y Turquía, que apoyan a los Hermanos Musulmanes.

¿Qué va a suceder ahora?

Si los defensores de Morsi son considerados por Arabia Saudí como una organización terrorista, se pone en peligro el diálogo con la propia Turquía, que está guiada por un partido muy cercano a los Hermanos Musulmanes. Pero también plantea problemas respecto al gobierno de Túnez, del que forma parte Ennahda, y el de Marruecos. Esta decisión puede comportar por tanto consecuencias sobre las que la propia Arabia Saudí no se ha expresado con claridad. Aunque la ordenanza real también puede leerse como una cortesía hacia Egipto en vísperas de la dimisión del Ejército del general Abdel Fattah El-Sisi, en vistas a su posible candidatura como presidente de la  República.

¿Qué podemos esperar en Oriente Medio?

Se está trabajando en un nuevo polo formado por Arabia Saudí y  Egipto, en una alianza contra Qatar y Turquía. Estamos por tanto en una fase de reposicionamiento, y la gravedad del hecho es que el Consejo de Cooperación del Golfo, que en las últimas décadas se había mostrado compacto, empieza a reflejar estas divisiones internas. Por tanto, hay  movimientos que dan a entender que está en marcha una recomposición del tablero regional, y esto no anuncia nada positivo, porque las políticas de estos dos polos en Oriente Medio siempre han resultado ruinosas para las poblaciones y los estados.

>Comentar

* campos obligatorios
0Comentarios

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP