Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
7 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

>Entrevista a Monseñor Baltazar Porras

'La reconciliación es imposible en un esquema que niega al otro'

Fernando de Haro | 0 comentarios valoración: 3  123 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  123 votos

El arzobispo de la diócesis de Mérida en Venezuela valora en Páginas Digital la situación que está viviendo su país.

¿Cuál es el origen de la violencia? ¿Cómo se le puede poner freno?

La violencia está en el corazón de todo ser humano. Pero la siembra sistemática de odio, de división de clases y la recurrencia permanente al insulto, a la descalificación del adversario considerado como enemigo, son parte del crecimiento desbocado de la violencia en Venezuela. Para ponerle freno hace falta no sólo cambiar de lenguaje, sino sobre todo de escenario. Es parte del sistema de corte autoritario, totalitario y marxista del régimen.

¿Por qué si la vulneración de los derechos humanos es tan evidente todavía un 50 por ciento de la población apoya a Maduro?

Porque no se establece una conexión automática entre una cosa y otra. Además, la inexistencia de una propuesta clara de la otra parte hace que la población no tenga referente. A esto se suma también el miedo, que inhibe.

¿Se puede decir que la democracia se ha acabado? ¿Qué peso tiene Cuba?

No se ha acabado pero está muy menguada. No hay duda que el ejercicio de las libertades y la autonomía de los poderes está muy pero muy limitada. Todo indica que el peso de la influencia cubana es enorme en todo lo relativo a control del estado. Y la permanente referencia del gobierno a su alianza con Cuba es evidente hasta en los cuarteles.

Vargas Llosa ha hablado de una prostitución de las palabras. ¿Cómo se produce y cómo opera?

El manejo del lenguaje, el doble discurso que encierra contradicciones (pacífica pero armada, por ej.), la manipulación constante unida a la mentira sistemática, producen una enorme confusión en la gente. Además, el monopolio cada vez mayor del mundo de la comunicación genera un discurso único.

¿Desde dónde es posible reconstruir el país? ¿Cómo construir una reconciliación?

Desde el reconocimiento del otro, la tolerancia, el perdón y la reconciliación. Pero ello no es posible en un esquema en el que se niega la existencia, y/o la participación del otro en la vida ciudadana. La táctica permanente es ahondar en las contradicciones y en la polarización para radicalizar más y más a las minorías de ambas partes.

¿Qué papel puede jugar la Iglesia?

En la realidad venezolana, al igual que en la latinoamericana, es grande lo que puede hacer la Iglesia. Pues es el referente socorrido en las situaciones límites. Positivamente, hay experiencias de base interesantes, trabajando sobre problemas comunes, que son las que unen.

¿Debería la oposición adoptar otra actitud?

No existe una única oposición. Hay posturas disímiles pero convergentes. Pero no hay suficiente conciencia en la dirigencia opositora del valor de la unidad, no circunstancial sino más honda, de principios y estrategias.

¿Por qué la izquierda latinoamericana no condena el chavismo?

No toda la izquierda latinoamericana ha apoyado al chavismo. A ello hay que unir la "generosidad" del régimen hacia algunos grupos izquierdistas. Chávez lo manejó muchísimo mejor que su sucesor, pues en el asunto de los derechos humanos, sobre todo en lo que va de este año, el gobierno pareciera que ha perdido el norte. Y la creciente merma de la libertad de expresión juega un papel importante en la disminución de este apoyo. A todo ello se une, internamente, la complicada situación económica.

>Comentar

* campos obligatorios
0Comentarios

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP