Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
9 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

¿Otro Parlamento europeo al servicio de la agenda de género?

Benigno Blanco | 7 comentarios valoración: 3  156 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  156 votos

Digan lo que digan nuestros políticos en campaña electoral, el Parlamento europeo no es la instancia decisiva para el gobierno de la Unión Europea como sucede en cada país con su parlamento. El gobierno real de la UE está en manos de los gobiernos de los países miembros y, si se quiere concretar más, en las manos del Gobierno del país que en cada ciclo histórico lidera y articula el club de los más poderosos, hoy Alemania.

Sin embargo, el Parlamento europeo es muy importante no solo por sus competencias normativas y de control político, sino también –y sobre todo– por su aportación a la construcción de la cultura política que influye en cómo se gobierna no solo la propia UE sino también cada uno de los países miembros. El Parlamento europeo es uno de los más poderosos lobbys culturales e ideológicos de los que operan en Europa y –a diferencia de lo que sucede con otros lobbys– en la definición de las ideas a defender por éste, todos podemos influir a través del voto en las elecciones europeas.

En el pasado reciente el Parlamento europeo se ha puesto reiteradamente y con monótona cadencia al servicio del seudoprogresismo laicista de género y su agenda política, pues en esta materia suelen confluir el conjunto de las izquierdas europeas más gran parte de las derechas francesa y británica (y algún acomplejado más), conformando así una mayoría ad hoc que está más allá de la clásica división entre derechas e izquierdas. Esta mayoría ad hoc ha sacado adelante una y otra vez –con perseverancia digna de mejor causa– informes y resoluciones que reclaman más aborto, “matrimonio homosexual” en todos los países, limitación de la libertad religiosa y de conciencia, imposición legal de la ideología de género y restricciones a la libertad religiosa y de educación. No importa que el Parlamento europeo y la propia UE carezcan de competencia en estas materias; se trata de bombardear a la opinión pública para conformar artificiales climas de opinión y “coaccionar” a los gobiernos y parlamentos nacionales con una presunta doctrina europea en estas materias.

Los lobbys de género y proaborto como la IPPF –generosamente subvencionados, además, por la propia UE– utilizan el Parlamento europeo como altavoz y portavoz para incidir en y generar debates de su interés en cada país miembro de la UE. Así, desde el Parlamento europeo se ha atacado a Polonia si se niega a legalizar el aborto libre y se atacará a España si aquí se plantea restringir el número de abortos; y se desatan campañas contra Hungría si este país opta por proteger en su Constitución la vida y el matrimonio; y se acosa a Irlanda para que legalice el aborto; y se censura una y otra vez a la Iglesia católica y al Vaticano usando disculpas de todo tipo (curas pederastas, desinformaciones barriobajeras sobre presuntas declaraciones papales o lo que toque); y se propone –una y otra vez, con cansina, pero eficaz, monotonía y cadencia– que todos los países europeos reconfiguren el matrimonio para incorporar a este concepto las parejas del mismo sexo y que se restrinja la objeción de conciencia de los médicos frente al aborto y otras técnicas que suprimen vidas de embriones y que se imponga el laicismo militante antirreligioso y resto de propuestas de la agenda política del seudoprogresismo laicista de género.

El próximo 25 de mayo elegimos un nuevo Parlamento europeo. En nuestras manos de ciudadanos europeos está aportar nuestro granito de arena –nuestro voto– a que el próximo Parlamento europeo siga siendo una pieza más del engranaje lobbysta de la ideología de género o un agente activo de la recuperación humanista de Europa.

>Comentar

* campos obligatorios
7Comentarios
gloria maria tomas
|
Catedrática de Bioética
¡¡¡Muchas gracias!!! por la claridad y objetividad del artículo. Y confío que ayude a muchos para votar responsablemente. Hay que ganar la batalla en pro de la dignidad de cada persona.
Vicente Morro López
|
Lo importante y lo accesorio.
Excelente artículo, como siempre. Pone el dedo en la llaga de lo fundamental en nuestra época: la batalla cultural en torno a la idea de persona, puesto que se pretende sustituir la antropología derivada de la visión del humanismo de raíz griega, cristiana y romana por una nueva antropología que pretende la de-construcción de la sociedad.
En este programa, cuidadosamente impuesto desde arriba por la mayoría de las instancias oficiales internacionales, la superestructura ideológico-política, desde la ONU hasta las propias instituciones de la UE -y no solo el Parlamento-, la herramienta fundamental es el engaño y la ocultación: engaño, fundamentalmente a través de la manipulación del lenguaje, y ocultación de los verdaderos objetivos y del debate público que sería más necesario aquí que en ningún otro aspecto. Desgraciadamente, la mayoría de nuestra clase política -de todo el arco parlamentario y hasta extraparlamentario-, salvo honrosas y escasas excepciones individuales, sigue haciendo el juego a la ideología de género. De hecho, algunas de esas excepciones han sido borradas de las listas electorales.
Gracias, Benigno, por señalar esta cuestión que afecta a la propia esencia de nuestra cultura y, en consecuencia, a nuestro futuro. Esto es lo realmente importante en estas elecciones. La economía y otros asuntos no son más que cuestiones coyunturales. La ideología de género, en cambio, afecta a nuestra naturaleza y a nuestras libertades.
DYA
|
A VOTAR
Gracias por la exposición tan clarificadora; esperemos que los que no piensan ir a votar, se decidan a hacerlo, una vez entendido cómo nos influye lo que en la Unión Europea se hace y, por tanto, pensando en quién queremos que maneje esta barca, porque no todos los políticos son iguales.
José Luis Amat
|
Lobbys no, gracias
Tenemos las herramientas para cambiar estos despropósitos antidemocráticos de imponer a los demás unas ideas con las que solo están de acuerdo una minoría gritona. Si a la vida y si a la familia y no a los inventos sociológicos que bajo apariencia de libertad, son todo lo contrario.  
Pablo Táuler
|
Un lobby entre los lobbies
Lamentablemente, las Instituciones europeas se han preocupado más de promover los intereses ideológicos y partidistas que de fomentar una Europa unida y fuerte, perdiendo así gran parte de la legitimidad con que inicialmente nacieron. Dedicándose a esparcir o a apoyar desde su artificial atalaya, el veneno de las políticas y programas inhumanas que apunta el autor del artículo, su status ha quedado reducido a un mero instrumento al servicio de los poderosos grupos de presión que persiguen diseñar una Europa sin alma, sin vida y sin la esencia de los valores esenciales que fundamentan cualquier sociedad con futuro. Y para construir ese decorado falso de cartón piedra, tratan sistemáticamente de socavar los derechos y las libertades más elementales, antaño universalmente reconocidos y defendidos. Ahora, el zorro pretende ser el guardián del gallinero. A los sencillos ciudadanos de a pie, muchas veces ignorantes de las argucias manipuladoras de estos burócratas, sólo se nos concede una exigua oportunidad para intervenir en este proceso: La papeleta que periódicamente podemos depositar en una hurna. Parece poco, pero también el océano se compone de gotas de agua. Y esa es nuestra fuerza. Seamos responsables. Otra Europa es posible. Si queremos.
Pablo Táuler
|
El lobby entre los lobbies
Lamentablemente, las Instituciones europeas se han preocupado más de promover los intereses ideológicos y partidistas que de fomentar una Europa unida y fuerte, perdiendo así gran parte de la legitimidad con que inicialmente nacieron. Dedicándose a esparcir o a apoyar desde su artificial atalaya, el veneno de las políticas y programas inhumanas que apunta el autor del artículo, su status ha quedado reducido a un mero instrumento al servicio de los poderosos grupos de presión que persiguen diseñar una Europa sin alma, sin vida y sin la esencia de los valores esenciales que fundamentan cualquier sociedad con futuro. Y para construir ese decorado falso de cartón piedra, tratan sistemáticamente de socavar los derechos y las libertades más elementales, antaño universalmente reconocidos y defendidos. Ahora, el zorro pretende ser el guardián del gallinero. A los sencillos ciudadanos de a pie, muchas veces ignorantes de las argucias manipuladoras de estos burócratas, sólo se nos concede una exigua oportunidad para intervenir en este proceso: La papeleta que periódicamente podemos depositar en una hurna. Parece poco, pero también el océano se compone de gotas de agua. Y esa es nuestra fuerza. Seamos responsables. Otra Europa es posible.
Alfonso Queipo Collar
|
Es así y lo promueve la ONU
Está claro el diagnóstico. Me imagino que seguirá siendo procedente votar al mal menor, es decir, al PP, partido al que por lo menos podremos atar corto.

A ver si hay suerte y podéis ver el siguiente enlace. Es demoledoramente clarificador y Amparo un encanto.

http://www.youtube.com/watch?v=zK4CH9BLvCw&feature=share

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP