Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
10 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Los frutos del circo

Francisco Pou | 0 comentarios valoración: 3  84 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  84 votos

La primera vez que el hombre fue engañado fue conjugando el futuro: “seréis” como Dioses, dijo el mal disfrazado de serpiente, a quienes vivían ya como dioses. La promesa política sigue conjugando futuras utopías, narrando leyendas del pasado, y poniendo vendas a un presente elocuente.

En Cataluña, la serpiente promete un futuro diferente al habitante del paraíso catalán porque es diferente, y que van a vivir como dioses fuera de España. Fuera de Europa. Fuera de la realidad, que se conjuga en presente. En Cataluña no es patriota quien habla en presente: de corrupción política hasta en la sopa, de fracaso escolar hasta el récord, emulando la figura del asno que algún iluminado quiere convertir en el emblemático animal de la enseña de la nueva patria.

En mi Cataluña crece el paro, crecen las colas de los comedores sociales y el problema lingüístico no es ya el dominio del castellano, sino la proliferación de lenguas magrebís y de etnias africanas, que tendrán también derecho –digo yo– a expresar aquí su diferencia superior. Si la independencia es para el nacionalista catalán un argumento de ius solis, de quién habita en el territorio, decidirán los invitados, inmigrantes. Si es étnico, de ius sanguinis, definirá nuestra anemia poblacional, pronunciése Martínez, Martines, o Filldemartí.

Indecisión

Estamos en el inicio de campaña electoral para las europeas y la función del circo político, en su mejor acepción, ha empezado. Un término, el de “campaña”, que tiene la agrícola acepción de recoger frutos. En política, recoger frutos de cualquier campo, mucho mejor si es ajeno, que siempre es más verde que el propio. Porque hasta los verdes, además de CiU, Esquerra, PSC y CUP han empezado con espectáculo. Preocupados –hablo en serio– en el Parlament por la salud mental de los animales de circo, quienes nos representan en el Parlament (a nosotros, no a los animales), proponen una nueva ley que los prohíba. La propuesta de Ley denuncia comportamientos repetitivos y esterotipados (sic) de las pobres bestias.

El comportamiento repetitivo de quien va al comedor social, oyendo los repetitivos canales mediáticos que maman de la misma, ya escasa, leche pública, quizá sea diferente este año. Las encuestas, según los indicadores de interés del CIS, auguran cambios. En primer lugar en Cataluña, donde el interés del voto es el más alto entre las comunidades autónomas. Y donde los votos repetitivos de los grandes partidos manifiestan indecisión. Indecisión que hará atomizarse el mapa parlamentario. La tendencia mediterránea grecolatina de esta nueva dieta que puede traer una vida política, un sistema, más saludable. El único peligro, como en todas las dietas, está en los excesos; los que en el circo venden odios y rencores, que recogerán sus frutos y sus hierbas del pasado y del presente, para dibujar nuestro futuro.

>Comentar

* campos obligatorios
0Comentarios

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP