Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
4 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Por qué releer Los Pueblos, de Azorín

José Manuel Mora Fandos | 3 comentarios valoración: 3  116 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  116 votos

I

Hay libros que te cambian en un fin de semana. No es una teoría, le sucedió a este juntaletras. De acuerdo, no caeré en el sofisma, porque es cierto que solo cambia quien está, de algún modo, predispuesto a cambiar. Pero cuando tienes quince años –y aseguro que los tuve-, vives químicamente predispuesto al cambio, y una inesperada combinación de palabras, un paisaje cotidiano bajo una luz distinta, un no-se-qué que pasaba por allí... Pues eso fue. Una lectura obligatoria, un trabajo de clase, un fin de semana para la misión imposible. El libro: Los pueblos, de Azorín. Ya nada volvió a ser igual. “¿Pero qué dice este señor... tan interesantemente poco interesante?”. “¿Y por qué lo dice así... de amable?”. Hasta hoy.

II

Son nuestros tiempos de lenguaje inflado, aire, polvo, nada. Pero basta uno de estos capitulitos para colorear un día, para recuperar la fe en las palabras, en el rostro humano de la sintaxis que nos robaron en el Bachillerato, en aquel tacto procurado por el léxico en sazón y que vimos solo en vitrinas. Basta que Don Antonio, Don Joaquín, Doña Juana, Clara, Lola, Concha digan de nuevo sus lacónicas presencias, y las cosas nos hablen con su sugerente exactitud.

>Comentar

* campos obligatorios
3Comentarios
Cristina Susanna Larrauri
|
Azorín
No puede ser más acertada su recomendación Sr. Mora.  ¡Qué recuerdos me trae ese libro!  Recuerdo las muchas tardes en las que la profesora de lengua nos dictaba los capítulos de ese libro para que perfeccionáramos la ortografía, en BUP.  Y lo recuerdo porque yo disfrutaba muchísimo.  En secreto, claro.  No podía confesar al resto de mis compañeras que aquellos dictados, más allá de la ortografía, conseguían trasladarme con maestría a mis veranos en el campo, con la solana, las chicharras, los cantos de los pájaros, las personas que lo habitaban.  
La mano escribía sola, mientras mi mente, de nuevo, viajaba.
Carlos Izquierdo
|
Azorín
Nada más leer tu artículo he ido a mi biblioteca y he desempolvado mi ejemplar de "Los Pueblos", el mismo ejemplar -la misma edición- que encabeza el texto. Supongo que haber estudiado en el mismo colegio, y casi casi a la vez (aunque tus quince años, reconozcámoslo, quedan algo más lejos jejeje) tiene algo que ver en la coincidencia. De él había olvidado todo, salvo la sensación de que tuve entonces al descubrir entre sus páginas la belleza del lenguaje, su trabajo artesanal y exigente, y la belleza de un mundo atemporal, sobrio, austero, de una luz nítida y dura.
José Manuel Mora Fandos
|
lectores de Azorín
Muchas gracias a Cristina y Carlos: creo que compartimos una experiencia inolvidable: haber leído a Azorín te deja huella, para bien. Saludos

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP