Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
2 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

>Entrevista a Pablo A. Iglesias, director de Información y Contenidos de Servimedia

"Pedro Sánchez ha sido el tapado de este proceso durante muchos meses"

José María Gutiérrez | 0 comentarios valoración: 3  35 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  35 votos

¿La falta de participación de los militantes en el proceso para elegir secretario general del PSOE, a través de los avales, supone desinterés?

No creo que haya desinterés en el proceso abierto en el PSOE. Ha habido unos 75.000 militantes que han avalado a los tres aspirantes confirmados para optar a la Secretaría General, lo cual significa que más del 25% de los afiliados se han implicado en este primer paso. Cuando llegue la votación real seguro que serán muchos más y estoy seguro de que estarán deseando participar porque es la primera vez en la historia centenaria del partido en la que pueden elegir de forma directa al líder. El PSOE necesita una renovación y las bases son conscientes de ello, así que seguro que se vuelcan en la decisión.

¿Qué condiciones harían falta para que del congreso saliera un líder claro?

Para que salga elegido un líder claro tendría que obtener más del 50% de los votos en la cita con las urnas o al menos cosechar una ventaja muy amplia sobre el segundo aspirante. Es difícil que se den estas circunstancias, por lo que también es necesario tener en cuenta otro factor. Quien sea elegido secretario general del PSOE tendrá dos semanas de plazo para negociar una dirección e integrar ahí todas las facciones del partido. Con una cúpula sólida, integrada, unida y centrada en un objetivo común el secretario general estará más que respaldado. Con los tres aspirantes al puesto, es muy probable que estas condiciones sí que se cumplan. Tanto Sánchez como Madina o Pérez Tapias sabrán reconocer al vencedor de la consulta la misma noche del resultado y a buen seguro se pondrán a su disposición a partir del día siguiente. Eso sí, para ello el elegido tendrá que ser generoso y aglutinar a todo el PSOE bajo sus manos.

¿Cómo definirías a Pedro Sánchez?

Pedro Sánchez ha sido el tapado de este proceso durante muchos meses. Lleva trabajándose esta elección desde el año pasado y de forma intensa desde el mes de enero, cuando casi nadie sabía que se daría esta situación. Se ha trabajado las bases mejor que ningún otro aspirante, consciente de que ahí está la clave para la elección. Es joven pero sobradamente preparado. Sus conocimientos de idiomas y economía le habilitan para ser un gran líder dentro de unos años. Es inteligente y conciliador, y no hará las locuras que Zapatero cometió entre 2000 y 2011.

¿Y a Madina?

Eduardo Madina es, o era, el favorito de los medios de comunicación. Está muy bien relacionado con la prensa por sus años de experiencia en el PSOE y eso ha provocado que sus opciones parecieran mayores en un principio, porque los que conocían a Pedro Sánchez eran muchos menos. Se ha escrito mucho y muy mal de Madina en las últimas semanas porque no es tan extremista como algunos quieren hacer ver. Sin embargo, sus ideas sobre el modelo de Estado o la lucha contra el terrorismo generan muchas incertidumbres dentro de su propio partido. Y hay razones serias para ello. Sus altibajos emocionales son otro punto débil para liderar un proyecto tan importante como el PSOE.

¿Quién representa a la socialdemocracia clásica?

Supongo que Pedro Sánchez está más cerca de un proyecto político de la socialdemocracia clásica que Eduardo Madina, aunque tendremos que comprobarlo con el tiempo. Es muy probable que cualquiera de los dos inicie un nuevo proyecto político y trate de desmarcarse de las políticas conocidas hasta la fecha. Si quiere gobernar, tendrá que recuperar los votos de izquierda que se han marchado a IU y Podemos en los últimos años, pero sobre todo tendrá que convencer al votante de centro que es el que tradicionalmente otorga y arrebata mayorías en España. Cualquiera de los dos son jóvenes y tienen un estilo propio que querrán implantar en el PSOE, siempre que les dejen las diferentes corrientes y los pesos pesados que tratarán de condicionar sus pasos.

¿A quién apoya el aparato?

El aparato tiene poco que decir en unas elecciones abiertas para el conjunto de la militancia. Es más, el aparato ha fallado casi siempre que se han celebrado elecciones primarias en el PSOE para elegir candidatos. Cada vez que el aparato apostaba por uno, las bases escogían a otro. Pedro Sánchez ha sabido buscar desde abajo el apoyo de los afiliados a sabiendas de que tenía el respaldo de gente importante del aparato. Eduardo Madina no tiene ese apoyo pero a veces se ha comportado como si lo tuviera, lo cual le hizo partir como favorito y le ha pasado factura. En cualquiera de los casos, ninguno romperá por completo con el aparato actual porque han estado en él y pertenecen a una segunda fila de dirigentes socialistas.

>Comentar

* campos obligatorios
0Comentarios

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP