Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
10 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

El misterio de la bloguera cubana

Horacio Morel (Buenos Aires) | 0 comentarios valoración: 3  47 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  47 votos

La publicitada actividad mediática de Yoani Sánchez, la bloguera cubana, despierta alternativamente admiración, sospechas, y en el mejor de los casos legítimos interrogantes.

Su meteórico ascenso en la consideración pública, coronado con sonados reconocimientos a su blog "Generación Y" (Premio de Periodismo Ortega y Gasset 2008 otorgado por el diario español El País; seleccionada entre las 100 personas más influyentes del mundo por la revista Time; premios Bitacoras, The Bob’s y María Moors Cabot, cosechando unos 250.000 euros), llama poderosamente la atención.

Sus detractores señalan que tras su sitio en la web se esconden poderosos intereses y grandes sumas de dinero, seguramente provenientes -afirman- del polo disidente cubano asentado en Miami. De otro modo, explican, no se concibe la desbordante producción del blog, la que incluye por ejemplo la traducción de su contenido original en español a casi 20 idiomas (inglés, francés, español, italiano, alemán, portugués, ruso, esloveno, polaco, chino, japonés, lituano, checo, búlgaro, holandés, finlandés, húngaro, coreano y griego), o que en 2009 el Departamento del Tesoro de Estados Unidos no haya ordenado el cierre de su espacio virtual como lo hizo con más de ochenta sitios Internet relacionados con Cuba que fomentaban el comercio y violaban así la legislación sobre el bloqueo económico a la isla, o que Sánchez haya conseguido "saltar" el embargo y disponer de un Copyright para su blog “© 2009 Generación Y – All Rights Reserved”, habiendo utilizado los servicios de la empresa estadounidense GoDaddy, proveedora del Pentágono, para registrar su sitio web. Según publicara el diario "La Jornada" de México este año, el sitio que aloja el blog de Sánchez dispone de un ancho de banda que es 60 veces superior al que dispone Cuba para todos sus usuarios de Internet.

Es que en la isla caribeña la gente común no puede acceder a la web, excepto aquellos que disponen de conectividad en razón de su puesto de trabajo. Aún así, la conexión es muy mala desde el punto de vista técnico (no hay banda ancha, ni wi-fi, excepto en los hoteles de lujo a razón de diez dólares la hora, cuando el ingreso habitual de un cubano es de apenas veinte dólares al mes). Existe una única proveedora de conectividad, que es una empresa estatal, la que ejerce un disimulado control del contenido del correo electrónico y limita el acceso a páginas web (por ejemplo, no está permitido acceder a Facebook o a Youtube). En rigor de verdad, toda la isla funciona como una inmensa intranet, sin posibilidad de conectar con páginas internacionales. La única forma de acceder a ellas es a través del mail internacional, sólo disponible para aquellos pocos que acceden al mismo, con la ayuda de algún amigo del exterior. En síntesis, nadie tiene conexión a la red en su casa, excepto unos pocos privilegiados -por lo general, funcionarios de gobierno o adinerados adeptos al régimen-, ya que la misma es a través de la red telefónica, al elevado costo de llamada. Hay dos tipos de correos electrónicos (mails), los locales y los internacionales. Ambos pasan por la intranet, pero los locales no pueden comunicarse con las direcciones electrónicas extranjeras, en cambio quienes tienen acceso a mails internacionales, usualmente a causa de su puesto de trabajo, sí pueden comunicarse con el exterior.

¿Cómo es entonces que Yoanni Sánchez puede sostener su blog desde La Habana, con las características técnicas descriptas? Además del blog "Generación Y", Yoani Sánchez dispone también de una cuenta Twitter y reivindica 619,000 seguidores, pero según "La Jornada" de México sólo 32 de ellos residen en Cuba y cerca de 50,000 seguidores de Sánchez son en realidad cuentas fantasmas o inactivas, que crean la ilusión de que la bloguera cubana goza de una gran popularidad en las redes sociales. En efecto, de los 214,063 perfiles de la cuenta @yoanisanchez, 27,012 son huecos (sin foto) y 20,600 revisten las características de cuentas fantasmas con una actividad inexistente en la red (de 0 a 3 mensajes mandados desde la creación de la cuenta).

En su perfil, Sánchez se presenta del siguiente modo: “Blogger, resido en La Habana y cuento mi realidad en trozos de 140 caracteres. Twitteo via sms sin acceso a la web." Entre las cuentas fantasmas que siguen a Yoani Sánchez en Twitter, 3,363 no tienen a ningún seguidor y 2,897 sólo siguen la cuenta de la bloguera, al tiempo que muchas de esas cuentas han emitido más de 2,000 mensajes. Concluye su análisis el periódico mexicano sosteniendo que una operación de este tipo destinada a crear una popularidad ficticia vía Twitter es imposible de realizar sin acceso a Internet, apoyo tecnológico y un presupuesto consecuente.

Es verdad que a causa del embargo impuesto por EEUU los cubanos no pueden conectarse a los cables de fibra óptica que pasan debajo del mar cerca de la isla, que nacen en la Florida y abastecen de conectividad a los países del Caribe, pero no es menos cierto que en su momento Chávez lanzó su propio cable desde Venezuela, no obstante lo cual la posibilidad de conectarse a la red global le está vedada al pueblo cubano, originando esta situación airadas discusiones incluso entre adeptos al régimen castrista: hay quienes insisten que por carencia de infraestructura no es factible acceder a la banda ancha y quienes sostienen que sólo se trata de falta de voluntad política en pos de evitar la inevitable apertura cultural y económica que implica la libre navegación por Internet.

Todas las consideraciones antedichas llevan a muchos a considerar que el blog de la cubana no puede operar desde la isla, sino que necesariamente debe hacerlo desde el extranjero, presumiblemente desde los EEUU. Otras voces discordantes, provenientes de disidentes cubanos, dicen que Yoani Sánchez es un producto del propio régimen socialista cubano, ya que sólo con exorbitantes sumas de dinero y el acceso privilegiado a internet reservado al propio gobierno comunista puede operar en la web con su blog. El contenido muchas veces frívolo de sus intervenciones mediáticas, mientras la sociedad cubana sufre serios males, parece dar crédito a esta otra versión.

Una y otra postura coinciden en calificar al personaje como un auténtico fraude, sentimiento que su otrora traductor italiano Gordiano Lupi, del periódico italiano "La Stampa", expresó en el pasado mes de mayo: "Tengo la culpa de haber creído en la lucha de Yoani Sánchez (...), una lucha que partía de la base para golpear el poder (...). He tenido que enterarme – a golpes de amargas decepciones – que la oposición de Yoani Sánchez era letra muerta (...), me he dado cuenta de que he tratado con una persona que le da la máxima prioridad a intereses para nada idealistas. Una bloguera que vive su vida tranquila, que en Cuba nadie conoce y nadie hostiga, que no es amenazada, encarcelada, silenciada, que no tiene problemas para entrar y salir de su país. (...) Por defender su rostro recibí ofensas y amenazas de castristas y comunistas italianos, por compartir una lucha inexistente, un sueño de libertad deseado por muchos, pero no por ella, que solo pensaba en el dinero proveniente de premios y contratos. (...) He creído en una lucha ideal que no existía. En realidad el objetivo de Yoani Sánchez siempre ha sido el de hacerse rica y famosa. Ahora lo ha conseguido”.

En definitiva, el caso de la enigmática bloguera se inscribe en las intrigas de un país que mantiene intacto y activo un férreo sistema de inteligencia, en el cual además abundan pseudo-disidentes que a fuerza de promocionadas huelgas de hambre enmascaran un descarado ánimo de fama oportunista, valiéndose para ello del angustiado sufrimiento de un pueblo subyugado.

>Comentar

* campos obligatorios
0Comentarios

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP