Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
11 DICIEMBRE 2016

Escampará

| 0 comentarios valoración: 3  29 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  29 votos

Nuestro caminar en la vida de fe, transcurre en más períodos de negrura que de luz, aunque Dios conceda a quien quiere épocas de gran luminosidad. Yo no hago más que leer en la vida de los santos que el sufrimiento, el dolor, la duda,  el desaliento,el miedo,  estaban presentes; y en todo ese cuadro de clarosocuro,  sabían fijarse en el lugar luminoso.

¿Cuántas veces me siento en lo alto de la cima ,y a las pocas horas tengo la sensación de que ruedo precipitadamente hacia abajo? Los días tormentosos , negros y lluviosos existirán y hay que aprender a pasarlos , y para eso  hay que pedir a Dios que nos enseñe a ser pacientes y confiados en que escampará, y que el sol volverá a alumbrar el gozo escondido.

Es impresionante descubrir las noches oscuras de muchos .  Hasta cuesta creerlo; yo me quedé asombradísimo ante las confesiones de Madre Teresa sobre su camino de tinieblas.

"Nos aprietan por todos lados, pero no nos aplastan; estamos apurados, pero no desesperados; acosados, pero no abandonados; nos derriban, pero no nos rematan; en toda ocasión y por todas partes, llevamos en el cuerpo la muerte de Jesús”(2 Cor 4,7)

El que contempla la inmensidad, omnipotencia, bondad,  y la misericordia de Dios, se da cuenta de que es más pequeño que un granito de mostaza, conoce en carne propia su incapacidad para todo. Decía Santa Teresa que la humildad es la verdad. La humildad nos enseña la verdad de nosotros mismos.

Me complico y me pierdo, cuando doy vueltas a mi alrededor buscando respuestas a mi dolor, cuando me miro a mí mismo. Ni las circunstancias ni mi propia vida son lo que importan. Lo trascendental, es QUIEN está conmigo. El que no me abandonará, por más atribulado, perseguido o angustiado que esté. Solo cuando me dirijo a Dios para decirle que no puedo más, que me caigo, y siento que me rompo, es cuando empieza a salir el sol.  Y algo importantísimo y que solemos olvidar a la hora de afrontar las tinieblas : ¡Dios da las gracias necesarias en ese instante para atravesarlas"

San Pio de Pietrecilna dejó escrito unos consejos para esos momentos. Acabo mi entrada con uno de ellos.

"El sufrimiento soportado cristianamente es la condición que Dios, autor de todas las gracias y de todos los dones que conducen a la salvación, ha establecido para concedernos la gloria”.

>Comentar

* campos obligatorios
0Comentarios

<< volver

sobre este blog
Angelo

Casado y padre de cinco hijos. Apasionado de mi familia. El mejor título que se me ha otorgado en la vida es el de la paternidad. Agradecido por tanto bien recibido. Feliz de haberme encontrado con Dios tras años de caminar perdido. Estoy convencido de que este mundo se puede cambiar, llevando amor aunque no se reciba. Y yo quiero empeñarme en ello
Búsqueda en los contenidos de la web

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>Últimos post

27 FEBRERO 2015

Llamad y se os abrirá

6 OCTUBRE 2014

YO SOY EL QUE SOY

1 OCTUBRE 2014

La mamá

17 SEPTIEMBRE 2014

Pepito

15 SEPTIEMBRE 2014

Escampará

>Últimos comentarios

- Llevas razón por eso  cuando nos acordamos de que nuestros hijos son hijos de Dios es cuando nos sentimos en paz. El miedo, en cambio, aparece cuando te olvidas de que Jesuscristo ha muerto por tu hijo, por cada hijo - Por Puri
- Amén, amén y amén. Es como dices. Y, como dices, lo ha sido. Lees a Aristóteles y cuando te hace una valoración de la juventud parece escrito por un padre de hoy en día. (Ángelo, estos de Páginas Digital ¿no se pasan de control de seguridad? He tenido que marcar hasta la talla de calzoncillos). Un abrazo bien fuerte. - Por Rafael

>DESCARGA NUESTRA APP