Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
2 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Escocia independiente, UK fuera de Europa

P.D. | 0 comentarios valoración: 3  18 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  18 votos

La independencia de Escocia sería "nociva" para el país y "trágica" para lo que quede de Gran Bretaña, al tiempo que potenciaría la salida del Reino Unido de la Unión Europea, según destaca esta semana The Economist. El semanario dedica la portada de su última edición al futuro de Gran Bretaña antes del referendo que se realizará en Escocia el jueves próximo, en el cual se decidirá si permanece o se independiza de Gran Bretaña.

Según The Economist, "este gran Estado multinacional podría ser desmantelado en un día, por una consulta electoral en la que participará sólo el 7% de sus ciudadanos. Tal resultado, impensable en un tiempo, sería nocivo para Escocia y trágico para lo que quedaría del Reino Unido".

The Economist indica algunas áreas particularmente críticas sobre las que una eventual independencia de Escocia tendría efectos negativos.

"El peso de Gran Bretaña resultaría redimensionado en cualquier contexto internacional: por qué se debería hacer caso a un país cuyos propios ciudadanos han rechazado?". Así, el semanario subraya que el estatus de potencia nuclear britránico sería puesto en duda, visto que los submarinos nucleares del Reino Unido tienen base en Escocia y el traslado no sería muy rápido.

Además, la hipótesis de una salida de Gran Bretaña de la Unión Europea sería más concreta en caso de independencia de Escocia, según la publicación, que destaca cómo los escoceses son generalmente más predispuestos frente a Europa, y menos propensos al voto tory, el partido que promete el referendo sobre la UE.

Los nacionalistas aseguran que una Escocia independiente sería más próspera y democrática. En lo que a la parcela económica respecta, aseguran que la independencia traería 1.000 libras más por persona. A juicio del semanario, esa cifra se basa en supuestos inverosímiles sobre el precio del petróleo, la deuda del país, la demografía y la productividad. La estimación del Gobierno británico de que los escoceses ganarían 1.400 libras al año se basa en hipótesis más realistas, teniendo en cuenta que la población de Escocia es más vieja que la media británica y la productividad un 11% más baja que la del resto de Gran Bretaña. Como resultado, el Estado gasta unos 1.200 euros más por cabeza en Escocia que en el británico medio. Dependiendo de lo que ocurra con el precio del crudo, el petróleo del mar del Norte podría más o menos cubrir esos costos en el corto plazo, pero los yacimientos se están agotando. Eso sin contar que un nuevo estado escocés tendría que crear un ejército, un sistema de bienestar, una nueva moneda... con su consecuente gasto.

El argumento de que una Escocia independiente sería más democrática y más social es uno de los puntos que más ha distanciado a Escocia y Reino Unido. Aquí los primeros ganan en varios aspectos: la educación universitaria es gratuita para los estudiantes escoceses, pero no para ingleses y galeses, y el Estado cubre en un mayor porcentaje la atención de los ancianos en Escocia que en Inglaterra y Gales. No obstante, tal y como apunta la publicación, las políticas sociales de Gran Bretaña pueden ser lo suficientemente flexibles para hacer frente a las amplias diferencias regionales.

>Comentar

* campos obligatorios
0Comentarios

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP