Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
4 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Del escándalo a la esperanza: la libertad religiosa en el mundo

José Manuel de Torres | 2 comentarios valoración: 3  24 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  24 votos

En medio de la vorágine de estos últimos días, en los que la magnitud de los escándalos de corrupción, los sorprendentes resultados de las encuestas del CIS catapultando opciones radicales populistas y el disparate de la consulta ilegal catalana de Mas han copado las portadas de la prensa, las cabeceras de los telediarios y el interés principal de tertulias en radios, blogs digitales y demás medios de comunicación, ha pasado casi desapercibido el Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo - 2014, que acaba de presentar Ayuda a la Iglesia Necesitada. Y sin embargo, meditar sobre su contenido, si se hace de buena fe, es sin duda motivo de mayor escándalo que todo lo anterior, pero también motivo de mayor esperanza.

Y decimos casi desapercibido, porque bien es cierto que algunos medios de comunicación sí han tenido la pulcritud profesional de informar sobre la aparición del informe y de extractar sus principales conclusiones. La primera de ellas, el grave deterioro producido en la libertad religiosa en el mundo desde octubre de 2012 hasta junio de 2014. Así el estudio detecta que en 82 de los 196 países del mundo se vulnera de forma sistemática y significativa la libertad religiosa. Lo cual incluye, como es fácil imaginarse, la persecución y destrucción física (incluyendo el asesinato) de las comunidades religiosas, las violaciones y secuestros, y la destrucción de sus lugares de culto. Y a nadie se le escapa, y el informe así lo corrobora, que las violaciones más graves de la libertad religiosa a las que el informe se refiere son cometidas mayoritariamente en países musulmanes y son los cristianos la minoría religiosa que mayormente las sufre. Es desazonador conocer que en el periodo analizado cuando la situación religiosa ha variado en el mundo, lo ha sido mayoritariamente a peor; o descubrir con asombro, mal que nos pese a los periodistas, cómo muchos titulares de los medios de comunicación esconden una creciente tendencia a postergar o marginalizar a las comunidades religiosas.

Todo ello no obsta, y es virtud de Ayuda a la Iglesia Necesitada, el denunciar además la discriminación y persecución religiosa producida entre los musulmanes (chiíes y suníes), la tradicional persecución instaurada por algunos estados monoconfesionales (Irán) o de partido único (China), la violencia esporádica que sufren los judíos en Europa occidental y el desplazamiento de grandes cantidades de refugiados debido a las crisis internacionales convertidas ya casi en guerras de religión (Iraq y Siria).

Otros puntos dignos de tener en cuenta, señalados en las conclusiones del informe, son las tensiones políticas y sociales que en muchos países de nuestra Europa occidental, hasta hace poco mayoritariamente cristianos, se están produciendo con la conversión de estas sociedades en multirraciales y multiconfesionales; o el incremento del “analfabetismo religioso” de algunos legisladores occidentales y de algunos medios de comunicación internacionales que obstaculizan sistemáticamente el diálogo productivo y las soluciones eficaces a los problemas religiosos.

El informe completo, de 572 páginas, es un repaso extenso, país por país, caso por caso, de los avatares, venturas y desventuras de la libertad religiosa en todos y cada uno de los 196 países analizados. Y es conveniente, al menos, repasar sus principales conclusiones para recordar, tal como lo ha hecho recientemente el Papa Francisco, que el martirio es una cuestión cotidiana en nuestro mundo, y cómo de ese dolor y de ese hastío brota finalmente la esperanza, la esperanza de la fe y la esperanza de la oración por nuestros hermanos perseguidos, asesinados o secuestrados. Una esperanza que el propio informe cifra en “la urgente necesidad de que todos los líderes religiosos proclamen alto y claro su oposición a la violencia por motivos religiosos y de que reafirmen su apoyo a la tolerancia religiosa”.

>Comentar

* campos obligatorios
2Comentarios
Iñaki de la Torre Carajo
|
Las cifras son muy importantes
No he leido el informe pero no sé si existen cifras sobre las consecuencias de la violencia religiosa...Lo digo por que en España existe una contabilidad oficial de la violencia de género que es muy productiva, desde el punto de vista del marketing social, y sin embargo no hay contabilidad para estas víctimas. Alguien dijo una vez "lo que no se puede contar no existe" y aplicando esta máxima, la violencia interesa sólo en función del número de víctimas contabilizadas. Para que exista una verdadera conciencia de este horroroso magnicidio, resulta esencial la existencia de una contabilidad oficial, que cada día nos dé cifras en el telediario. Esto también es labor de la Iglesia, además de rezar por los difuntos.
José Manuel de Torres
|
Casi 600 páginas de cifras
http://informe2014.ayudaalaiglesianecesitada.org/

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP