Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
6 DICIEMBRE 2016
Búsqueda en los contenidos de la web

Prodigios de habilidad

Mª Teresa Compte Grau | 3 comentarios valoración: 3  45 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 3  45 votos

En torno a 1.806.000 catalanes han dicho sí a la doble pregunta formulada ayer en las urnas dispuestas a lo largo y ancho de la geografía catalana. Un 80% de los 2.236.806 de los que acudieron a votar quieren que Catalunya sea un Estado y un Estado independiente. Se trata de la confirmación rotunda, pero no necesariamente definitiva, de un divorcio que lleva decenios gestándose. El 9N no es más que el acto de visibilización de un anhelo convertido en demanda política.

El secretario general de CDC se preguntaba ayer en tono irónico cómo era posible que un pueblo que en 1978 votó mayoritariamente Sí en el referéndum constitucional, diera la espalda a esa misma Constitución treinta y seis años después. La respuesta, con la salvedad de que estamos hablando de aproximadamente la mitad de los catalanes con derecho al voto, y no de todos los catalanes, es clara. Las naciones se construyen desde el poder político. Esto, que se usa en muchas ocasiones como arma arrojadiza contra los sucesivos Gobiernos de la Generalitat, no es un simple ejercicio periodístico, sino una constatación histórica. La gestación del 9N confirma esta ley del nacionalismo. Toda la maquinaria institucional que se sostiene sobre el deber de los gobernantes de proteger y garantizar los derechos de los gobernados se ha puesto al servicio de la causa independentista. La Generalitat desconoce la neutralidad política. Y no solo no se arrepiente, sino que presume de privilegiar a una parte de los catalanes convirtiéndolos en la niña de sus ojos. Y mientras eso sucede las élites catalanas, las que ostentan poder político, cultural, religioso y económico guardan silencio. No se sabe muy bien con qué finalidad, pero lo cierto es que callan esperando a la que la tormenta amaine sin que se altere en lo más mínimo la estructura social de una sociedad dominada por el espíritu burgués.

“Qui dia passa, any empeny”, decimos los catalanes. Lo que significa que quien pasa un día, empuja un año. Hay momentos, sin embargo, en los que esta prudencia, propia de sociedades agrarias, no sirve de nada en sociedades postindustriales. No sé cuánto hay de reversible en la situación presente, pero lo que está claro es que necesitamos las manos de un orfebre y no las de un cirujano de hierro. Confieso que como catalana e hija de catalanes me duele esta Catalunya, pero me duele también esa España tan herida en su orgullo que es incapaz de aceptar, en un momento en el que necesitamos prodigios de habilidad, que es deber del Gobierno de España defender y garantizar los derechos de esa parte de catalanes que hemos sido reducidos a minoría, no necesariamente numérica, dentro de nuestra propia tierra.

>Comentar

* campos obligatorios
3Comentarios
Giorgio Chevallard
|
Maniqueismo
Contesto solo a este artículo, porque los otros tres de hoy de PAGINAS son infumables. Desde Madrid no se quiere entender a Catalunya y se insiste en un maniqueísmo que ya no es inocente.
Loas que critican el catalanismo - y el independentismo - se obstinan a pasar bajo silencio el centralismo de Madrid: económico, político, cultual, mediático. Pero repetir mentiras - como ha hecho Paginas diciendo que Catalunya ya tiene total  autonomía fiscal - mientras el gobierno no hace más que reducir las inversiones en Catalunya y no ha respetado NUNCA ni siquiera las partes del Estatut que habían aprobado las Cortes Españolas (garantizar un mínimo de inversiones estatales en Catalunya: pero se invierte en Catalunya per capita MENOS que en Andalucía o Extremadura, por poner un ejemplo: esto no es solidaridad, es aprovechamiento.
Os podéis quedar esta España que solo saber promover la capital y su centralismo, con todos los AVE's que salen de Madrid, donde tenéis también (faltaría más...) hasta el centro nacional de control marítimo de la inmigración... La mayoría en Catalunya no quiere romper con España (aún) pero la política del gobierno sigue siendo tan estúpida, egoísta y mentirosa, cada vez habrá más. Tanto  Aznar como Rajoy son auténticos fabricantes de independentistas. Y cuanto mas mentís y os obstináis a no reconocer la parte de razón que tiene Catalunya, tanto más generáis independentismo.
El problema es que no amáis de verdad la posible unidad de España, amáis más vuestro privilegios de capital. Así no nunca será posible encontrar una entente, si Madrid 'no baja del burro' de su egoísmo provinciano y centralista.
Y lo más triste es ver realidades católicas - o que se definen así - difundir el odio y favorecer el desentendimiento, como hace tristemente 13 TV (y me escandaliza..), parece una TV de un partido, y este partido NO ES la Iglesia.
Elena
|
Prodigios de habilidad
Si en Cataluña, con más de 6.000.000 de censados solo 1.800.000! quieren independencia, apenas un 30%, está claro que el 70% de Cataluña NO QUIEREN independencia o no les interesa este tema sino otros. ¿Por qué darle tantas vueltas a la tortilla cuando los resultados hablan por si solos? Cataluña NO QUIERE independencia.
ANTONIO IZQUIERDO
|
Prodigios
Plenamente de acuerdo con María Teresa Compte. La Generalitat y su Presidente (Representa al Estado en Cataluña) son instituciones cuya legitimidad les viene de la Constitución del 78 que se han dedicado, en un ejercicio irresponsable y desleal, a socavar aquellos vínculos culturales, sociales, pol'ticos, históricos, etc de pertenencia a la Nación Común, mediante una estrategia política y de comunicación insistente y continuada construída sobre falsos mitos de manera tan audaz y eficaz que han logrado que buena parte de la sociedad catalana se llegue a creer que existen graves injusticias que avalan moral y políticamente la ruptura. Ahora habría que empezar a realizar la otra pedagogía, absolutamente ausente, pues quienes tenían la responsabilidad de defenderla simplemente no han comparecido.

<< volver

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>DESCARGA NUESTRA APP