Diario de información sobre la actualidad política, social, económica y eclesial
2 DICIEMBRE 2016

Berlusconi intenta recomponer la derecha italiana

| 0 comentarios valoración: 5  186 votos
Vota 1 2 3 4 5
Resultado 5  186 votos

Y no va a resultar nada fácil, ya que en esos siete años transcurridos han pasado demasiado cosas como para que Berlusconi no puede resentirse de ello. En primer lugar, ha pasado de ser un hombre de poco más de setenta años a prácticamente un octogenario, con lo que, para un hombre que vive en parte de su imagen (ampliamente difundida en sus televisiones), ahora ya difícilmente podrá dar imagen de frescura y renovación. Y menos aún cuando sus dos principales rivales políticos (Matteo Renzi por el Partido Democrático y Matteo Salvini por la Liga Norte) son casi cuarenta años más jóvenes con él. Con razón decía Renzi que a Berlusconi no había que eliminarle de la vida pública, sino, sencillamente, jubilarle.

Por otra parte, su partido ya no es el que era. Ni tiene ya como aliados a la Liga Norte (que con Salvini ha cambiado radicallmente su discurso frente al que tenía Umberto Bossi, socio de tantos años de gobierno de Berlusconi) ni a la Alianza Nacional (con un Gianfranco Fini temporalmente retirado de la política aunque ya ha avisado de su intención de volver a esta). Para colmo, a finales de 2013 su partido sufrió una brutal escisión con la marcha de su delfín, Angelino Alfano, quien, tras fundar su propio partido (el Nuovo Centrodestra) se llevó con él a un importante número de diputados y senadores (más de cincuenta entre ambas cámaras). Y eso que Alfano no es realmente rival para Berlusconi, porque, a pesar de ser también mucho más joven, en las elecciones europeas de mayo de 2014 solo logró poco más del 4% de los votos. Por eso no resultaría de extrañar que en algún momento Alfano recompusiera relaciones con Berlusconi, aunque de momento solo se centran en insultarse públicamente.

Además, Matteo Renzi, un político que ha demostrado ser extraordinariamente habilidoso (como pudo comprobarse con la elección de Sergio Mattarella para la presidencia de la República), le ha quitado el discurso político. Al bajar impuestos y recortar el gasto público, que es lo que le gusta a la derecha italiana, Berlusconi difícilmente puede criticarle. Y en política internacional tampoco puede decirle nada, ya que Renzi, al igual que él, mantiene buenas relaciones con las instituciones europeas al tiempo que sigue trabajando la colaboración con Vladimir Putin, Presidente ruso, quien ya se distinguió por su amistad con Berlusconi.

Pero el exPrimer Ministro italiano necesita seguir influyendo en política, sea como sea. Como siempre sucedió desde el inicio de su andadura política, teniendo siempre un doble objetivo: por un lado, favorecer a sus empresas; por otro, y todavía más importarse, parapetarse tras las instituciones de la acción de la Justicia italiana (esas "togas rosas" (término suyo) a las que tanto odia). Por eso no cede el mando del partido a nadie, por más que Raffaelle Fitto lo intente una y otra vez. En realidad, el partido de Berlusconi, como otras formaciones políticas italianas, está plagada de mediocres que en la mayoría de los casos son antiguos empleados de sus empresas (presentadores, bailarinas, etc.). Sin embargo, la realidad es que Berlusconi ya no tiene edad para encabezar ningún cartel electoral, sino para presidir la República italiana, lo que jamás sucederá en alguien que tanto divide a la sociedad italiana. Pero también es cierto que ha demostrado que es capaz de reinventarse mil y una veces, y que, aunque le han dado por muerto en muchas ocasiones, ha seguido mandando en la política italiana de una u otra manera: la última vez, apoyando a Renzi en su acción de Gobierno (febrero de 2014-enero de 2015). Veremos si ahora Berlusconi es capaz de volver a ser el que era o definitivamente su ocaso resulta total e inevitable.

>Comentar

* campos obligatorios
0Comentarios

<< volver

sobre este blog
El observador español
Pablo Martín de Santa Olalla Saludes es Doctor en Historia Contemporánea por la Universidad Autónoma de Madrid. Especialista en Historia de la España actual, ha publicado varios libros sobre el tema de la Iglesia durante el franquismo y la Transición. Sus investigaciones le llevaron a realizar numerosas estancias de investigación en Italia, donde comenzó a interesarse por la realidad italiana. Su último libro es 'El laberinto italiano. Del fenómeno Berlusconi a la crisis actual, 1994-2014'
Búsqueda en los contenidos de la web

La imagen del día

>SÍGUENOS EN

Julián Carrón sobre los desafíos de Europa

Marcados con la N de nazareno

Persecución en Kaduna

Arte y pintura en Páginas Digital

El caballero de la mano en el pecho

David vencedor de Goliat de Caravaggio

Ministerio de educación y cultura

>Boletín electrónico

Recibe los titulares de PÁGINASDIGITAL.es en tu correo electrónico
Darse alta y baja en el boletín electrónico

 

Darme de baja

>Últimos comentarios

misma cancion - italia y espana la misma mierda con distinto nombre/desde milan despeus de 5 anos en vitoria gasteiz - Por giancarlo mandelli
Il senno di poi è una scienza esatta - In Italia si dice che "il senno di poi" è una scienza esatta. Ma tu, caro Pablo, sai che io lo avevo detto più di un anno fa: il cavallo vincente delle "prime" primarie era Renzi, e se Matteo avesse vinto (come io ho sperato, sostenendolo), oggi l'Italia avrebbe un governo stabile. Speriamo che riesca a tirarci fuori dai guai, anche se oggi la situazione è molto più complessa. Io spero molto che Francia e Spagna facciano muro per fare in modo che Bruxelles, pure nel rispetto dei "parametri", sia meno inflessibile. Quindi, caro Pablo, dateci e datevi una mano! - Por Francesco Triglia
provincias y primarias - Dos pequeños apuntes: 1) en Italia no se van a eliminar las regiones si no las provincias (de hecho no se podría crear una "Camara de las Regiones" si se van a eliminar) 2) Creo que falta un análisis sobre el tema de las primarias en PD que en mi opinión es indirectamente una de las claves del éxito de Renzi. - Por Matteo Villa

>DESCARGA NUESTRA APP